Problemas más habituales de Office con Windows 10

Y cómo solucionarlos

Microsoft Office

10 julio 2018

Con la última actualización de Windows 10, algunos usuarios han experimentado distintos problemas de activación, instalación o ejecución de sus aplicaciones Office, precisamente las que más solemos utilizar en el día a día. Por suerte, la mayoría de estos problemas tienen fácil solución, aunque la propia Microsoft sigue investigando algunas de las incidencias más graves y persistentes. En general, estos son los fallos más comunes que se están encontrando los usuarios de Office con Windows 10 y cómo pueden ponerles remedio.

Las aplicaciones de Office “han desaparecido”

Después de actualizar a Windows 10, algunos usuarios se quejan de que Office “ha desaparecido” de su ordenador y ya no lo encuentran donde solía estar. Afortunadamente, el paquete no ha sido eliminado de tu equipo, lo único que ocurre es que, de forma predeterminada, Windows 10 no ancla las aplicaciones de Office al menú Inicio ni a la barra de tareas.

La solución es muy sencilla: solo tienes que buscar las aplicaciones de Office que te interesen -como Word o Excel- en el menú de Inicio y luego anclarlas a la barra de tareas o a la pantalla de inicio del escritorio con el botón derecho.

La impresora no funciona

Otro de los problemas que se han encontrado los usuarios al actualizar a Windows 10, sobre todo si se trata de equipos antiguos, es que no pueden imprimir sus documentos de Office. Para resolverlo, Microsoft aconseja que sigas estos pasos:

  1. Comprobar la correcta conexión (USB o inalámbrica) de la impresora.
  2. Descargar y ejecutar el solucionador de problemas de impresión.
  3. Si los problemas persisten, es posible que necesites instalar nuevos controladores para la impresora. Ve a Inicio > Administrador de dispositivos > Impresoras (encuentra la impresora en la lista y haz clic con el botón derecho) > Actualizar controlador. En Google puedes encontrar fácilmente los últimos drivers compatibles con Windows 10 para tu impresora.

Archivos que tardan en abrirse

Si estás notando que los documentos de Office tardan más en abrirse tras la actualización de Windows 10 (hasta un segundo más por documento), seguramente la raíz del problema está en el antivirus. Windows 10 está configurado para que el antivirus activo detecte automáticamente los contenidos maliciosos que utilizan técnicas como el cifrado de documentos. Microsoft ha anunciado que publicará una actualización que resuelva este problema de retardo sin que afecte a la seguridad y protección de los documentos.

Archivos que no se abren

También puede ocurrir que te hayan empezado a aparecer los temidos mensajes de “este archivo no se puede abrir” o “está dañado” tras la actualización a Windows 10. Para solucionarlo, solo tienes que iniciar la aplicación de Office (por ejemplo, Word) y seleccionar Archivo > Cuenta > Opciones de actualización > Actualizar ahora.

Loading...