PriceMinister: Llega la compraventa garantizada

Se trata de PriceMinister, un portal de Internet creado en agosto del año 2000, y especializado en la compra-venta garantizada a precio fijo y rebajado de objetos nuevos y de segunda mano entre particulares y profesionales

PriceMinister: Llega la compraventa garantizada

5 febrero 2008

PriceMinister fue creado por iniciativa de Pierre Kosciusko-Morizet, un joven emprendedor francés que con 23 años ya había hecho otros pinitos en la Red. Al darse cuenta de que ninguna web en Europa proponía semejante servicio, deja su trabajo bien remunerado en Capital One (noveno mayor banco de EEUU) y embarca en el proyecto a un antiguo compañero del HEC (Escuela Superior de Estudios Comerciales), Olivier Mathiot, se trae de EEUU a otro amigo de Capital One, Pierre Krings, y echa los tejos a Justin Ziegler, desarrollador del primer sistema galo de pago seguro en Internet.
El proyecto reunió pronto la financiación necesaria, alcanzando la rentabilidad a finales de 2002. Desde un principio, tanto la tecnología de la plataforma como los servidores en los que está alojado son propios. De igual manera, del primer chiringuito en el piso de uno de ellos, ahora han pasado a disfrutar de unas oficinas de 2.200 m2 en el boulevard de La Villette, en pleno distrito X parisino y dan empleo a más de 140 personas.
«Nos pusimos en busca de inversores justo cuando la burbuja de Internet acababa de estallar. No intentamos seducir a ningún “business angel” ni a fondos de inversión tradicionales, escaldados por el espejismo de Internet, sino que nos dirigimos directamente a presidentes de empresas, a título personal, para proponerles invertir en nuestra compañía. Planteábamos el proyecto como una nueva forma de distribución que sólo podía existir gracias a Internet, única herramienta capaz de llegar a todos los hombres y mujeres del país», recuerda Pierre Kosciusko-Morizet. «Esta argumentación supo seducir a numerosas personalidades del mundo económico: Jean-René Fourtou (Vivendi Universal), Bertrand Eveno (ex AFP), Jean Lévy (ex LOreal), etc. Se realizaron las tres primeras rondas que reunieron una suma total de 3 millones de euros. Luego vinieron los fondos de inversión: en una cuarta ronda en la que se reunieron 7 millones de euros en febrero de 2005, el Consejo de Administración dio la bienvenida a Jean-David Chamboredon (representante de 3i y responsable de la actividad Capital-Riesgo de 3i en Francia a través del grupo financiero internacional Quilvest), Nicolas Dufourcq (antiguo director general de Wanadoo y actual director financiero del Grupo Capgemini), y Eric Archambeau (emprendedor e inversor de la Sillicon Valley)».
Con todo ello, en 2006 se instalaba en el tercer puesto en el ranking de portales de comercio electrónico en lengua francesa, con 38 millones de visitas mensuales, 7 millones de usuarios dados de alta y 77 millones de productos en circulación. El 30% de la oferta en PriceMinister suelen ser productos nuevos destocados (procedentes de empresas colaboradoras que ven así una oportunidad de darles salida), siendo el 70% restante productos de segunda mano y de coleccionista puesto por particulares.
Inicialmente la oferta se reducía solo a bienes culturales y de ocio (libros, música, películas, videojuegos), pero en estos seis años de vida PriceMinister se ha convertido en multiespecialista facilitando la compraventa de todo tipo de productos, desde telefonía, informática, foto y video digital, productos de imagen y sonido o electrodomésticos, hasta puericultura, moda, decoración para la casa y el jardín, coches, vino y gastronomía o artículos deportivos. Próximamente, PriceMinister anuncia su incursión en nuevas categorías como los viajes y los bienes inmobiliarios.
En noviembre de 2006 ya se sentían preparados para su expansión europea, decidiendo que fuese España el primer país donde comenzar a operar. Tras una breve fase beta, en abril de 2007 comienza a ser operativa la web firmándose los primeros acuerdos con empresas como Correos, DVDenRed, Kelkoo, Ciao o Ieurop.
Actualmente, el sitio www.priceminister.es ya recibe 800.000 usuarios únicos al mes y hay unos 15 millones de productos a disposición. Aunque las operaciones se llevan directamente desde París, quince personas se encargan en exclusiva de dar soporte a priceminister.es (repartidas en cinco departamentos, cuatro personas en el servicio comercial, cinco en el servicio post-venta, cinco en el equipo técnico y un jefe de proyecto y marketing).
En coincidencia con esta etapa expansiva, están las compras de otros sitios web franceses. En febrero de 2007 adquirían Mixad/3-2-1-Auto, entre los tres primeros portales dedicados al motor en Francia, incluidos anuncios clasificados. También recientemente han comprado AvendreAlouer, de anuncios para el mercado inmobiliario, y Planetanoo y Voyager Moins Cher para la comunidad de viajeros, que preparará la incursion en estos mercados. Meetic, La Redoutte o Au Fémenin son colaboradores habituales de PriceMinister. De aquí a 2010, el grupo espera efectuar las 2/3 partes de su volumen de negocio fuera de Francia.
Como si se tratara de un notario, PriceMinister actúa como la figura de un tercero de confianza entre ambas partes, la compradora y la vendedora, facilitando al primero el reembolso si no queda satisfecho, y al segundo la garantía de pago una vez entregada la mercancía.

