Qualcomm refuerza su sistema operativo móvil Brew MP

Más rápido, más robusto y, en definitiva, mejor. Estas son, según sus responsables, las principales cualidades de Brew MP, el sistema operativo con el que Qualcomm pretende hacerse un hueco en el mercado de los dispositivos móviles

Qualcomm refuerza su sistema operativo móvil Brew MP

9 julio 2010

Más rápido, más robusto y, en definitiva, mejor. Estas son, según sus responsables, las principales cualidades de Brew MP, el sistema operativo con el que Qualcomm pretende hacerse un hueco en el mercado de los dispositivos móviles. Y la verdad es que, por lo que pudimos observar durante las sesiones en las que participamos en la Conferencia Uplinq 2010 celebrada en San Diego (California) la semana pasada, tiene suficientes cualidades para hacerse con un trozo del jugoso pastel que conforma el mercado de los smartphones del segmento de entrada.

Sus principales bazas son su robustez, gran escalabilidad y flexibilidad. De hecho, ha sido implementado desde la base para ofrecer a los desarrolladores, los fabricantes de hardware y las operadoras las herramientas que necesitan para poner a disposición de los usuarios un enorme mercado de aplicaciones. No obstante, aunque es una plataforma que se adapta como un guante al mercado de los smartphones, su escalabilidad facilita en gran medida su integración en dispositivos móviles de otro tipo, por lo que en el futuro probablemente lo veremos también en netbooks y miniPCs.

web-Brew-MP

La primera tienda de aplicaciones y servicios para Brew MP será gestionada por SINA, el mayor portal de información chino, lo que no deja lugar a dudas del impacto que en breve tendrá la nueva plataforma en uno de los mayores mercados del planeta. No obstante, Qualcomm también ofrecerá un completo sistema de gestión de aplicaciones y servicios móviles a los distribuidores de otros mercados igualmente decisivos.

Uno de los primeros terminales gobernados por Brew MP es el HTC Smart presentado en la pasada edición del CES celebrado en Las Vegas. Se trata de un smartphone dotado de un procesador a 300 MHz, 256 Mbytes de RAM, una pantalla táctil de 2,8 pulgadas y una cámara de fotos de 3 Mpíxeles. Sus especificaciones delatan que es un smartphone a la última, pero ha sido diseñado para posicionarse con fuerza en el estrato del mercado ocupado por los terminales de bajo precio.