Probamos los primeros tablets Snapdragon 800

PC Actual ha participado en un selecto evento organizado por Qualcomm para brindarnos la oportunidad de analizar de primera mano el excelente rendimiento de sus chips premium

Snapdragon 800

5 julio 2013

Qualcomm está viviendo un momento muy dulce. La inmensa mayoría de los smartphones y los tablets que podemos adquirir actualmente incorpora, al menos, un chip diseñado por la compañía de San Diego. Pero su éxito no es en absoluto fruto del azar; es el resultado de una apuesta, la de la movilidad, en la que esta firma se sumergió hace muchos años.

Su especialización en la puesta a punto de soluciones de comunicaciones y procesadores de alto rendimiento con arquitectura ARM la ha colocado en una posición privilegiada en el seno de un mercado ansioso por nutrirse con nuevas propuestas de movilidad.

Basta echar un vistazo a algunos de los smartphones que más éxito han cosechado durante los últimos meses, como el Samsung Galaxy S4, el Xperia Z de Sony o el HTC One, para percatarse de que todos ellos incorporan una CPU fabricada por Qualcomm, y, cómo no, también alguno de los chips de comunicaciones de esta misma empresa.

La puesta de largo oficial de la última iteración de la familia de microprocesadores Snapdragon, constituida por los modelos 200, 400, 600 y 800, tuvo lugar durante la última edición del CES, celebrado en Las Vegas a principios del pasado mes de enero. Poco más tarde, durante el Mobile World Congress en Barcelona a finales de febrero, disfrutamos una primera toma de contacto con varios dispositivos gobernados por estos microprocesadores. Pero lo mejor estaba por llegar. Y es que esta misma semana, coincidiendo con la presentación de los nuevos phablets de Sony y Samsung, los Xperia Z Ultra y Galaxy S4 LTE-A respectivamente, PC Actual ha sido invitada a un interesantísimo evento en Londres en el que hemos podido intercambiar impresiones con algunos responsables de esta compañía y, lo que es si cabe más interesante, probar a fondo los primeros dispositivos de referencia equipados con la CPU más potente que Qualcomm ha puesto a punto hasta la fecha: el chip Snapdragon 800. Por supuesto, este es el «cerebro» que gobierna los dos smartphones de gran formato anunciados por Samsung y Sony que hemos mencionado unas líneas antes.

Arquitectura Snapdragon

El Snapdragon 800 es, sin lugar a dudas, el microprocesador más ambicioso desarrollado por esta compañía hasta ahora. De hecho, ha sido diseñado para gobernar no solo smartphones y tablets premium, sino también Smart TVs y set-top-boxes multimedia, lo que no deja lugar a dudas acerca de su solvencia a la hora de lidiar con audio y vídeo de alta calidad. Su arquitectura comparte buena parte de los bloques funcionales del también muy capaz Snapdragon 600, pero lo aventaja en varios apartados de gran importancia.

En su fabricación Qualcomm emplea litografía de 28 nm, e incorpora cuatro núcleos con microarquitectura Krait 400 capaces de alcanzar una frecuencia de reloj de 2,3 GHz. La administración del voltaje y la velocidad de trabajo de cada uno de ellos puede abordarse de forma totalmente independiente. El motor gráfico es un Adreno 330 compatible con OpenGL ES 3.0, DirectX y OpenCL, entre otras APIs. Y, cómo no, cuenta con lo último en comunicaciones: WiFi 802.11ac, USB 3.0, Bluetooth 4.0 y 4G LTE Advanced, un protocolo de comunicaciones que permite a los dispositivos que incorporan este chip acceder a redes de datos a una velocidad máxima de 150 Mbps. Con la infraestructura adecuada, el rendimiento de un enlace LTE-Advanced supera, sobre el papel, la velocidad que ofrecen las conexiones domésticas con topología FTTH (Fibre To The Home) y HFC (Hybrid Fibre-Coaxial).

Pero lo más impresionante de este microprocesador, dejando a un lado las cifras, es su capacidad a la hora de lidiar con la reproducción de contenidos multimedia. Y es que puede alimentar pantallas con una resolución máxima de hasta 2.560 x 2.048 puntos, así como procesar vídeo en alta definición 1.080p y 4K. Sí, también 4K. Pero esto no es todo. Su motor de procesado de audio es capaz de descodificar sonido DTS-HD y Dolby Digital Plus, lo que le permite reproducir la banda sonora multicanal de cualquier película de alta definición actual, y, por lo tanto, lo sitúa como el auténtico corazón de cualquier equipo de cine en casa de altas prestaciones.

Qualcomm Theater

Durante nuestra estancia en Londres pudimos charlar con varios ingenieros de Qualcomm y ejecutar nuestro banco de pruebas sobre algunos de los tablets de referencia gobernados por chips Snapdragon 800. Y, como esperábamos, el rendimiento de esta CPU nos impresionó. En AnTuTu Benchmark v3.3 arrojó un índice de 34.863, nada menos que 10.000 puntos más que los alcanzados por un Galaxy S4 con procesador Snapdragon 600, que en nuestro Laboratorio obtuvo 24.669 puntos.

El resultado que alcanzó en Quadrant fue igualmente impresionante, pues superó los 20.000 puntos, mientras que un Galaxy S4 franquea los 12.000 puntos, y un Xperia Z de Sony apenas roza los 8.000 puntos. Otra muestra de la extrema solvencia del procesador Snapdragon 800 es el resultado que obtuvimos en Geekbench 2: 3.919 puntos frente a los 3.202 de un Galaxy S4 y los 2.729 puntos de un HTC One. Realmente impresionante.

Temas Relacionados