Se prevé un récord de ventas on-line en el Cyber Monday

Tras el Viernes Negro (Black Friday), en el que se realizan las primeras compras de Navidad a precios jugosos, llega el día en que se realizan más transacciones comerciales minoristas on-line

Las compras, a golpe de clic

28 noviembre 2011

El pasado viernes, los consumidores en Estados Unidos gastaron unos 8.570 millones de euros en compras. Es parte del ritual del conocido como Viernes Negro, en el que, tras el día de Acción de Gracias, los comercios realizan jugosos descuentos para las compras de Navidad. Un 6,6% de compras más que un año antes, se registraron el pasado viernes. Para este lunes, conocido como Cyber Monday, se espera que la tendencia siga en cuanto a las compras on-line.

De hecho, las compras a través de la Red ya se han disparado tanto en las víspera del día de Acción de Gracias (el jueves pasado) como durante el Viernes Negro, lo que sugiere que el Cyber Monday podría ser un día excepcional para minoristas, siempre que mantengan un delicado equilibrio en la combinación de descuentos, ofertas especiales y venta común.

La división de comercio electrónico de IBM afirma que las ventas en línea subieron nada menos que un 39,3% en Acción de Gracias y un 24,3% el Viernes Negro con respecto a hace un año. Las proyecciones indican que cerca de 122,9 millones de estadounidenses planean comprar en la Red en el Cyber Monday de este año, frente a los 106,9 millones que compraron en el mismo día en 2010, según pronostica Ellen Davis, vicepresidenta de NRF, que cita una encuesta realizada por BIGresearch.

El Cyber Monday es un día marcado en el calentario de los comercios minoristas de EEUU, sobre todo, pero también en Reino Unido, Alemania, resto de Europa (con menos intensidad) Canadá, e incluso Chile, aunque en este último caso con ciertos problemas. Se trata de una estrategia de márketing creada en 2005 cereada por Shop.org, quien en una nota de prensa aseguraba entonces que era uno de los principales días de compras del año. El término acabó convirtiéndose en una tradición.

Entonces se pudo constatar cómo se incrementaban las compras debido sobre todo a la vuelta al trabajo de millones de personas tras el puente de Acción de Gracias, y estos trabajadores de oficina se aprovechaban de la banda ancha de sus puestos laborales para seguir comprando.

Esta estrategia de de márketing enseguida saltó fronteras y se preve que los consumidores europeos gastarán una media de 350.000 euros por minuto entre las 13 y 14 horas, la hora de la comida en Europa.

Temas Relacionados
Loading...