Probamos ocho antivirus freeware

Ahora que nuestros equipos están conectados a la red de redes permanentemente, el riesgo de que contraigan infecciones es mayor. Por suerte, existen aplicaciones gratuitas para combatirlas

Sergi Puertas

Probamos ocho antivirus freeware

8 junio 2010

A medida que ha ido creciendo el parque de ordenadores y el ancho de banda de las conexiones a Internet, se han ido también multiplicando las amenazas a las que quedamos expuestos los usuarios. Así pues, tener instalado un buen antivirus ha dejado de ser una opción recomendable para convertirse en una necesidad imperiosa. Conscientes del elevado nivel de competitividad existente hoy en día en el ámbito de la seguridad, prácticamente todos los desarrolladores de software antivirus ofrecen la opción de chequear gratuitamente nuestros equipos en busca de malware, bien sea instalando un plug-in en el navegadores y efectuando el análisis desde una página web, bien descargando una aplicación. La primera opción suele ser más rápida; la segunda, más efectiva y completa, de ahí que nos hayamos centrado en ella.

Por su parte, buena parte de las compañías que desarrollan software orientado a la seguridad ponen a nuestra disposición servicios de escaneo y desinfección que se ejecutan en el navegador. Algunas de ellas ofrecen, además, la opción de examinar en profundidad un fichero en particular que haya despertado nuestras sospechas. Así, sin ir más lejos, Kaspersky nos permite subir a la Red cualquier archivo y someterlo a análisis. No obstante, la solución definitiva en este ámbito nos la proporcionan sitios web como NoVirusThanks, que tras hacer clic en Submit File enviará el archivo automáticamente a más de 20 servicios de escaneo gratuito, ahorrándonos la engorrosa tarea de efectuar las cargas una a una. Otros servicios en la misma línea para el escaneado múltiple de archivos son Virus Total y Filterbit.

Sin embargo, las funcionalidades y opciones de las versiones gratuitas, sean del tipo que sean, quedan, en todos los casos, limitadas respecto al programa de pago que las empresas comercializan. Las preguntas que surgen a partir de aquí son: ¿Hasta qué punto son determinantes los recortes que llevan a cabo los desarrolladores en cada una de las herramientas? ¿Son aptas para garantizar nuestra seguridad?

A los programas resultantes del panorama que acabamos de describir es preciso añadir Security Essentials, la primera tentativa seria de Microsoft por proporcionar a los usuarios de los sistemas operativos de la corporación un sistema de protección permanente y efectivo. Su lanzamiento, que tuvo lugar a finales del año pasado, es aún reciente y el programa se encuentra todavía en su primera versión. No obstante, el presente informe deja constancia de que se trata de una opción muy a tener en cuenta.

Pruebas

Prohibido bajar la guardia

El hecho de que nuestros equipos descarguen información de la red de redes con regularidad –en ocasiones sin que ni siquiera nos apercibamos de ello– tiene una consecuencia directa inmediata: si queremos obtener ciertas garantías de inmunidad, es fundamental que nuestro principal software de defensa cuente con módulos residentes en memoria que se encarguen de verificar ininterrumpidamente los datos con los que trabajamos, no únicamente cuando ejecutamos un análisis bajo demanda.

Este principio es aplicable tanto a las operaciones que llevamos a cabo con los ficheros que se ubican en nuestros discos duros como a la navegación web o a la descarga de correo electrónico. No obstante, cuando el programa en el que hayamos decidido delegar la función de escudarnos en tiempo real demuestre ser incapaz de detectar una infección concreta, nos veremos obligados a recurrir a otras aplicaciones. De ahí que software como el que nos ofrecen empresas como Symantec o BitDefender, que únicamente permite análisis bajo demanda, haya sido incluido en la presente comparativa.

Banco de pruebas

Para valorar las capacidades de cada uno de los paquetes de software a la hora de escudarnos contra amenazas, hemos utilizado los diversos archivos de testeo que pone a nuestra disposición el European Expert Group for IT-Security. Esto abarca desde un documento de texto que incluye una cadena vírica hasta un virus comprimido al que se le ha aplicado una segunda compresión, lo cual lo convierte en más difícil aún de detectar.

