Primavera AMOLED

Los móviles se visten con pantallas más brillantes y que gestionan mejor el consumo gracias a esta tecnología que supone un paso adelante respecto al LCD/TFT. Samsung es pionero y a lo largo de la primavera traerán los primeros modelos al mercado español

Primavera AMOLED

21 mayo 2009

LA OPINIÓN DEL EXPERTO

AMOLED es el acrónimo de Active Matrix Organic Light Emitting Diode, o lo que es lo mismo, OLED de Matriz Activa, una evolución en el método de control de los píxeles de forma individual.

Las pantallas AMOLED están formadas por un conjunto de pixeles OLED integrados en transistores de película fina que crea una matriz. Los píxeles OLED emiten luz directamente ya que se activan de manera eléctrica estando controlados por interruptores que regulan el flujo de corriente que recibe cada uno de los píxeles diferenciando así cada pixel en función del brillo que produce.

De este modo, mientras una pantalla OLED tiene un único transistor que aporta energía a todos los diodos de la fila o de la columna en las pantallas AMOLED se dota de un transistor a cada diodo de forma individual, lo cual permite gestionar mucho mejor el consumo de energía ya que sólo se iluminan unos diodos específicos y no toda la fila/columna.

En los últimos años las tres grandes revoluciones en telefonía móvil han sido la conexión 3G; las posibilidades multimedia a través del aumento de la calidad fotográfica, y de grabación y reproducción de video; y la llegada de las pantallas táctiles.

Los colores más vivos

La pureza y la riqueza del color es superior ya que mientras los colores en LCD se consiguen aplicando una serie de filtros a una misma fuente de luz blanca, en las pantallas OLED, los diodos tienen capacidad de emitir un todo específico de cada uno de los colores básicos (RGB) por sí mismos. Gracias a esto, la amplitud de gama de colores es más resistente a cambios de temperatura o cambios de nivel en la escala de grises.

El mayor ángulo de visión

El ángulo de visión (en grados) determina el ángulo más allá del cual la imagen de la pantalla no se visualiza correctamente. Cuanto más elevado sea este valor, menor necesidad de permanecer frente a la pantalla para disfrutar de una buena visualización de imagen. Esto permite al espectador disfrutar de las imágenes desde cualquier punto tanto lateral como vertical, no sólo de frente. Los píxeles de OLED emiten luz directamente lo que proporciona un ángulo de visión cercano a 180º.

El tiempo de respuesta menor

Esta cifra indica el tiempo (medido, normalmente en milisegundos) necesario para que un píxel cambie desde que la señal se emite al monitor hasta que realmente cambia en la pantalla. Cuanto menor tiempo de respuesta tenga una pantalla, más aproximada será la información recibida por el usuario con lo que realmente ocurre en el ordenador y menor desfase temporal tendrá lo que observa el usuario con el programa que ejecuta evitando entre otros efectos distorsionadores como “ghosting” o “blurring”.

Esta especificación es útil especialmente para usuarios de videojuegos o para ver vídeos. El tiempo de respuesta de una pantalla para usuarios comunes no suelen ser superiores a 12 ms y suelen rondar los 8-10 ms. Para usuarios avanzados --jugadores de videojuegos, editores profesionales de vídeo-- los valores aconsejables entrarían en el rango de 2-4 ms. El tiempo de respuesta de la pantalla con tecnología AMOLED es de 0,01 ms frente a los más de 4 ms que se habían alcanzado con tecnologías anteriores.

Contraste más resaltado

Este término se refiere a la diferencia en intensidad lumínica entre el blanco más claro y el negro más oscuro que una pantalla puede producir. Si el valor de esta propiedad es demasiado bajo, los colores pueden desvanecerse cuando se añade luminosidad o desaparecer cuando se disminuye. Los píxeles de OLED emiten luz directamente lo que posibilita un ratio de contraste de 1.000.000:1, por el que la imagen más clara será un millón de veces más luminosa que la más oscura. Las pantallas LCD actuales tiene un rango que va de los 20.000:1 a los 80.000:1, lo que significa que las OLED se mueven en parámetros hasta 10 veces superiores.

Incluso a plena luz diurna

Los píxeles de OLED emiten luz directamente facilitando una mayor calidad de imagen cuando la pantalla está expuesta a la luz solar, llegando a soportar hasta 50.000 lux frente a los 30.000 lux que soportan las pantallas con tecnología LCD. La luz natural de un día normal oscila entre 32.000 lux y 100.000 lux.

Mayor optimización energética

Mientras que el LCD requiere retroalimentación, los píxeles de OLED se auto-iluminan ya que los diodos orgánicos tienen una composición física que les permite brillar por sí mismos al recibir un impulso eléctrico, mientras que en la tecnología LCD necesitan de una fuente de luz externa, lo que implica un mayor consumo. En números, de los 250 mW de los LCD pasamos a 32 mW en AMOLED.

Por otro lado la tecnología LCD no puede mostrar un verdadero “negro” y lo compone con luz consumiendo energía continuamente, a diferencia de OLED, cuyas pantallas muestran imágenes con menos potencia de luz aumentando considerablemente la vida útil de las baterías de los dispositivos.

Además, si en una pantalla OLED éste ya es bajo, en una pantalla AMOLED el consumo de potencia es aún menor, porque únicamente se estimula el píxel o el grupo de tres diodos que se necesita que brille para mostrar la imagen puntualmente, siendo ideal para aquellos dispositivos donde la batería es reducida así como dispositivos que cuentan con una pantalla de entre 2 y 4 pulgadas, de ahí que sean usadas principalmente en dispositivos móviles.

Puerta abierta a diseños más innovadores

Por una parte, las capas orgánicas de polímeros o moléculas de los OLED son más delgadas, luminosas y mucho más flexibles que las capas cristalinas de un LED o LCD. Si además tenemos en cuenta que en algunas tecnologías el sustrato de impresión de los OLED puede ser el plástico, el resultado es una mayor flexibilidad frente a la rigidez del cristal que da soporte a los LCD o pantallas de plasma.

La capacidad futura de poder escalar las pantallas a grandes dimensiones hasta ahora ya conseguidas por los LCD y, sobre todo, poder enrollar y doblar las pantallas en algunas de las tecnologías OLED que lo permiten, abre las puertas a todo un mundo de nuevas aplicaciones que están por llegar.

En general, los elementos orgánicos y los sustratos de plástico son mucho más económicos. También, los procesos de fabricación de OLED pueden utilizar conocidas tecnologías de impresión de tinta, hecho que disminuirá los costes de producción.

Por Celestino García, director de la división de Telecomunicaciones de Samsung España

Nota: El segundo de estos lanzamientos AMOLED llegó a finales del mes de abril con el Samsung Ultra Touch, un terminal de diseño con 8 megapíxeles y doble flash LED, que combina teclado táctil y teclado deslizante, con pantalla AMOLED de 2,8”. Un poco antes en marzo se lanzó al mercado español otro modelo con pantalla AMOLED, el Samsung BEAT DJ, dirigido a los amantes de la música, con un diseño inspirado en las míticas mesas de mezclas de doble pletina, tecnología Bang & Olufsen, y aplicaciones avanzadas para facilitar la búsqueda, adquisición y recomendación de canciones. Completando la oferta, en junio, llegará a España el OMNIA HD, primer terminal de Samsung basado en Symbian, completamente táctil, así como el primero en el mundo que graba y reproduce video en HD a 1280x720p. Además su pantalla AMOLED de 3,7”, será la más grande del mundo en el mercado de móviles.

Temas Relacionados
Loading...