La portabilidad en 24 horas, en la práctica, no se cumple

23 diciembre 2013

Llevamos ya un año y medio con eso que denominan la portabilidad en 24 horas, y ya hemos tenido el tiempo suficiente para comprobar que, en realidad, la portabilidad en 24 horas no se cumple ni en el mejor de los casos. Conocer a alguien que haya realizado la portabilidad en tan solo un día ya se ha convertido incluso en un privilegio.

Los foros están llenos de usuarios que critican a las operadoras por sus prácticas a la hora de realizar las portabilidades. En el mes de junio del pasado año 2012 entró en vigor la nueva normativa que obligaba a las operadoras a realizar la portabilidad en 24 horas. Pero las historias de usuarios que se han visto envueltos en verdaderas odiseas plagan la red. No obstante, hemos querido constatar por nosotros mismos lo que supone realizar una portabilidad para comprobar los plazos. Un total de cinco líneas portadas a una operadora que da incluso red 4G en nuestro país nos ha servido para aprender cómo funcionan actualmente. Los resultados son totalmente dispares.

Lo que dice la teoría

En primer lugar, nos remontaremos a lo que dice la CMT que debería ser una portabilidad en 24 horas, porque en realidad hay algunos matices a tener en cuenta. Hay dos variantes, que dependen de la hora en la que se realiza el cambio de operador, existiendo dos ámbitos: por la mañana y por la tarde. Si comenzamos a realizar el proceso por la mañana, y se confirma que queremos portarnos, firmando el contrato con la operadora en el plazo del día que transcurre entre las 8:00 y las 14:00, la operadora con la que teníamos el contrato antiguo tendrá toda esa tarde -de 14:00 a 20:00- para realizar contraofertas o rechazar la portabilidad por datos incorrectos. Al día siguiente, nosotros todavía tendremos toda la mañana para cancelar la portabilidad, de 8:00 a 14:00, pues a partir de esta hora ya no se podrá realizar, llevándose a cabo por la tarde la lectura del fichero de movimientos no cancelables. Esa madrugada, de 2:00 a 6:00 se realiza la portabilidad, y en algún momento de ese plazo pasamos a ser de la otra compañía.

Si comenzamos la portabilidad por la tarde los procesos se resumen. Mientras que en un caso la operadora de la que provenimos tiene que confirmar a la otra operadora la portabilidad, rechazarla por error en los datos, o realizar una contraoferta al cliente, al realizarla la solicitud por la tarde, este proceso tiene que llevarse a cabo a la mañana siguiente. Lo que se reduce en este caso es el tiempo que tenemos para cancelar la portabilidad, pues solo tenemos 24 horas, en lugar de las 36 horas que teníamos antes. De igual manera, a partir del mediodía del día siguiente al que hemos solicitado la portabilidad, ya no podemos cancelarla, y a partir de la madrugada, se producirá el cambio de operadora.

Dicho de otra manera, tanto si hacemos la portabilidad por la tarde como por la mañana, suponiendo que comenzáramos a realizarla el día 10 de enero, el 12 de enero, tomando el desayuno, ya seríamos de la nueva operadora. O sea, que incluso en la teoría la portabilidad en 24 horas no existe. Pero eso no es lo que nos atañe.

Temas Relacionados
Loading...