La respuesta a los Chromebooks

Portátiles con Windows 10 por 170 euros

11 junio 2015

Los Chromebooks están haciéndose un hueco en el mercado, aunque desde nuestras tierras pueda parecer que no están triunfando tanto. Dentro de los portátiles económicos, los Chromebooks están ganando a todos sus rivales, y es por eso que Microsoft se ha movilizado para que este verano lleguen los primeros portátiles con Windows 10 con un precio de tan solo 170 euros.

Win10_colours

Una gran rebaja

Si nos vamos 10 años atrás, no era raro que la compra de un portátil para trabajar o estudiar supusiera tener que gastar entre 400 y 600 euros. Si queríamos jugar a videojuegos a un nivel aceptable, o utilizar programas de edición gráfica, teníamos que subir un poco más. Hoy en día todo ha cambiado. Los usuarios que utilizan el portátil para trabajar o estudiar no necesitan más que procesadores de texto, navegadores de Internet y poco más, y eso se consigue con muy poco dinero. Google lo ha demostrado con los Chromebooks, ordenadores de menos de 200 euros que ofrecen una buena cantidad de herramientas por poco dinero. Microsoft ha tenido que dirigirse a los fabricantes por la ruta de la rebaja en el precio de los portátiles, y hoy en día ya no es que hablemos de 300 euros, es que si quieren competir con los Chromebooks y no seguir perdiendo más mercado, deben rebajar el precio todavía más, y eso es lo que han hecho. Ya hablamos de 170 euros.

Un portátil propiamente dicho

Además, no hablamos de eso que hace unos años llamábamos netbooks, de pequeño tamaño, sino que hablamos de portátiles de verdad. Concretamente, este ordenador de 170 euros del que hablamos será fabricado por Acer, y contará con una pantalla de 11,6 pulgadas. Pero si esto os parece demasiado pequeño para hablar de un portátil que utilizaremos todos los días con relativa frecuencia, entonces no hay problema, pues se espera que llegue también otro con pantalla de 14 pulgadas por un precio de 200 euros. Y más tarde aterrizaría también un portátil convertible (tablet con dock y teclado) por 250 euros. Probablemente este último será uno de los portátiles de Lenovo.

De otra categoría

Aunque no hay duda de que son ordenadores portátiles, y no son tablets con alguna función extra, debido a su tamaño, lo cierto es que hoy en día un ordenador ya no tiene por qué ser tan potente como antes, ni ofrecernos las mismas opciones. Estamos hablando de que estos equipos cuentan con procesadores de menor nivel, con memorias RAM más propias de dispositivos móviles y, sobre todo, con unidades de memoria interna mucho más reducidas. También cuentan con tarjetas gráficas de un nivel inferior. Al final, dispositivos que no nos ofrecen todas las opciones de un ordenador convencional. No obstante, son buenas opciones para todos aquellos usuarios que busquen un procesador de texto, un navegador de Internet, la posibilidad de comunicarse con familiares y amigos con aplicaciones como Skype, y poder trabajar con un teclado, un ratón, la interfaz de ventanas, y en general con un sistema operativo que conocen muy bien, como es Windows, en este caso su última versión, Windows 10.

El mayor riesgo que entrañan estos ordenadores tiene que ver con que los usuarios puedan abrir los ojos y darse cuenta de que, en realidad, no necesitan todos los componentes que tienen los ordenadores de gama media o gama alta. Si esto se produce, la industria se verá abocada a tener que buscar otras fuentes de ingresos. Ordenadores con componentes más económicos suponen menos gasto. El futuro está en la Nube. Permitirá a usuarios con estos ordenadores disfrutar de software ejecutado a distancia en equipos más potentes. Y a la vez, tendrán que pagar por dicho software. De alguna manera, se sustituye el gasto en el equipo, por el gasto en software en la Nube. Ese es el camino al que se dirige la industria de la informática.

Loading...
'); doc.close(); });