Comparativa

Probamos los nueve clientes de mensajería más atractivos

Los programas de mensajería han cuajado entre los usuarios. Además, con el paso del tiempo han ampliado sus opciones, facilitando incluso la realización de videoconferencias

Mensajería instantánea 2

23 marzo 2011

Seguro que durante los meses de verano habéis tenido la oportunidad de conocer gente nueva, con la que queréis seguir manteniendo el contacto. Hasta no hace mucho tiempo esto se realizaba por carta o, en su defecto, por teléfono. Pero este modo de comunicación ha cambiado. Y mucho.

Ahora, gracias a las nuevas tecnologías e Internet se utiliza el correo electrónico o la mensajería instantánea, ya que es una forma más rápida de estar al día de lo que les ocurre a nuestros conocidos y, además, no tiene coste alguno. ¿Qué más se puede pedir?

Sin prisa, pero sin pausa

El software de mensajería instantánea ha evolucionado de forma admirable durante los últimos años. De ser meros programas en los que únicamente se podía mantener una conversación escrita, ahora es posible hacer muchas más cosas de forma sencilla e intuitiva.

Mensajería instantánea 3

Por ejemplo, si el ordenador en el que se utiliza el programa en cuestión dispone de webcam (algo que la inmensa mayoría de los equipos actuales tienen, incluidos los netbooks) es posible establecer una videoconferencia. Es decir, mantener conversaciones on-line en las que se puede ver y escuchar al otro interlocutor. Pero ahí no acaban las posibilidades.

En la actualidad es factible desde intercambiar archivos de todo tipo (eso sí, con una velocidad de transferencia baja) hasta realizar llamadas mediante la Red, siempre y cuando el programa sea compatible. Adicionalmente se ha mejorado de forma evidente tanto la apariencia del software como los protocolos que utiliza para que la calidad de las conexiones sean mejores y, también, para que las posibilidades de gestión ante la existencia de un cortafuegos o un proxy sean más sencillas.

El fin del reinado de MSN

Uno de los programas de referencia en lo que a este segmento se refiere es MSN Messenger, de Microsoft. Gracias a él, la popularidad de este tipo de comunicación ha ido experimentando un aumento constante y, a día de hoy, para muchos usuarios resulta inconcebible el día a día sin su uso, tanto de forma personal como profesional.

Las razones principales que permitieron triunfar a MSN fueron que para conseguir el programa no era necesario gastarse ni un euro y, también, la mejora paulatina tanto de la interfaz del programa, lo que permitió utilizarlo a muchos más usuarios, y la constante adición de nuevas funcionalidades (eso sí, muchas de ellas específicas de Microsoft).

Mensajería instantánea 4

Pero, como suele ser habitual cuando se comprueba que algo funciona, la competencia no se hizo esperar. Un ejemplo de ello es la aparición de Google Talk. También gratuito, ofrece posibilidades similares a las ofertadas por el programa de Microsoft, aunque algunas, como el intercambio de archivos, no están implementadas a día de hoy.

No obstante, cada vez son más los usuarios que se decantan por esta aplicación debido a que se integra a la perfección en el «mundo Google»: Gmail, Android... Por lo tanto, aquellos que utilizan habitualmente los productos de la empresa de Mountain View, que no son pocos, antes o después realizan el cambio o «se conforman» con la ventana de chat que ofrece Gmail.

Otra de las vertientes que hay en la actualidad, y que cada vez tiene mayor aceptación por parte de los usuarios, tiene como protagonista a los programas que permiten centralizar en un único título el manejo de diferentes protocolos de mensajería instantánea. Es decir, que es posible hablar con los contactos de Windows Messenger o Yahoo! Messenger con software de terceros. Un buen ejemplo de esto son Paltalk y Pidgin.

Para ser realmente útiles, estos programas multiprotocolo deben cumplir ciertos requisitos para no convertirse en un problema en vez de en una ayuda. La primera exigencia es que dispongan de una excelente organización de sus contenidos, ya que se van a usar con diferentes cuentas y, por lo tanto, es necesario conocer a la perfección cuál de ellas es la que se está utilizando y, así, no cometer errores. El segundo requisito importante es que el proceso de conexión a cada uno de los protocolos compatibles sea sencillo. Es decir, que no sea necesario introducir muchos y, en ocasiones, extraños datos. En general, con indicar el usuario y la contraseña debería ser suficiente.

Un futuro prometedor

Una de las grandes incorporaciones en los últimos meses a este tipo de software es su compatibilidad con las redes sociales, como pueden ser Facebook o Twitter. Esto, evidentemente, ha supuesto un soplo de aire fresco para estos programas, ya que de esta forma aumentan su utilidad, y, cómo no, es una manera más de adaptarse a los nuevos tiempos y a las nuevas formas de comunicarse.

Los programas que son compatibles son la mayoría de los denominados multiprotocolo, pero, para sorpresa de muchos, Microsoft en esta ocasión no ha querido quedarse atrás, por lo que Steve Ballmer confirmó antes del lanzamiento de Live Messenger que las redes sociales serían un elemento de mucho peso en la última versión de su propuesta estrella, lanzada durante el pasado mes de octubre.

Otra de las claves en el futuro de la mensajería instantánea es la posibilidad de realizar llamadas mediante Internet gracias a la denominada telefonía IP. Algunos programas ya soportaban esta función utilizando servidores de telefonía externos, pero la llegada de la ahora independiente Skype, después de su venta por parte de eBay, ha supuesto una nueva amenaza para los programas dominadores.

Skype, que era muy conocida por la posibilidad de realizar llamadas mediante la Red, ha apostado también por ampliar las ya de por sí numerosas posibilidades que ofrecía en lo que a mensajería se trata. Esto, consecuentemente, hace que el resto de software tenga que «moverse» para ofrecer, al menos, la posibilidad de realizar llamadas a buen precio. Es decir, que en no mucho tiempo integrarán esta funcionalidad, como acaba de ocurrir con Yahoo! Messenger.

En definitiva, a pesar de que algunos expertos no daban mucho crédito a los programas de mensajería instantánea, han sabido adaptarse a los tiempos que corren y ahora son mucho más que un simple software para mantener conversaciones escritas. La elección del que más se adapta a cada necesidad es complicada, ya que la mayoría ofrece gran cantidad de opciones, pero lo que sí parece cierto es que casi todos tienden a convertirse en multiprotocolo, por lo que hay que tener muy presente esta posibilidad.

Loading...