Resuelta la mayor leyenda urbana de los videojuegos

Recuperadas cientos de copias de ET el Extraterrestre para Atari 2600

28 abril 2014

Muchos de los que hoy en día se pueden considerar jugadores nunca probaron este videojuego, pero lo cierto es que a pesar de que su opinión no se haya tenido en cuenta, ya ha sido catalogado como el peor videojuego de la historia. Hablamos de ET el Extraterreste, un videojuego para Atari 2600 cuya repercusión ha sido inversamente proporcional a la calidad del título. Ahora, toda la historia ha llegado a su fin.

ET

Y es que, muy lejos de los FIFA y Gran Turismo a los que se juega hoy en día queda ET el Extraterrestre. Algunos de nuestros lectores, sobre todo muchos de los cuales juegan a videojuegos, ni siquiera habían nacido cuando en el año 1982 llegó la película de Steven Spielberg a los cines. Hoy es película de culto, y entonces fue un producto con un potencial comercial inmenso. Con un mercado de los videojuegos todavía en florecimiento, se quiso aprovechar el tirón de la película para recaudar dinero, y así es como nació ET el Extraterrestre, el videojuego.

La Atari VCS, que era como se conocía por aquel entonces a la Atari 2600, era la mejor videoconsola de la época. Su construcción, el repertorio de videojuegos con el que contaba, y el hecho de que fuera creada por los mismos que dieron vida a Pong, el juego que dio vida a todo, le daban a Atari un lugar privilegiado en el mercado. Ni siquiera la podemos comparar con las compañías de esta época, pues ni Sony, ni Microsoft, ni Nintendo, tienen hoy el dominio que por aquel entonces tenía Atari. No es raro, por tanto, que una compañía que disfrutaba de tal dominio en el sector pudiera sufrir una caída como la que sufrió años más tarde y cuyo inicio coincidió casualmente, o causalmente, con el lanzamiento de ET el Extraterrestre.

Con el éxito de la película, rápidamente se movilizaron diversos estudios de desarrollo para hacerse con los derechos del film para crear un videojuego. No obstante, fue finalmente Atari la que los consiguió, finalizando la negociación en julio de 1982. El juego debía estar listo para aprovechar la campaña de fin de año, y se lanzó en diciembre de ese mismo 82. Howard Scott Warshaw fue el elegido para tener que encargarse del videojuego, y tuvo tan solo un mes para diseñar y desarrollar el mismo. El propio Steven Spielberg lo eligió porque confiaba en su capacidad para tener listo el videojuego el 1 de septiembre. En poco más de cuatro semanas fue capaz de dar vida a ET el Extraterrestre, un videojuego en el cual teníamos que dirigir a nuestro personaje extraterrestre para que pudiera coleccionar tres objetos para construir un teléfono con el que llamar a su planeta.

Atari consideró que el éxito estaba asegurado por la relación con la película. Ante la falta de tiempo, omitieron el test de opinión del público que se solía realizar antes de un gran lanzamiento. Su llegada al mercado en diciembre del 1982 supuso el comienzo del hundimiento de Atari. El juego se comenzó vendiendo bien, y entró en la lista de los más vendidos para Atari 2600. No obstante, las quejas comenzaron a llegar, de muchos usuarios que alegaban que había secciones imposibles en el videojuego. Los controles no eran intuitivos y el argumento no era nada bueno. Las devoluciones por parte de las tiendas a la desarrolladora se convirtieron en lo normal. El videojuego llegó a rebajarse de precio en las tiendas, pasando de los 49,95 dólares a un precio de menos de 1 dólar. Las cifras hablaban por sí solas. 1,5 millones de unidades fueron vendidas, pero entre 3,5 y 4 millones de unidades no se vendieron, o fueron unidades devueltas por tiendas o consumidores. Se estima que los ingresos de ET el Extraterrestre fueron de 25 millones de dólares, pero que las pérdidas ascendieron a los 100 millones de dólares, debido a los altos costes para adquirir la licencia (20-25 millones de dólares), los costes de producción y todas las devoluciones. Se considera este hecho como uno de los más determinantes para que Atari presentara pérdidas en el 1983 y 1984, lo que la llevó finalmente a tener que dividir la compañía vender parte de la misma, el final para ellos.

Tras el fracaso, empieza la leyenda

No obstante, la historia interesante es la de los cartuchos de ET. Y es que, la compañía americana decidió deshacerse de ellos en un vertedero. O al menos, eso era lo que antes contaba la leyenda. Al parecer, en Alamogordo, Nuevo México, la compañía Atari había aparecido con una docena de camiones que provenían de la planta de Atari situada en El Paso. Hubo muchas versiones sobre el asunto. Se dijo que estaban enterrando videojuegos de la Atari 2600 debido al exceso de mercado negro, pues se iban a centrar en la Atari 5200. También se dijo que eran cartuchos inoperativos, que no funcionaban, y que se habían roto. Un medio local sí que apuntó a la teoría de que eran cartuchos de ET el Extraterrestre. Casualmente, se trataba de un vertedero en el cual no se podía rebuscar, y aunque sí se hubiera podido, la compañía lo cubrió todo con hormigón, alegando que allí había animales muertos, y que nadie quería que los niños resultaran dañados escarbando allí.

Desde entonces, la leyenda urbana de los cartuchos de ET el Extraterrestre circula por toda la red. Warshaw mismo dijo que lo más probable era que los componentes hubieran sido reciclados. Sin embargo, un grupo de investigadores comenzó a tratar de localizar el vertedero en el cual estuvieran los videojuegos de Atari. Y ahora, 31 años después de que fueran enterrados, han sido encontrados. No sin ayuda, claro está. Ha sido nada más y nada menos que Xbox Entertainment Studios quien ha financiado la búsqueda de estos cartuchos. A pesar de haber sido triturado lo que allí se enterró, pudieron localizar varios cientos de copias en Alamogordo. La leyenda se ha confirmado. Atari tuvo que enterrar las copias que le sobraron de aquel ET el Extraterrestre, considerado el peor videojuego de la historia. Hoy, en realidad, es mucho más que eso. Es un símbolo de la crisis del mundo de los videojuegos del 1983. Y además, es un símbolo de lo que nunca debió haber hecho una compañía que lo fue todo, y consiguió llegar a ser nada.

Temas Relacionados
Loading...