Primera denuncia en España contra Google Street View

Se ha presentado la primera demanda en España contra Google por recoger y almacenar datos sobre redes WiFi abiertas a través de sus vehículos Street View. Ya se han presentado denuncias en diversos países por este motivo y las autoridades de múltiples naciones, incluida España, han iniciado investigaciones al respecto

Primera denuncia en España contra Google Street View

15 junio 2010

Se ha presentado la primera demanda en España contra Google por recoger y almacenar datos sobre redes WiFi abiertas a través de sus vehículos Street View. Ya se han presentado denuncias en diversos países por este motivo y las autoridades de múltiples naciones, incluida España, han iniciado investigaciones al respecto.

La primera denuncia española ha sido presentada por la Asociación para la Prevención y Estudio de Delitos, Abusos y Negligencias en Informática y comunicaciones Avanzadas (APEDANICA) en el Juzgado de Guardia de Madrid. Según la misma, Google violaría el artículo 197 del Código Penal, relativo a la interceptación de telecomunicaciones. Un delito que puede ser castigado con penas de prisión de entre uno y cuatro años.

Actualmente, la Agencia Española de Protección de Datos –así como las autoridades de otros países europeos y de Estados Unidos- investigan a Google por la captación de datos de redes WiFi mediante sus vehículos Street View, tras solicitar a la compañía información detallada al respecto.

En todo momento, Google ha manifestado su disposición a colaborar en las investigaciones y se ha defendido asegurando que la interceptación de redes WiFi ha sido involuntaria. No obstante, en opinión de Miguel Ángel Gallardo, presidente de APEDANICA, resulta más que cuestionable que se haya tratado de un error, dado que los coches incorporaban una tecnología específica para ello. De hecho, Google presentó hace un par de años en Estados Unidos una solicitud para patentarla.

El caso de las redes WiFi y Street View ha llevado ya a la prohibición del servicio en Austria y Alemania. Queda por ver cuáles serán las consecuencias legales para Google.

Temas Relacionados