El set de malware se ha complementado con varios ficheros infectados descargados de Malware Domain List, un sitio web que se ocupa de mantener un listado exhaustivo de páginas que representan un peligro para la seguridad de los equipos. Esta misma página nos ha proporcionado enlaces mediante los cuales hemos testeado la efectividad de las aplicaciones que prometen escudo web. Previamente, por supuesto, hemos desactivado de la pestaña de seguridad de nuestro navegador las opciones de bloqueo automático de contenidos dañinos y sitios reportados como falsificados.

Además de evaluar las capacidades de detección y limpieza propiamente dichas, hemos intentado efectuar una valoración del impacto que tiene el software en el rendimiento del sistema operativo. Para ello, en primer lugar hemos medido los tiempos de arranque valiéndonos de BootRacer. Seguidamente, en las aplicaciones que ofrecían protección a tiempo real, hemos chequeado el consumo de memoria medio en estado de vigilancia con Process Monitor y Yet Another Process Monitor. En otras verificaciones hemos registrado el tiempo empleado para la copia y compresión de ficheros, así como realizado un seguimiento de los procesos de instalación y desinstalación de las aplicaciones.

Finalmente, para determinar hasta qué punto los diversos sistemas de escudo web tienen una incidencia sobre el navegador, monitorizamos la carga de la página principal de Dailymotion con HttpWatch Basic Edition. También hemos recurrido al conjunto de pruebas de rendimiento que pone a nuestra disposición PeaceKeeper; entre otras cosas, éstas evalúan la capacidad para manipular texto, renderizar gráficos y cargar, ordenar y buscar información. Para efectuar todos estos tests, hemos utilizado un equipo Dual-core a 2,6 GHz con 4 Gbytes de memoria RAM ejecutando Windows XP SP3.

NoVirus

Un pendrive como la perfecta herramienta de desinfección

En ocasiones, el propio malware puede impedirnos acceder a páginas web desde las que descargar aplicaciones de seguridad. En tales casos, utilizar un segundo equipo para crear un disco USB antivirus mediante el cual desinfectar el ordenador original puede ser una excelente opción. Para tal fin contamos con TrustPort USB Antivirus, una aplicación que pese a no ser gratuita permite su evaluación durante dos meses, tiempo más que suficiente para corregir el problema en el equipo anfitrión e instalarle un antivirus freeware.

Por otra parte, en los últimos tiempos han proliferado enormemente los virus, gusanos y troyanos que utilizan unidades USB –y esto incluye tanto discos Flash como reproductores MP3– para replicarse. Para protegerlos y neutralizar sus infecciones, puedes utilizar MX One, que se distribuye en régimen 100% gratuito.

Recuadro_USB

Desinstala antes de instalar otro

Resulta obvio que si tu sistema padece una infección que tu antivirus habitual se ve incapaz de erradicar, tendrás que probar otro. Instalar dos soluciones antivirus residentes en memoria en un mismo equipo acostumbra a provocar conflictos. El más frecuente consiste en que ambos se detectarán mutuamente como malware, dando lugar a toda clase de anomalías. Una solución pasajera pasa por desactivar los servicios en memoria de uno de los paquetes empleando Msconfig o Autoruns (http://technet.microsoft.com/es-es/sysinternals/bb963902.aspx).

No obstante, por regla general, desinstala siempre el software que utilizas antes de agregar uno nuevo. Puesto que las aplicaciones de seguridad acostumbran a dejar trazas en el sistema –nuestras pruebas en este ámbito dejan buena constancia de ello–, para eliminarlas completamente utiliza AppRemover o la versión gratuita de Revo Uninstaller.

Recuadro_desinstala

Anti-spyware, un complemento obligado

A día de hoy, la proliferación y diversificación de malware es tal que la línea que separa los programas antivirus de aquellos orientados a combatir software espía y similares aparece cada vez más difusa. No obstante, el aluvión de amenazas hace casi imprescindible que reforcemos la actividad de nuestro antivirus residente con un servicio complementario. En este sentido, tanto Spybot Search & Destroy como Ad-Aware Free cumplen con creces su cometido sin que sea preciso efectuar ningún tipo de desembolso.

