Revisando Windows Vista: características y nuevas funcionalidades

Mejora el sistema en diversos aspectos y, aunque la mayoría de actualizaciones son completamente transparentes para el usuario, con ésta destaca el aumento del rendimiento del equipo a la hora de copiar o mover ficheros

Revisando Windows Vista: características y nuevas funcionalidades

9 mayo 2008

Desde luego, éramos muchos los que andábamos esperando con ansiedad la aparición del nuevo paquete de actualizaciones del sistema operativo lanzado por Microsoft hace poco más de un año. Y es que las críticas vertidas durante este tiempo, no solamente por parte de usuarios, sino también desde diversas empresas punteras, eran razonables, ya que no colmaba sus expectativas hasta el punto de que en un elevado porcentaje de casos la mejor opción era llevar a cabo un downgrade, es decir, la reinstalación de Windows XP SP2 en máquinas que venían de serie con Vista integrado.

 

Demasiadas expectativas

Tal vez se esperaban grandes cosas después de los varios años de retraso en la aparición del que, según Microsoft, iba a ser el mejor sistema operativo de la historia (siempre salvando las distancias del desarrollo tecnológico con el paso del tiempo), pero los hechos indican que no ha sido así.

 

En esta ocasión, nuestras primeras impresiones con el paquete de actualización Service Pack 1 son bastante positivas, aunque muchas de las mejoras, sobre todo a nivel interno del sistema operativo, ya se hayan llevado a cabo mediante las actualizaciones automáticas de Windows Vista. Otras más visibles, como las que detallaremos en las próximas líneas, no se puede decir que sean impresionantes, pero sí mejoran la experiencia diaria. Es el caso de la copia de ficheros en sus diferentes vertientes, tanto a nivel local como en red, donde los tiempos de espera se reducen de forma importante.

 

Microsoft baja los precios

Si estás a punto de adquirir una licencia de Vista en caja, has de tener en cuenta que Microsoft va a recortar el precio de algunas de sus versiones. Así, Ultimate pasará de 299 a 219 dólares, mientras que Home Premium se reducirá de 159 a 129. Se trata de una rebaja sustancial que parece que llegará a 70 países (España incluida) después de su anuncio en los EE UU. Precisamente, esa era otra de las características discordantes del sistema operativo, su elevado precio. Cuesta menos un ordenador nuevo con licencia de Windows Vista que algunas versiones del propio paquete adquiridas por separado.

 

Esta noticia llega casi de la mano de la disponibilidad del SP1 a mediados de marzo, lo que provocará, sin duda, una pequeña revolución en las ventas del sistema operativo, ya que está previsto que, en breve, cualquier licencia de Vista que se comercialice ya incorporará por defecto el Service Pack 1, aunque con el inconveniente de que no se podrá desinstalar para volver a la versión RTM, cosa que, por otro lado, tampoco es necesario.

 

Dicho esto, abordemos de una vez los apartados que se ven afectados por este SP1.

 

1. Compatibilidad hardware

Éste es uno de los puntos donde los nuevos sistemas operativos suelen fallar durante los primeros meses de su puesta en escena. En Windows Vista también ocurría aunque con el nuevo Service Pack se ha mejorado notablemente la compatibilidad con un gran número de dispositivos al incorporar nuevos controladores tanto genéricos como especializados en determinados productos. Según la propia Microsoft, ahora se soportarán más de 80.000 dispositivos, cerca del doble que la versión RTM (Release To Manufacturing) de Vista.

 

2. Compatibilidad software

Es otro de los apartados donde los desarrolladores de Microsoft han puesto bastante énfasis. Pero también los creadores de software de terceros, a los que no hay que olvidar debido al gran esfuerzo realizado para obtener productos compatibles y preparados para Vista. El resultado es que, a día de hoy, una cantidad importante de aplicaciones funciona sin problemas, concretamente diez veces más que en el momento de aparecer este sistema operativo en el mercado.

 

Sin embargo, Microsoft ya ha publicado una lista de aplicaciones que o bien no funcionan en Vista SP1 o bien lo hacen de forma inestable. Es el caso de diversos antivirus como Trend Micro Internet Security, Zone Alarm Security Suite o BitDefender, entre otros, así como otros productos como el lector del periódico norteamericano The New York Times. Lógicamente, estas restricciones tan sólo desaparecerán gracias a las actualizaciones que sus desarrolladores lancen en breve.

