MWC: Los relojes se hacen inteligentes. Y los coches también

Lo «Smart» se propaga en tecnología como el fuego en un campo de hierba seca. Lo último en dispositivos Smart son los relojes de pulsera y lo penúltimo los coches

Reloj conectado watch

28 febrero 2013

Lo «Smart» se propaga en tecnología como el fuego en un campo de hierba seca. Lo último en dispositivos Smart son los relojes de pulsera y lo penúltimo los coches. O más bien tendríamos que decir en dispositivos conectados.

Los coches y los relojes de pulsera no tienen mucha relación aparentemente, salvo para aquellos que recuerden la serie «El Coche Fantástico», donde el protagonista usaba un reloj como intercomunicador. Pero en Mobile World Congress hay otro nexo de unión, que es el de ser algunos de los últimos integrantes de nuestras vidas que empiezan a poder calificarse como Smart.

Lo más parecido a un reloj de pulsera inteligente fue el reproductor multimedia iPod nano, en la generación justamente anterior a la más reciente. Su forma cuadrada y la sujeción mediante un sistema de pinza permitieron diseñar correas para usarlo como si de un reloj se tratase. Pero en el fondo no se puede decir que fuera inteligente a pesar de usar un sistema operativo como iOS. Le faltaba la conectividad.

El proyecto de reloj Smart que ha tenido mas visibilidad en los últimos meses es Pebble. Está integrado en el portal Kickstarter en la modalidad de crowdfunding y ha tenido una aceptación excepcional. El reloj, con tecnología eInk en la pantalla, permite sincronización con el smartphone, uso de aplicaciones y personalización de la pantalla entre otras funcionalidades.

Sin embargo, Pebble no estaba presente en MWC, pero sí otras propuestas en esta línea como la de Sony con su SmartWatch, o I’m Watch de imsmart.com. Estos dos modelos comparten bastantes cualidades, como integrar un sistema operativo Android o disponer de pantalla táctil, aunque difieren en especificaciones como la pantalla, que en Sony es de 1,3’’ con resolución de 128 x 128 píxeles y tecnología OLED, y en el I’mWatch es de 1,54’’ con resolución de 240 x 240 píxeles y tecnología TFT.

Sony smartwatch

En el MWC los hemos visto, tocado y grabado en vídeo. Y la experiencia de uso es notablemente buena teniendo en cuenta que su tecnología es limitada en cuanto a procesador y ergonomía. Pero permite interactuar con el smartphone mediante Bluetooth realizar y responder llamadas, recibir notificaciones, reproducir audio, ver imágenes, conocer el estado de Facebook o Twitter, hacer las veces de monitor deportivo mediante apps, etcétera. Y todo ello sin que parezca un mazacote.

Lo cierto es que a pesar de que estos primeros diseños son más valorados por su novedad que por lo que puedan hacer, y a pesar de que hay apartados que deberían estar resueltos como el de la duración de las baterías o los sistemas de carga de las mismas, se trata de una de las tendencias de la Feria. En otros stands como el de eInk pudimos ver prototipos de relojes con pantallas de tinta electrónica, muy bonitos estéticamente hablando y con una calidad de visualización muy buena, aunque se trataba de prototipos sin conexión.

De todos modos, es una idea que es realizable, que permite interactuar con el smartphone iOS o Android, y que debería seguir evolucionando y mejorando. Ojalá Sony desarrollase un SmartWatch Z sumergible, por ejemplo.

Coches conectados

En cuanto a los vehículos, Ford volvió a estar presente en la Feria con su solución Sync, que es al mismo tiempo una tecnología que permite controlar el vehículo mediante una interfaz de voz principalmente, junto con una plataforma de desarrollo para crear aplicaciones que confieran al vehículo ese carácter Smart que los vehículos empiezan a tener. Este año se presentó un nuevo vehículo, el EcoSport 2014, con Sync y Spotify adaptado para esta plataforma.

En el apartado de los coches aún estamos en la fase en la que es más lo que no se ve que lo que se ve dentro del proceso de desarrollo tecnológico para vehículos. Desde sistemas de seguridad activos hasta entretenimiento a bordo. Empresas como NVIDIA están trabajando alrededor de este tipo de aplicaciones de sus tecnologías, así como Intel, Google o Microsoft.

De lo grande a lo pequeño, en MWC todo es Smart. O queríamos decir Conectado.

Ford Sync