Reacciones al apagón digital de 10.000 webs por la Ley SOPA

La protesta por la controvertida ley antipiratería estadounidense tuvo como protagonistas a Wikipedia, que interrumpió por primera vez su servicio, y a Google, que tiñó de negro el buscador

Wikipedia SOPA

19 enero 2012

La controvertida ley antipiratería estadounidense Stop On-line Piracy Act (SOPA) sigue dando de qué hablar después de que ayer cerca de 10.000 webs se sumaran a la protesta por una norma que levanta más enemistades que apoyos. Wikipedia ha sido una de las compañías que más se ha opuesto a esta normativa, por lo que lideró el apagón para mostrar su rechazo a esta ley y al que se unieron otros grandes como Google.

Y es que la ley dotaría de nuevas competencias asignadas al Departamento de Justicia y a los propietarios de derechos intelectuales. Con el propósito de vencer a la piratería, el Departamento de Justicia actuaría como una policía del ciberespacio, con potestad para cerrar webs en cualquier punto del planeta. Sin embargo, muchas voces señalan que esta situación podría derivar en una merma de libertades para los usuarios.

Apoyadas por las asociaciones cinematográficas y las grandes compañías discográficas, estas normativas no han contado con el visto bueno de la Casa Blanca, que lanzó un comunicado en el que advertía sobre los peligros de la censura en Internet y la inhibición en el campo de la innovación tecnológica.

En España las reacciones no se hicieron esperar. Buen ejemplo es el de la Asociación de Internautas, que en su página web publicó un artículo en contra de la ley estadounidense, a la que comparaba con la española ley Sinde. Asimismo, la noticia fue el tema más comentado del día en la red social Twitter bajo el lema «Stop SOPA».

Temas Relacionados