¿Es posible satisfacer a todos?

Apenas queda para la comercialización del nuevo sistema operativo de Microsoft, que se ha puesto las pilas para adecuarse a una realidad de mercado de la que ha estado desligada demasiado tiempo

Susana Herrero Rosa

Windows 8

22 marzo 2013

Apenas quedan unos días para la comercialización del nuevo sistema operativo de Microsoft, un Windows que se ha puesto las pilas lo más rápido que ha podido para adecuarse a una realidad de mercado de la que ha estado desligada demasiado tiempo.

Caricatura-Susana

Nuestro equipo de técnicos lo ha estado probando desde que se liberó la primera Consumer Preview allá por febrero... y tenemos opiniones para todos los gustos. A unos les encanta, creen que Microsoft ha dado en la diana con este producto que podrá devolverle, si no a su vieja posición de liderazgo (son tiempos pasados que ya nunca volverán), sí a primera línea de batalla junto con los encumbrados Apple y Google. Otros valoran el esfuerzo de la firma de Redmond y reconocen el cambio; pero, no ven nada claro cómo se ha resuelto el producto para los ordenadores tradicionales con pantallas no táctiles.

En mi humilde opinión, Microsoft sí ha sabido entender que el usuario desea manejar los mismos contenidos y aplicaciones desde distintas pantallas y ha diseñado un sistema que aspira a estar en misa y repicando. Por un lado, mantiene un Escritorio clásico (algo recortado y modificado) para no disgustar a los más conservadores; por otro, estrena la interfaz gráfica Metro para conquistar a los amantes de lo táctil. Esto es, hay sistema operativo para PCs de sobremesa, ordenadores portátiles, tabletas, ultraportátiles... Y como ya he dicho muchas veces, de él se espera que sea el acicate del sector informático, que no levanta cabeza ni siquiera después del empujón de Intel con sus Ultrabooks, cuyas ventas no alcanzan ni de lejos la estimación del gigante de los microprocesadores.

Al mismo tiempo, si Windows 8 quiere pelear en tabletas, tendrá que trabajar, y mucho, en construir una tienda de aplicaciones solvente, pues es el ecosistema de apps y servicios lo que va a determinar quién se lleva el pato al agua; más ahora que Amazon está pisando más que fuerte, Google continúa su expansión y Apple no se va a dejar arrinconar. Por nuestra parte, pondremos nuestro granito de arena para mejorar vuestra experiencia.

Loading...
'); doc.close(); });