 

«Reasignando así todos los papeles en el circuito de distribución, PriceMinister ha creado y desarrollado una nueva forma de hacer comercio, de fácil manejo, más eficiente, más solidaria y más segura. PriceMinister va más allá de la distribución que, como su nombre indica se dedica exclusivamente a distribuir para proponer un nuevo sistema de “redistribución” dinámico y continuo», afirma Pierre Kosciusko-Morizet, su fundador.
El aliciente de la compra en PriceMinister reside en que todos los productos a la venta están a precios muy inferiores a los de los productos nuevos en tienda, con una media de 50% de descuento, y a veces de hasta el 80%. «Cuanto más se amplia la oferta de productos, más bajan los precios: es el círculo virtuoso de PriceMinister», asevera Nydia Yallico. «Cuanto mayor es la oferta en PriceMinister, más atrae el portal a los compradores… más bajan los precios… más rápido venden los vendedores y con mayor satisfacción… más vendedores se apuntan… ¡y más crece la oferta!»
En un principio la proporción entre nuevos y usados, era de 90 a 10 a favor de los nuevos, aunque fuesen descatalogados, pero es un dato que la cifra tiende a igualarse cuanto más maduro se encuentra el sistema. Actualmente la proporción es de 70 a 30 en España, mientras que en Francia están casi a la par. «El no ser un sitio de subastas ayuda a que haya una gran rotación y que el ciclo de venta sea muy rápido. Hay productos que apenas están 48 horas en el sistema. El valor medio por transacción es de 35 euros», apunta Nydia Yallico.
El sistema es totalmente gratuito para las partes, pudiéndose insertar tantos anuncios como se desee sin límite de cantidad o tiempo. El vendedor debe darse de alta y rellenar la ficha de su producto en venta, suponiendo que aún no esté creada, pues una de las bondades de PriceMinister es que aloja una ingente cantidad de los precios que se aplican en el comercio minorista y las características de productos a través del código de barras constantemente actualizados en sus bases de datos.
De esta manera, cuando un comprador busca determinado producto, puede aparecerle distintos vendedores, siendo él mismo el que se pone en contacto directamente con ellos (por cuestión de precio, de cercanía, de confianza…) vía e-mail. Establecido este protocolo, el comprador hace el pedido y paga a PriceMinister. El vendedor tiene un plazo de 48 horas para enviar el artículo por correo ordinario o certificado (o incluso por mensajero, según la preferencia del comprador). Una vez confirmada la recepción del artículo (en buen estado, para lo cual puede puntuar y valorar al vendedor de 1 a 5 en cuanto a rapidez, diligencia, embalaje…), PriceMinister envía el dinero al vendedor, restándoles una comisión que oscila entre el uno y el quince por ciento de la venta, y añade el reembolso preestablecido de los gastos de envío. Sólo se cobra si se lleva a cabo la venta, o se devuelve el dinero si ésta falla.
1.- Cómo comprar. Clasificados por categorías, los productos disponen de una ficha en donde se describen sus principales características a la que pueden añadir una fotografía. Un motor de búsqueda facilita la navegación y presenta una lista de productos disponibles clasificados por precio, del más barato al más caro. También se pueden aplicar otros filtros como artículos nuevos o de segunda mano, estado del producto o nota del vendedor.