 

Igualmente, existe un grupo de utilidades englobado en los entornos corporativos que se puede considerar más o menos antiguo, pero que las compañías siguen utilizando por motivos obvios de rentabilidad. Se trata de herramientas de trabajo diseñadas específicamente para llevar a cabo determinados cometidos (finanzas, contabilidad, logística, gestión de almacenes…) y que dichas empresas no necesitan actualizar porque ya funcionan perfectamente. Este grupo probablemente sea el más perjudicado a la hora de realizar actualizaciones de esta envergadura en el sistema operativo, aunque también es cierto que suelen utilizarse en equipos que no están precisamente a la última tanto a nivel de hardware como de software.

 

3. Fiabilidad

Es cierto que los tradicionales pantallazos azules disminuyeron con la puesta de largo de Windows Vista. No obstante, teniendo en cuenta que el núcleo del sistema se había escrito desde cero precisamente para evitar los clásicos cuelgues y aumentar la estabilidad, no dejaba de sorprender que se siguieran manifestando en determinados momentos, como bien puede confirmar el que ahora escribe. En este caso, el fallo ocurría al copiar de forma masiva datos de una tabla escrita en Excel a un gráfico de PowerPoint. No aparecía un pantallazo azul siempre, pero sí dejaban de funcionar ambas herramientas, algo ilógico considerando que se trataba de la versión 2007 de Office, teóricamente compatible al 100% con Vista. Con la instalación del SP1, dichos problemas se han solucionado.

 

4. Rendimiento

En términos generales, el rendimiento que podremos obtener del sistema con el SP1 instalado es bastante similar al que ya ofrecía la versión RTM. Como podrás comprobar más adelante en el recuadro que recoge las pruebas llevadas a cabo con el sistema, los resultados son parecidos cuando ejecutamos alguna de las pruebas sintéticas, tales como PCMark o 3DMark, aunque sí existen diferencias en determinados apartados de manejo y copia de archivos. De hecho, estos últimos eran la asignatura pendiente de Windows Vista, ya que en determinadas ocasiones el cálculo del tiempo que tardaría el sistema en copiar unos ficheros de un lugar a otro era mayor que el propio proceso de copiado, motivo de crispación de los usuarios.

 

Los datos que arrojan las pruebas indican que con el SP1 instalado se puede llegar a reducir el tiempo de copia de ficheros en torno al 50%.

 

5. Seguridad

De lo que sí puede presumir Vista es de que es el sistema operativo con menor tasa de fallos de seguridad durante el primer año. Todos los anteriormente lanzados han tenido grandes problemas en ese aspecto, incluido XP, que tampoco tuvo un buen comienzo en ese sentido. Es verdad que ya se han desarrollado más de 300 parches de seguridad para Vista y que con el nuevo Service Pack se instalarán, si no se ha hecho ya mediante las actualizaciones automáticas. A pesar de ello, no hay que olvidar que no se ha registrado ningún fallo masivo debido a algún tipo de infección o agujero en el sistema ni antes ni después de la publicación de esos parches.

 

Es por ello por lo que este paquete, precisamente, no ha cosechado ningún titular en cuanto a seguridad, algo que hay que reconocerle a los de Redmond.

 

6. Juegos

Windows Vista SP1 incorpora por defecto DirectX 10.1, pero hay que tener en cuenta que estas nuevas librerías gráficas tan sólo son aprovechadas por un número limitado de tarjetas gráficas, por lo que nuestro equipo, si no dispone de alguna de ellas, no se verá beneficiado, como es lógico. Poniendo este dato sobre la mesa, no existen grandes cambios entre el antes y el después de la instalación del paquete.

 

Conoce las novedades y mejoras más importantes

 

*Desfragmentador de discos

Al contrario de lo que ya ocurría en Windows XP, Vista no permite realizar desfragmentaciones de unidades por separado, algo que se subsana con el SP1 mediante la opción Seleccionar Volúmenes, disponible en esta herramienta.

 

*ReadyBoost

Si dispones de una memoria Flash USB, con Windows Vista la puedes utilizar para simular memoria del sistema. Esta opción es especialmente atractiva cuando tu equipo no dispone de demasiada cantidad. Con el SP1 se ha optimizado su utilización para sacar el máximo partido de ReadyBoost.

 

*Sistema de archivos ExFAT

Se trata de un nuevo sistema de archivos enfocado a las unidades de memoria Flash USB. Si formateamos una de ellas con este sistema, se optimizará su rendimiento, especialmente indicado cuando disponemos de una larga cantidad de ficheros almacenados en ella. ReadyBoost no podrá ser utilizado con este formato.

