Réflex dirigidas al amateur

A pesar de que las cámaras réflex tradicionalmente pertenecían al territorio del fotógrafo profesional, ahora los usuarios amateur han conseguido que este mercado se abra hasta sus dominios

Réflex dirigidas al amateur

27 mayo 2008

Tras el lanzamiento, hace cinco años, de la primera réflex digital (Canon EOS 300D) dirigida al mercado de consumo, este segmento no ha parado de crecer. El fin es cubrir las necesidades de esos amantes de la fotografía que, sin ser profesionales, buscan algo más que ajustes automáticos de las cámaras convencionales u ópticas fijas. Y es que la sensación de mirar por el visor de una réflex es diferente, inmediatamente se aprecia que vamos a capturar lo que estamos viendo.

 

Además, la posibilidad de intercambiar objetivos o añadir toda clase de accesorios y filtros permite capturar imágenes impresionantes si la pericia del fotógrafo está la altura. Eso sí, no son muchas las marcas de réflex digital, aunque estas pocas ofrecen muchos modelos donde elegir. En nuestro caso, y a pesar de que Canon y Olympus tienen al caer nuevos modelos que no llegaron a tiempo a nuestra pequeña comparativa, hemos optado por cuatro grandes de la fotografía réflex. Sólo faltaría Pentax, que tampoco logramos incluir a tiempo.

 

Mejoras evidentes

Entre los modelos revisados, se aprecia una mejora importante respecto a generaciones inmediatamente anteriores. Así, detalles como los estabilizadores de imagen (ya sean en el cuerpo o en el objetivo), los sensores que desconectan la LCD al acercarnos al visor e, incluso, los modos LiveView comienzan a ser moneda común.

 

Con todo, encontramos dos grupos claramente diferenciados. El primero, formado por los modelos de Canon y Nikon, serían las réflex amateur más potentes para los usuarios medios/avanzados. El segundo, compuesto por las cámaras de Olympus y Sony, posee una vocación más generalista, pensado para agradar a usuarios que gusten de la fotografía pero con menores pretensiones. Es decir, esa clase de gente que rara vez recurrirá a los modos manuales aunque, llegado el caso, sabe hacer un cierto uso de los mismos. Son equipos fáciles de utilizar y, sobre todo, concebidos para no asustar a nadie, aunque ofreciendo algo más que los modelos digitales convencionales.

 

Entre todas las propuestas, por nuestro perfil, nos quedamos con la D60 de Nikon, que nos ha sorprendido por la calidad general del cuerpo y óptica incluida de serie. Además, resultará ideal para el que empieza en este mundo y aspira a hacer grandes fotos cuando domine la materia. Así, con los ajustes y posibilidades de la Nikon no nos quedaremos cortos a medida que vayamos aprendiendo.

 

Aun así, para los que buscan una réflex más convencional la Canon es una excelente opción, más árida en menús y quizá algo más compleja en ajustes. La Olympus, por su parte, nos ha encantado por su compacto tamaño y peso, mientras que la Sony lo ha hecho por el buen trabajo que la empresa japonesa está haciendo en este mercado, donde prácticamente es un recién llegado.

 

Modelos analizados

 

* Canon 400Dhttp://www.pc-actual.com/productos/producto/2008/05/08/Canon-400D

 

* Nikon D60http://www.pc-actual.com/productos/producto/2008/05/13/Nikon-D60

 

* Olympus E-410http://www.pc-actual.com/productos/producto/2008/05/18/Olympus-E-410

 

* Sony A200http://www.pc-actual.com/productos/producto/2008/05/22/Sony-A200