Recuadro_Antispyware

La opinión de PC Actual: seguridad como máxima prioridad

Podemos escoger con total libertad programas como nuestro procesador de textos o nuestro editor de imágenes en función del rendimiento que ofrecen y del abanico de opciones que implementan. Los programas antivirus son esencialmente distintos de buena parte del software que usamos, en el sentido de que, si no son capaces de detectar las amenazas a tiempo y de desinfectar el equipo, sus demás características pasan a ser irrelevantes.

Cierto que las cifras de impacto en el sistema de la mayoría de las aplicaciones analizadas varían ligeramente entre sí; pero, si tenemos en cuenta que buena parte de los equipos con los que contamos hoy en día las ejecutarán sin acusar demasiado esfuerzo, por lo general es preferible obtener mayor nivel de seguridad que economizar unos pocos megabytes de memoria.

Apertura_Avast_3

Principales candidatos

Por otra parte, puesto que la protección a tiempo real es una necesidad, Norton Security Scan y BitDefender 2009 Free edition quedan englobadas en lo que podríamos denominar aplicaciones de refuerzo. En definitiva, dos herramientas extra que contribuirán a la detección de malware en nuestro equipo si observamos comportamientos anómalos que nuestro software residente se ve incapaz de diagnosticar.

No obstante, aunque no ofrecen protección a tiempo real, nos bastará con desactivar temporalmente los servicios residentes del antivirus que habitualmente utilizamos para ejecutarlos. Esta primera criba reduce el elenco de programas a seis, un grupo en el que destaca Avast! Free Antivirus 5.0. Tal vez otras aplicaciones requieran menos recursos, pero su consumo en este ámbito es moderado y sus características cubren todos los aspectos de seguridad necesarios.

En definitiva, nos encontramos frente a un programa que, una vez complementado con un buen paquete anti-spyware, ofrece un sí rotundo como respuesta a la pregunta con la que encabezábamos el presente informe. Su nueva interfaz, muy mejorada respecto a la versión anterior, parece además augurarle un futuro tan prometedor como su presente.

Por otra parte, no cabe olvidar que tanto Microsoft Security Essentials como Panda Cloud Antivirus se encuentran aún en una primera fase de implantación y que su irrupción en el ámbito de la seguridad no podría haber empezado con mejor pie. Especialmente el primero resulta de lo más recomendable. En cuanto a Avira AntiVir Persona, tiene la ventaja de ofrecer una mayor capacidad de detección de problemas, lo cual le ha valido una puntuación especialmente buena, pero no nos protegerá en algunos ámbitos, como la descarga de e-mail.

En cuanto a PC Tools Antivirus Free Edition, cubre todas las áreas y ha conseguido erradicar las amenazas a las que le hemos expuesto, aunque está bien documentado que sus capacidades de detección no son idóneas. No obstante, puede ser conveniente para aquellos que cuenten con equipos con prestaciones modestas y que primen ante todo el rendimiento.

Por último, AVG Anti-Virus Free 9.0 cuenta con una popularidad indiscutible y ofrece unos niveles de desinfección más que aceptables. Sin embargo, su impacto en el sistema es lo suficientemente significativo como para que decantarnos por cualquiera de las cinco opciones restantes. Eso sí, es el único en cuyas especificaciones se garantiza explícitamente la compatibilidad con Windows Server 2008, por lo que puede ser el más indicado para sus usuarios.

Lo mejor: Opciones de calidad

La eficiencia de algunas de las aplicaciones puestas a prueba, en especial Avast! Free Antivirus 5.0, deja constancia de que contamos con opciones válidas a la hora de protegernos contra amenazas en el ámbito de la informática a nivel personal.

Lo_Mejor

Lo peor: Más de uno

La frecuente necesidad de tener que emplear programas de distintos desarrolladores en función de las amenazas a las que nos enfrentemos sigue siendo el mayor engorro a la hora de gestionar la seguridad de nuestros equipos. Los recortes en las opciones, así como los ficheros y entradas en el Registro que dejan las aplicaciones constituyen otros aspectos negativos.

Lo_Peor
Temas Relacionados