Al elegir un producto, aparece una lista de vendedores para que el usuario pueda seleccionar la oferta más interesante. Cada anuncio facilita el pseudónimo del vendedor, las condiciones de entrega del pedido y el porcentaje de ahorro comparado con la compra del mismo producto en tienda. El comprador va añadiendo productos a la canasta de la compra, elige el método de entrega y realiza el pago a PriceMinister en plataforma segura.
Si no está suscrito al portal, PriceMinister le invita a hacerlo a través de un formulario sencillo y rápido, que incluye nombre, apellidos, pseudónimo, dirección, e-mail y la opción de suscribirse a su newsletter.
Al realizarse una compra, el vendedor es avisado de la venta de su artículo y es quien se encarga de enviar el producto según el método acordado en el anuncio. Al recibir el pedido, el comprador confirma la recepción a PriceMinister, quién paga sólo entonces al vendedor, y valora al comerciante anotando la calidad de la transacción desde 1 (nada satisfecho) hasta 5 (muy satisfecho), en función de la rapidez de ejecución, del embalaje y de la objetividad del descriptivo acerca de la calidad del producto.
2.- Cómo vender. La página de inicio del portal incluye una pestaña especialmente dedicada a los vendedores. Ahí hay que identificarse o abrir una cuenta, antes de seleccionar una categoría de producto y crear una ficha acerca del producto en venta, completando un formulario con un descriptivo del producto y una fotografía. Éste incluye el método de entrega elegido, cuyo coste será reembolsado al vendedor por PriceMinister, y sus datos bancarios.
Para productos genéricos, tales como un libro o un CD, se puede utilizar la herramienta del código de barras. Ésta permite identificar directamente el producto y seleccionar la ficha preestablecida en la base de datos de PriceMinister. Para otros (especialmente ropa o piezas de coleccionismo), será el propio vendedor quien tenga que crear la ficha. Sólo queda entonces por facilitar la información acerca del estado del producto.
Los anuncios en www.priceminister.es son gratis e ilimitados en el tiempo. Al cerrar una venta, el vendedor dispone de dos días para enviar el pedido, cuya recepción por parte del comprador activa el pago al vendedor por parte de PriceMinister al precio acordado, menos los gastos de comisión que oscilan entre el 1 y 15%.
PriceMinister garantiza la seguridad del pago en línea, gracias a su cooperación con uno de los primeros bancos franceses (Société Générale) y a la utilización de una solución de pago ultra-segura.
Para ayudarte a vender más, aquí tienes algunos consejos propuestos por nuestros vendedores más activos:

 

1.- Poner un comentario a tu anuncio. No hace falta escribir una novela, sólo se trata de dar un toque personal a tus anuncios.
2.- Poner la foto del artículo. Ve a Mi inventario y envía las fotos escaneadas si es necesario.
3.- Alinearse en los precios. Ve a Mi inventario para ver si eres competitivo. En un clic, puedes alinearte en el precio, lo que te permitirá estar en el puesto más alto, ser más visible y por lo tanto vender más rápidamente.
4.- Poner regularmente artículos a la venta. Es sencillo y eficaz porque todas las entradas pasan a la sección «¡Recién llegados!» y renuevan tu visibilidad.
5.- No perder ventas cuando estás de vacaciones. En Mi cuenta, señala cuando te vas de vacaciones y suspende tus anuncios en un clic. Cuando vuelves es igual de sencillo: haz otro clic y todos tus artículos estarán de nuevo disponibles.

