Especial

Probamos la primera APU de bajo consumo: AMD Fusion E-350

La primera semana de enero se anunciaba el lanzamiento de las primeras APUs AMD Fusion, más concretamente las series E y C de bajo consumo

Enrique Sánchez rojo

APU AMD Fusion

10 marzo 2014

Las APUs (Accelerated Processing Unit) de las series E y C están destinadas a netbooks y sobremesas de bajo coste. Se trata del primer paso de AMD en su estrategia de ofrecer al mercado una nueva generación de productos que representan la evolución lógica del clásico procesador, integrando ahora sobre un mismo encapsulado la CPU, el motor gráfico, el controlador de memoria y algunas funciones adicionales.

El objetivo es sencillo: implementar en el mínimo espacio y con el menor consumo posible, un único chip capaz de cubrir las necesidades de los usuarios en cálculo y aceleración gráfica para disfrutar de la interfaz Aero de Windows, visualizar vídeos de alta calidad, disfrutar de las últimas aplicaciones de entretenimiento, etc.

Placa MSI AMD Fusion

La placa MSI E350IA-E45 es una de las primeras en integrar la plataforma AMD Fusion de bajo consumo, de nombre en clave Brazos


Cuatro versiones diferentes

Antes de profundizar en nuestras pruebas, es importante conocer algunos detalles técnicos y las versiones existentes de esta plataforma. Así, por una parte tenemos la serie E con un consumo de 18 vatios y dos modelos disponibles: E-350 (doble núcleo y 1,6 GHz) y E-240 (un único núcleo y 1,5 GHz de reloj). En ambos casos se integran gráficas AMD Radeon HD 6310 con soporte para DirectX 11 dentro del mismo encapsulado.

La otra serie es la C, que se caracteriza por un consumo aún más reducido (9 vatios) y en la que también encontramos dos modelos: C-50 (doble núcleo y 1 GHz) y C-30 (un único núcleo y 1,2 GHz). Los dos integran AMD Radeon HD 6250 con soporte DirectX 11. Se reduce la potencia gráfca, pero sucede lo mismo con el consumo eléctrico.

APU AMD Fusion

Las nuevas APUs AMD Fusion integran en un mismo encapsulado la CPU, el motor gráfico y el controlador de memoria, reduciendo así consumo, tamaño y costes

Lo que se mantiene idéntico para todos los modelos son los 64 Kby­tes de caché L1 y 512 Kbytes de caché L2 para cada núcleo. Además, dado que dentro del propio chip se integra el controlador de memoria y otras funciones típicas del northbridge de cualquier placa, esta APU ofrece soporte para memoria DDR3 de hasta 1.066 MHz (incluida la de bajo voltaje) e integra conjuntos de instrucciones específicas para virtualización y decodificación de vídeo por hardware.

La alternativa de MSI

Dicho lo anterior, hemos tenido en el Laboratorio una de las primeras placas mini-ITX en llegar a España basada en la plataforma AMD Fusion de bajo consumo (de nombre en clave Brazos). Se trata de una MSI E350IA-E45 (www.msi.es) que, como se intuye en la nomenclatura, incluye una APU AMD Fusion E-350.

Además de su reducido precio (126 €), lo más singular de la placa es el minúsculo tamaño de la APU, incluso menor que el del chipset Hudson M1, el southbrige de la placa que controla los puertos PCI-E, almacenamiento, teclado, USB, etc. También llama la atención el minúsculo ventilador y disipador de calor de la APU, que da una idea de la mínima disipación de calor que genera.

Dispone de dos puertos USB 3.0 y 4 USB 2.0, salida óptica de audio y S/PDIF, así como de conexión de vídeo VGA y HDMI. Eso sí, solo incluye dos bancos de memoria DIMM (con soporte de hasta 8 Gby­tes), aunque cuenta con un slot PCI x16 (funcionando en modo x4) para instalar, por ejemplo, una gráfica más potente que la integrada en la APU.

Por formato y características es una solución ideal para construir equipos de salón, cuyo objetivo fundamental sea navegar por Internet o disfrutar de vídeo en HD, o sobremesas de bajo coste destinados básicamente a uso ofimático. Eso sí, muy pronto veremos llegar estas nuevas APUs al mundo de los portátiles, donde su principal baza será el reducido coste y sus prestaciones por vatio.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });