Promociones agridulces

Ganar la Eurocopa de fútbol ha supuesto a más de un comercio del ramo el desembolso de bastante dinero a sus clientes

Promociones agridulces

4 julio 2008

PC City, MediaMarkt, El Corte Inglés… el que más y el que menos ha intentado aprovechar el evento deportivo de la Eurocopa de fútbol para revitalizar las ventas de aparatos electrónica de consumo, especialmente televisores de plasma de gran formato, aunque también ordenadores o cualquier cosa de las estanterías de unos grandes almacenes.

 

Por ejemplo, PC City ha anunciado que devolverá 161.000 euros en tarjetas regalo a todos aquellos clientes que compraron un ordenador, de sobremesa o portátil de la marca Acer, si la selección española ganaba la final. La promoción hace referencia a la anunciada en el folleto publicado en mayo, y ha supuesto la venta de 1.610 unidades durante el campeonato.

 

Los compradores podrán ahora y hasta el 31 de julio reclamar 100 euros por compra que PC City entregará en la modalidad de tarjeta regalo para utilizar en cualquiera de sus tiendas, siempre que justifiquen la compra con la factura del ordenador y el tiquete de caja (y éste esté totalmente pagado, no vale a plazos).

 

Más abultada es la “multa” de Media Markt, que va a tener que devolver el 25% del importe de las compras a quienes se hicieron con alguno de los televisores adscritos a la promoción celebrada entre el 16 y el 24 de mayo, y que se haría efectiva si España superaba el gafe de los cuartos de final.

 

Para ello, la cadena contaba con un 55% de probabilidades de que ello no ocurriese, y más si se tenía en cuenta que en 88 años de enfrentamientos oficiales España no había ganado a Italia, selección azurra con la que le tocó medirse.

 

Pero “La Roja” dio la campanada, e in extremis en la tanda de penalties logró clasificarse para la siguiente ronda, cosa que alegró mucho a los 13.500 compradores sujetos a dicha promoción, que del “Yo no soy tonto” han pasado al “Vamos, que nos devuelven los cuartos”. Y si bien la cadena alemana calcula que deberá entregar 1,7 millones de euros en cheques regalo (la fórmula habitual, al final todo queda en casa) de aquí al 12 de septiembre, la promoción supuso una facturación extra de 18 millones de euros.

 

Más premiados

La selección nacional de fútbol y la federación que preside el eterno Villar también cuajó una portentosa caja. De los 60 millones que la UEFA reparte entre las selecciones clasificadas para la fase final, España logró llevarse 23 millones al no perder ninguno de los seis partidos que ha logrado disputar. A ver ahora cómo los reparte entre los 11.000 clubes que componen las diferentes categorías.

 

Otro de los agraciados sin duda con el pasado campeonato ha sido la cadena Cuatro, que se hizo con los derechos de emisión y que ha logrado cuotas de pantalla de hasta el 80%, con “minutos de oro” que superaban los 16 millones de espectadores. Los spots más vistos, los de Coca-Cola y Audi emitidos tras el partido contra Alemania, se cotizaban a 118.000 euros.

 

Para la próxima, los anunciantes que no creyeron el la furia hispana tendrán un poquito más caro el billete para subirse al autobús de los patrocinadores. La Caixa, Cruzcampo, Toyota o Adidas, que soltaron 3,5 millones de euros cada uno, han visto con creces superadas sus expectativas de retorno de la inversión. Otros patrocinadores menores, a razón de 1 millón de euros, también han visto como han coronado la campaña con éxito.

 

Más crudo lo van a tener otros anunciantes, como el Santander o San Miguel, pues ya ha anunciado Santa Mónica Sport (la gestora de los derechos de imagen de la selección) que encontrarán dificultades si hay incompatibilidades por el sector de actividad coincidente, y que se mantendrán fieles a los que confiaron en la escuadra de Luis Aragonés cuando todo eran malos presagios en los lejanos días del inicio de la clasificación para Austria.