 

1.- Monedero. Como intermediario de confianza, PriceMinister propone igualmente un «Monedero»: para utilizarlo, basta con empezar a vender uno o varios productos en el portal. Los ingresos de las ventas, en vez de ser devueltos, se añaden directamente a su monedero y permiten luego volver a comprar nuevos productos en el portal. Es sencillo y rápido.
2.- Wishlist. Con el fin de favorecer la búsqueda rápida de la oferta y de la demanda, PriceMinister ha creado una «Lista de Deseos»: el comprador indica el nombre del producto que busca y es inmediatamente avisado por e-mail en cuanto el producto se pone a la venta en la web. Así, algunos productos sólo permanecen unos minutos en PriceMinister y circulan muy rápido.
3.- Padrinazgo. Si consigues traer a un amigo o «apadrinar» a otros usuario, consigues directamente siete euros en tu cuenta cada vez que realice una compra. Como se puede apadrinar hasta cien ahijados, se puede cosechar hasta 700 euros. Un ahijado «durmiente» deja de serlo a los doce meses, con lo que se le puede volver a apadrinar. De igual manera, se puede apadrinar comerciantes profesionales, entonces el cupón de descuento es de 150 euros.
4.- Operaciones especiales. En fechas señaladas como San Valentín, el Día del Padre y la Madre o Navidades, se pone una sección especial para deshacernos de esos regalos impresentables que a veces recibimos (un estudio propio señala que uno de cada tres no están contentos con su regalo).
5.- Avenida de las Rebajas. Es una categoría nueva que incluye precios especiales negociados por nuestros comerciales con las grandes cadenas distribuidoras y «hard-discounts» para hacerlos más competitivos.
6.- «Acaba de llegar». Es un apartado muy dinámico en plan blog que informa de lo último anunciado en la web.
El papel de intermediario de confianza se lo van ganando a pulso con distintas iniciativas y una trayectoria intachable al respecto. De hecho, el margen de incidencias actual es de sólo el 0,4% de las transacciones, y la mayoría por defectos de envío.
Una de las iniciativas más llamativa es su «cédula de lucha contra la falsificación» con la que PriceMinister se compromete a luchar contra la piratería de marcas, un negocio que superó según la Policía los 15 millones de euros en 2006 sólo en Europa y que se cree que afecta al 10% del comercio mundial.
«Si antes este delito contra la propiedad industrial e intelectual concernía a pequeños productos fácilmente imitables, como son los accesorios de moda, ahora se falsifica cualquier producto, desde juguetes o piezas de vehículos hasta medicamentos. Además, la falsificación no tiene fronteras y en este ámbito, un instrumento tan universal como Internet también se ve afectado por este fenómeno, ya que puede llegar a convertirse en una herramienta más para difundir el comercio ilícito por todo el planeta», comenta Nydia Yallico. «Si se trivializa un producto a través de la imitación puede ser que la marca llegue a desaparecer. Pero las primeras víctimas de este fraude son, ante todo, los consumidores, que resultan perjudicados al comprar productos de muy mala calidad y, a veces, incluso peligrosos. Precisamente, el principal motivo de disgusto entre los internautas en lo que respecta a la compra por Internet es que el producto adquirido no se corresponda con el solicitado, o que la calidad no sea la esperada, algo que le ha ocurrido al 38% de cibercompradores, según un estudio nuestro».
Con este motivo, en su papel de intermediario de confianza PriceMinister aplica una «garantía antifalsificación» consistente en asegurar que todas las transacciones se efectúen correctamente, protegiendo tanto al vendedor contra la competencia desleal de productos falsificados, como a los compradores, víctimas de dichas imitaciones.
«Para ello se toman medidas tales como recopilar la información de los responsables del servicio de atención al cliente, se tienen en cuenta las reclamaciones y comentarios de los usuarios con la intención de erradicar por completo la estafa y los comportamientos fraudulentos, se analizan los anuncios y las fichas de cada uno de los productos sospechosos y todo ello teniendo en cuenta tanto aspectos jurídicos como técnicos», afirma Nydia Yallico.
Así, desde un primer momento se establece un filtro entre los anuncios publicados, especialmente entre los productos más susceptibles de ser falsificados (por palabras clave, por sospechas sobre el vendedor, por alertas de precios anormalmente bajos, etc.), que a su vez es mejorado por indicadores adicionales como los que los propios usuarios pueden dejar reflejadas en las fichas de los productos.
«Cuando se compra un bolso de lujo por quince euros, se puede deducir que se trata de un bolso falso. En cambio, a veces ocurre que se paga un precio alto incluso casi el establecido por la propia marca- por una mercancía que resulta no ser la original. Si a pesar de nuestras medidas preventivas, un usuario recibe un producto falsificado, PriceMinister se hace cargo del reembolso integral e inmediato del producto fraudulento al comprador y persigue al vendedor (petición de justificantes de compra, supresión del anuncio, cancelación de su cuenta así como las posibles cuentas periféricas del mismo vendedor), aunque esto suponga la pérdida del beneficio de la comisión de venta, que oscila entre un 1 y un 15%. En cuanto al producto, que en un primer momento queda confiscado, PriceMinister lo destruye o lo entrega a la marca falsificada si hay un convenio de colaboración», asegura Nydia Yallico.