 

*Copia de ficheros

Como indicamos en las tablas de rendimiento adjuntas, el SP1 mejora notablemente la copia de ficheros tanto en el mismo equipo como en equipos que trabajen en red con o sin Windows Vista.

 

*Instalación de nuevos programas

Cuando introducimos un disco óptico para instalar una aplicación, si el ejecutable tiene un gran tamaño, Windows Vista consume demasiado tiempo para el proceso de lectura. Con el Service Pack 1 este tiempo se reduce de forma considerable.

 

*Consumo de Energía

Especialmente atractiva para ordenadores portátiles, se reduce el consumo de energía haciendo que el procesador y discos duros se queden en espera cuando su uso realmente no es necesario.

 

*Compresión de archivos

Es otra de las mejoras que el usuario experimentará a diario, ya que se reducen los tiempos de compresión y descompresión de archivos con respecto a la versión RTM.

 

*BitLocker

El cifrado de unidades ahora permite hacerlo en cualquier otro volumen que no sea el del sistema. Además, se implementa un nuevo método de autentificación mediante clave personal de acceso en unidades de almacenamiento USB. Por defecto, esta funcionalidad se encuentra desactivada.

 

*Desbloqueo del PC

Con el SP1 se recorta el tiempo empleado a la hora de que un usuario desbloquee su ordenador después de un período determinado de inactividad.

 

*Carpetas compartidas

Con este primer Service Pack se optimiza el tiempo y consumo del ancho de banda cuando exploramos las carpetas compartidas de nuestra red.

 

*Parches de actualización

Windows Vista SP1 incluye todos los parches de seguridad publicados anteriormente, por lo que se instalarán en caso de que el usuario no haya hecho uso de las actualizaciones automáticas.

 

*IEEE 802.11n

Se añade soporte completo al nuevo estándar de comunicaciones inalámbricas IEEE 802.11n.

 

*Elevación sin el Escritorio seguro

SP1 añade una nueva política de seguridad denominada Allow UAcces, la cual permite a las aplicaciones solicitar Elevación (derechos de administrador) sin la utilización del Escritorio seguro, especialmente atractiva para los administradores que utilizan asistencia remota.

 

*Nuevos controladores

Cuando apareció Windows Vista, muchos usuarios quedaron perplejos ante la incompatibilidad de algunos de sus antiguos dispositivos con el nuevo sistema. Tarjetas de sonido, impresoras y multifunción…, el nuevo SP1 mejora (aunque no al 100%) estas incompatibilidades. Si es tu caso, no dudes en instalar el SP1 para devolver a la vida a alguno de esos dispositivos.

 

*Parcheado en caliente

Se trata de una funcionalidad que no es nueva, ya que Windows Server 2003 ya la implementaba. Ahora se extiende también a Vista para limitar considerablemente el número de reinicios derivados de una actualización de componentes. Ten en cuenta que estos reinicios eran necesarios ante la imposibilidad del sistema de acceder a recursos que ya estaban en ejecución.

 

Varias alternativas de instalación

Básicamente existen tres formas de llevar a cabo la actualización del SP1 para Windows Vista. La primera de ellas es a través de la descarga del paquete independiente desde el centro de descargas de Microsoft, el MSDN y el Technet que ocupará alrededor de 450 Mbytes. No obstante, la opción más sencilla es hacerlo desde el apartado de Actualizaciones automáticas, donde se comprueba qué actualizaciones están ya instaladas en el sistema, con lo que no es necesario descargar todo el paquete, sino alrededor de 65 Mbytes.

 

Está previsto que, a mediados de abril, si mantenemos las actualizaciones automáticas activas, el SP1 se instalará como cualquier otra actualización. Por último, existe la posibilidad de disponer de un CD o DVD con el SP1 completo, del cual tendrás noticias  nuestras en próximos números.

 

El proceso de instalación de la versión independiente es largo. Dependiendo de la potencia del hardware del equipo, tardará unos minutos más o menos, pero desde luego esta media se sitúa en una hora, con varios reinicios incluidos. El número de reinicios depende realmente de cuánto esté actualizado el sistema antes de la incorporación del SP1.

 

En cualquiera de los casos anteriormente comentados, es muy recomendable realizar una copia de seguridad del sistema antes de proceder a dicha instalación. De esta manera, nos aseguraremos de poder recuperar el estado original en caso de que algo falle.