ATI Radeon HD 3850

Analizamos a una de las representantes de la nueva familia Radeon HD 3800 que ha obtenido grandes resultados

16 enero 2008

Lo que antes era PRO ahora es 50. AMD-ATI ha decidido deshacerse de los sufijos engorrosos en las nomenclaturas y ha optado por indicar la generación con el primer número del código (en este caso el 3), la familia con el segundo (8) y la variante con los últimos dígitos (50). Esta tarjeta cuenta con una frecuencia de reloj de 670 MHz para la GPU y de 1.660 MHz para la memoria, y una cantidad de 256 Mbytes GDDR3 para esta última.
Las pruebas a las que hemos sometido a este ingenio han arrojado muy buenos resultados: para títulos un poco más antiguos, como F.E.A.R., en el que todavía se utiliza DirectX 9, hemos obtenido un caudal de 74 y 53 FPS en resoluciones de 1.280 x 960 y 1.600 x 1.200, respectivamente, y una puntuación global de 6.306 y 5.064 puntos en 3DMark06 para 1.280 x 1.024 y 1.600 x 1.200 píxeles.

 

Estos resultados son muy superiores a los alcanzados por el modelo más potente de AMD-ATI para la gama media de su anterior familia, 2600 XT, e incluso supera a la potente tarjeta gráfica de NVIDIA 8600 GTS que analizamos hace un par de meses. Sin embargo, en otros juegos mucho más exigentes, como el recién aparecido Crysis, podemos ver una media de 5,6 FPS a 1.280 x 1.024, que se queda bastante corta.