Al ron-rón del rumor

Dos sesiones en el Curso de Verano de Asimelec amparado por la Universidad Politécnica de Madrid han dado para mucho. Al margen de las ponencias algunas ya resumidas por aquí, lo mejor fue la colección de perlas y rumores cazados en los coffee-breaks

Al ron-rón del rumor

28 julio 2009

LA CONVERGENCIA EN LAS TIC

(Curso de verano de la UPM/Asimelec, La Granja, JUL09)

Que si Yes.fm dejará de emitir

Una idea genial, un concepto perfecto, un servicio oportuno y gratificante… pero que no arranca comercialmente. Al parecer los gestores de la web musical española por streaming Yes.fm han empezado a devolver las cuotas de los pocos abonados al servicio Premium (49,95€ al año). Sin masa crítica, no hay negocio.

La noticia la destapó José Neri, presidente de SDAE (la “SGAE” digital), que reconoció en un seminario organizado por Asimelec en los cursos de verano de la UPM en La Granja (Segovia) la inviabilidad del proyecto («no han sido capaces ni de pagar la luz», o quizás más bien, sus abusivas regalías en concepto de derechos de autor por ejecución pública…).

No se hizo esperar el desmentido de Frederick Terrien al diario Público, aunque sí reconoció que están rediseñando su modelo de negocio. ¿Quizás una marca blanca arrendada a una emisora de radio-fórmula o programa de televisión para sus propios «triunfitos»? ¿A la propia SGAE para que pueda promocionar a sus autores asociados? (que raro, se deberían pagar a sí mismos el canon y descontar los gastos de gestión y abogacías)…

Hace unos pocos meses desaparecía MusicMakeFriends, una iniciativa similar belga; Last.fm abandonaba el modelo gratuito y empezaba a cobrar, perdiéndose miles de listas de favoritos; y Pandora fue bloqueado fuera de las fronteras de la RIAA. Menos mal que aún nos queda Rockola.fm… ¿hasta cuándo?

Que si los PMP se venderán sin disco duro

¿A que molan los portable multimedia players? Los cargas de música y películas, te los llevas de vacaciones a la playa o a la montaña, y te evitas las aburridas parrillas de programación veraniegas de las teles saturadas de refritos, partidos de fútbol de saldo, anuncios a mansalva y tele805. Pero hete aquí que llega el puño prieto de la SGAE y carga sus 14€ de vellón por reproductor (¡independientemente de la capacidad de su disco duro!).

Así que algún avispado fabricante ha encontrado un resquicio legal y… voilá: vendo sólo la capacidad de reproducir… ¡sin disco duro! Así, además de no cargar el canon sobre el comprador, le voy a dar la opción de que él mismo elija la capacidad que quiera y el fabricante que más le guste del disco SATA de 3,5” interno; y como es un componente informático aún no sujeto a mamoneo (en el sentido de chupar de la teta ajena), pues eso que se ahorran. Ya sólo se va a vender la caja, y aún llegará el día si sigue la irracionalidad de algunos impuestos y tasas en que te vendan la nicotina… sin cigarrillos.

Que si la TDT va a ser de pago

Enterrada el hacha de guerra entre la Sexta y la Cuatro por los derechos de transmisión del fútbol que tanta sangre ha hecho en los balances de sus respectivas productoras (unos por tener más gastos y otros por tener menos ingresos), y de cara al apagón analógico de abril de 2010, todo parece indicar que los actuales sintonizadores habrá que renovarlos para que admitan la posibilidad de disponer de una tarjeta de prepago tipo SIM para poder acceder a ciertos contenidos Premium a demanda y en plan micropago.

Y urge antes de que empiece la liga, a más tardar la champion. ¿O se creían que con la actual tarta publicitaria a repartir entre tantos nuevos players iba a dar de sí como para afrontar toda la inversión en tecnología y contenidos? Se quejaban de que Internet había propiciado la cultura del «gratis total» cuando ésta es herencia directa de la televisión generalista.

Y ahora que se imponen nuevos viejos modelos (el canon directo de 238 libras por compra del televisor o el 0,9% indirecto por uso del ADSL), no está de más resucitar el estilo de los golpes de estado, en toda regla a tu bolsillo y sin haber salido de la salita de estar. Pero no se preocupen, para los que quieran televisión gratuita, tendrán 40 canales de teleconcursos a su disposición todo el día (¡o 20 si son en HD!).

Que si Dell va a sacar un teléfono móvil

Si ya lo hizo Acer en el pasado 3GSM de Barcelona, si ya los tiene HP desde hace años (aunque yo no he visto a nadie en España, quitando mi iPaq hw6915), si hasta cuentan que Palm resucita con su flamante modelo Pre, ¿por qué no va a tener el mayor fabricante de ordenadores su versión móvil? Sólo hay que ensamblar los componentes en alguna línea de montaje china y meterle un SO libre, como el Android de Google.

Quizás sea algo más que un teléfono y algo menos que un notebook, dando plantón a los «micros» de Intel a favor del ARM (presentes en la NDS o el iPhone). Pero lo va a tener difícil entre tanto móvil «touch» cada vez más «smarts» y unos ordenadores portátiles súper baratos.

Que si Nokia va a dejar de fabricar teléfonos

¿Cómo, ahora que Acer o Dell se van a meter en el fregado de los móviles, va el líder indiscutible y se raja? Pues no, claro que no, para algo son de los pocos que tienen fábricas propias. Simplemente los ciclos van a ser más largos y las referencias anuales se van a reducir a la mitad. Por ejemplo, el N95 (aunque cuando creímos oír «N97» casi nos da un pasmo) dejó de fabricarse en marzo tras dos años de gran éxito de ventas.

Sin duda, el fabricante finés se va a dedicar más a los contenidos y aplicaciones que den valor a ese objeto que se ha hecho universal e imprescindible, jugando la baza de ser, si no la ventana («windows»), al menos la puerta («ovi») de entrada al mundo «always connected». Lo cual no quiere decir que dejen de fabricar ni mucho menos sus propios teléfonos... o lo que se venga a estilar en el futuro. Nuestras disculpas al ponente Francisco Montalvo (sales operator manager de Nokia España) si no le supimos entender en una ponencia de diez minutos a toda carrera saltándose la mitad de las «slides».