 

Todo este sistema transaccional exige una potente tecnología detrás para gestionar tal base de datos con millones de productos y precios constantemente actualizándose, «que siempre está en continuo movimiento y creciendo, y que marca nuestra diferencia respecto a otros sitios de compraventa», explica Charles Decaux, director de Desarrollo Internacional. «Para ello nos decantamos por la tecnología FAST, perteneciente a una pequeña compañía sueca que ha sido recientemente comprada por Microsoft por 1.000 millones de euros. Antes teníamos la de Oracle, pero el sistema de búsqueda se demoraba demasiado para la inmediatez que exige Internet, así que incorporamos un motor de búsqueda propio y que nos permite actualizarnos en tiempo real. De echo, ahora el tiempo de respuesta está en menos de 500 milisegundos, y si antes tardábamos 16 horas en actualizar los enormes ficheros, hoy sólo nos ocupa una hora».
Y es que las magnitudes en PriceMinister se disparan, si tenemos en cuenta que tienen una base de datos con 77 millones de referencias en línea, con más de la mitad incluyendo imágenes (que a poco que sean de 10 Kbytes cada una, son ya casi 400 Gbytes), o que la cifra de visitas en un día cualquiera puede llegar al millón y medio, pudiéndose dar la cantidad de 250.000 usuarios concurrentes a la vez. Y además, tener que gestionar cerca de 20.000 transacciones diarias.

«El CMS para publicar en la Web es propietario, está basado en Java y es OpenSource, se llama InfoGlue pero permite traducir y adaptar el sitio sin hacerlo de nuevo, lo que permite gestionar mejor nuestras webs internacionales», dice Charles Decaux.
En PriceMinister valoran mucho la experiencia del usuario, y están constantemente realizando test de usabilidad. Fruto de estos estudios está la última actualización de su página web española. «El antiguo diseño era un poco simple, tampoco conocíamos bien los hábitos del interanuta español. Especialmente, comprobamos que hacía falta explicar mejor donde estaba el contacto directo con nosotros, pues es fundamental para una relación de confianza, hicimos hincapié en las garantías de las transacciones, ofrecimos testimonios reales de usuarios y un apartado de preguntas más frecuentes», señala Charles Decaux. «Incluso hacer más visible que se puede vender además de comprar».
1.- Cero gestión de stocks. PriceMinister propone una oferta de productos ilimitada y disponible en cada momento para sus miembros, tanto particulares como empresas, pero sin stocks ya que son éstos quienes compran y venden sus propios bienes. Se evita la gestión de almacén y la rotura de stock en Navidades y fechas señaladas, y su oferta se amplía todos los días sin ningún coste adicional.
2.- Cero gestión de manipulados. La entrega representa un factor capital en la venta a distancia, sin embargo paradójicamente, PriceMinister no gestiona ninguna logística y se apoya en el sistema de transporte que constituye Correos. Son los propios vendedores quienes envían sus productos a los compradores a través de esta vía. PriceMinister no gestiona él mismo la entrega y manutención de los productos, lo que explica que no haya casi ningún coste variable derivado de esta actividad.