Samsung CLX-3175FN, uno de los más silenciosos

La tecnología de impresión láser en color ha estado hasta no hace mucho vetada para entornos no profesionales por su elevado precio y costoso mantenimiento. Este multifunción demuestra que es posible una solución a la última adaptada al entorno doméstico y a la pyme

Juan Carlos López Revilla

11 enero 2009

Su elevada versatilidad, razonable precio y contenidas dimensiones lo sitúan en la misma liga de los dispositivos multifunción domésticos de alta gama en inyección de tinta. Además, su rendimiento satisfará las necesidades de los usuarios domésticos y de pequeños grupos de trabajo.

Según nuestras pruebas, la salida de la primera página de uno de nuestros documentos de referencia requirió 29,40 s y la impresión del documento completo, constituido por 10 páginas de texto con gráficos en color, se prolongó durante 105 s. Por su parte, la impresión de una fotografía en color A4 consumió 33,46 s y la copia de una página de texto monocromo, 23,61 s.

No obstante, las principales bazas de este multifunción son su bajo nivel de ruido tanto durante el proceso de impresión como el de digitalización (45-49 dB), y su elevada calidad de impresión. Además, el test MTF ha evidenciado que incorpora fotorreceptores de gran calidad y respuesta lineal.

¿Pegas? Muy pocas. Aunque arroja resultados muy buenos en la impresión de fotografías, seguimos prefiriendo los dispositivos de inyección de tinta y sublimación. Asimismo, durante la copia de imágenes en color hemos apreciado una clara pérdida de resolución y una excesiva saturación.