Primeras reacciones a la aprobación de la Ley Sinde

El paso adelante dado por el Gobierno al aprobar en el Consejo de Ministros la polémica Ley de Economía Sostenible, conocida como «Ley Sinde», sin cambiar ni una coma ha sido respondido por algunos de los principales sitios de enlaces con un «apagón voluntario» que duró hasta las 00:00 horas del viernes pasado

Primeras reacciones a la aprobación de la Ley Sinde

22 marzo 2010

El paso adelante dado por el Gobierno al aprobar en Consejo de Ministros la polémica Ley de Economía Sostenible, conocida como «Ley Sinde», sin cambiar ni una coma ha sido respondido por algunos de los principales sitios de enlaces con un «apagón voluntario» que duró hasta las 00:00 horas del viernes pasado

Con esta «jornada de reflexión» webs tan populares como CineTube, Series Yonkis o DivxOnline.info quisieron mostrar su total rechazo a la Ley Antidescargas impulsada por la ministra de Cultura Ángeles González-Sinde. Bajo el lema: «Por la libertad en la Red. No al cierre de webs» Series Yonkis alerta del peligro que supone la aprobación de dicha Ley: «Si sale adelante, tendrá el poder de cerrar (censurar) internet. Podrán no solo cerrar ésta y otras tantas webs, sino cualquier web que se les antoje con excusa de proteger la propiedad intelectual, cuando lo que deberían hacer es fomentar las nuevas tecnologías yla difusión de la cultura en éstas».

Pantallazo-yonkis

Por su parte González-Sinde lleva semanas insistiendo en que las medidas aprobadas contra la piratería serán aplicadas «proporcionalmente y afectarán en todo caso a entre 100 y 200 páginas de descarga ilegal». Además, la ministra asegura que su intención no es ir contra los blogs «que ponen un videoclip de una canción»; disculpa al usuario porque entiende que «la facilidad de copia y difusión es parte del sistema» y recuerda que «en la piratería existen numerosos daños colaterales que perjudican al consumidor».

En cualquier caso, la ley de Economía Sostenible tiene un largo camino por recorrer, ahora le espera la tramitación y discusión en los órganos consultivos de Estado y en el Parlamento, que durará meses. Por lo tanto, su entrada en vigor no se espera, como mínimo, hasta después del verano.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });