Recibir un vídeo sexual de menores podría ser delito

La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) recuerda que, a veces, el simple hecho de recibir un vídeo con contenido sexual protagonizado por un menor, puede ser constitutivo de delito

sexting

21 junio 2013

La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) recuerda que, a veces, el simple hecho de recibir un vídeo con contenido sexual protagonizado por un menor, puede ser constitutivo de delito.

La difusión de vídeos de carácter sexual ha encontrado en Internet y los smartphones aliados para multiplicar la rapidez de su distribución. A esta situación no escapan los más jóvenes, que últimamente han protagonizado situaciones de sexting con repercusión mediática.

En España, la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía (BIT), a través de sus canales en redes sociales, alerta constantemente a los ciudadanos, especialmente a los más jóvenes, sobre las consecuencias que acarrea la distribución de imágenes con contenido sexual en las que aparecen personas menores de edad.

La Oficina, interpretando el artículo 189 del código penal, y llevado a la práctica, se aprecia que las personas que tengan, distribuyan o enlacen a vídeos a imágenes en las que aparezcan menores manteniendo relaciones sexuales, es un delito. De igual forma, compartir un contenido de pornografía infantil es un delito, independientemente si es a través de Twitter, Facebook, WhatsApp, etc.

Hacer un trending topic un vídeo con contenido sexual en el que aparecen menores es un delito, recibir contenidos en los que aparecen menores desnudos, y no borrarlos inmediatamente es un delito. Por último, hacerse una foto o grabarse a uno mismo con intención sexual, si se es menor de edad, es un delito.

En definitiva, la OSI recuerda a los usuarios la importancia de ser conscientes de no seguir la cadena de propagación del sexting y, si es el caso, interponer una denuncia ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

 

Temas Relacionados
Loading...