La redefinición del P2P

Pese a la cantidad ingente de programas P2P que hay en la Red, en los últimos meses se ha impuesto uno por su sencillez, por su excepcional rendimiento y por las garantías que da frente a los cientos de amenazas que, a veces sin conocimiento, dejamos que entren en nuestros PC mediante el sistema P2P. Se llama Pando

La redefinición del P2P

13 febrero 2008

Concebido como un cliente P2P que permite el intercambio de ficheros, Pando (www.es-pando.com) difiere de otros programas en su funcionamiento. Así, es preciso descargar un link (denominado pando) de las páginas o foros asociados a este cliente, que no es otra cosa que el vinculo al archivo deseado. ¿Ventajas? Velocidades de vértigo, ya que depende del número de personas descargando el archivo y no del ancho de banda de cada usuario; almacenamiento mediante supernodos, que asegura el intercambio, al ser este entre máquina y usuario, no entre varios como caracteriza al P2P. Esto implica un control sobre los archivos descargables, por lo que es improbable que contengan algún tipo de malware.
Por todo ello, incluida su gratuidad, se ha producido una avalancha de usuarios, lo que ha redundado en ralentizaciones (y aun así, en la mayoría de los casos, las velocidades de descarga rozan el grado óptimo) y, por ende, en la creación de un servicio Pro, que acelera por cinco las descargas, no tiene publicidad, permite compartir archivos de hasta 3 Gbytes, dobla el alojamiento de archivos (60 días en total) y sólo cuesta 17 euros al año.

 

Los únicos inconvenientes de la versión gratuita es que el tamaño máximo de los ficheros es de 1 Gbyte, algo que los usuarios ya han solucionado dividiéndoles en varios «pandos» (extensión del archivo que nos permite realizar la descarga desde el servidor web), y que cada uno dura 30 días naturales, es decir, tienen un período de caducidad, aunque son renovables mediante petición.
Compartición y descarga
Para subir archivos a un servidor Pando, hay que enviarlo a través del programa (pulsando share new) a una dirección de correo electrónico (la opción más popular de las tres posibles). El fichero se queda en los servidores de la empresa y esta le dotará con la extensión .pando, listo para que cualquier usuario se lo pueda descargar en el período de 30 días. Para ampliar ese tiempo, se debe simplemente repetir la anterior operación.
En cuanto a las descargas, funciona como los archivos torrent: en las distintas webs (por ejemplo, www.desdeunlugarmejor.com) aparecen divididos por temática o alfabéticamente. Pinchamos en el link deseado y nos bajará un archivo con un tamaño nimio. Haciendo doble clic una vez descargado y con el programa instalado, nos saldrá la ventana del programa con nuestro archivo acompañado por una barra de estado que indica el porcentaje descargado, el usuario que comparte el archivo y la velocidad de descarga. Para cualquier duda, os recomendamos el estupendo tutorial de www.ayuda-internet.net/tutoriales/manual-pando/manual-pando.html.