Samsung expande su gama ATIV con cinco equipos Windows 8

Aunque da la sopresa con el Q, un convertible en el que conviven Android y Windows, exhibe un amplio abanico de formatos, desde AiO, hasta tablet y ultraportátiles en los que priman diseño y productividad

2 julio 2013

Si hay algo en lo que ha insistido Samsung en su convocatoria de Londres es en la atención que presta la compañía a los diferentes estilos de vida de los consumidores. Quizá por eso, los nuevos equipos de la gama ATIV, al igual que los miembros de la familia Galaxy S4, son tan diferentes entre sí.

Nueva gama de equipos Samsung ATIV

Por un lado tenemos la tableta ATIV Tab 3; por otro, el All in One ATIV One 5 Style; en medio, los ultraportátiles ATIV Book 9 Lite y 9 Plus; y, de forma trasversal, el convertible ATIV Q. En común, al margen de pertenecer a la gama ATIV, todos están gobernados por un Windows 8 completo, no la versión RT, y, según Pilar Nieto, jefe de producto de la división IT de Samsung España, «combinan portabilidad y potencia sin sacrificar ninguna usabilidad». De la misma manera, Nieto señala la cada vez «mayor consumerización de los dispositivos»y el BYOD (Bring Your Own Device) como tendencia. Por tanto, se resiste a orientar ninguna de las cuatro novedades hacia un usuario exclusivamente corporativo o doméstico; sino que las dirige a personas que realizan distintos tipos de actividades en cada momento.

Por ahora, Samsung no ha facilitado precios ni fechas de lanzamiento de ninguno de estos productos, pero se prevé que estén disponibles en torno a un mes. En cualquier caso, el equipo más premium y revolucionario de los presentados es el ATIV Q.

Samsung ATIV Q inclinado

Este convertible de 13,3 pulgadas de diagonal se ha construido en magnesio con un diseño basado en una bisagra que admite distintas posiciones para convertirse, como manifiesta Pilar Nieto, «en un auténtico 4 en 1». En este sentido, hace las veces de tablet con la pantalla plegada sobre el teclado; de portátil, con esta situada en vertical; se transforma en una herramienta ideal para arquitectos cuando se desplaza la pantalla hasta «flotar» perpendicularmente sobre el teclado; y, girándola 180º para colocarla en modo apoyo, mejora la experiencia multimedia. Su pantalla táctil QHD+ presenta una resolución de 3.200 x 1.800 puntos y densidad de 275 ppp, cifras que no tienen rival en este tamaño según la compañía. Además, ha sido optimizada para proporcionar una visualización óptima incluso a plena luz del día, con ajuste automático del brillo en función de las condiciones lumínicas.

En el soporte de bisagra se esconde la última tecnología de Intel en CPUs, un Haswell Core i5, que aporta eficiencia y gráficos solventes proporcionados por la GPU Intel HD Graphics 4400. También cuenta con un disco SSD de 128 Gbytes de capacidad, 4 Gbytes de memoria RAM DDR3L y una autonomía de 9 h. Como buen convertible, pesa tan solo 1,29 Kg de peso y su grosor es de 13,9 mm, aunque alberga dos puertos USB (2.0 y 3.0), 1 HDMI y ranura para tarjetas de almacenamiento micro-SD.

Samsung ATIV Q switch Windows/Android

Pero lo más llamativo, novedoso y original del ATIV Q es que, corriendo Windows 8 completo, se puede ejecutar también Jelly Bean. De este modo, tenemos a nuestra disposición la posibilidad de consumir contenidos navegando por el universo de apps Android o crearlos como en cualquier ordenador convencional en el entorno de Microsoft. Aún más, es posible compartir carpetas en ambos plataformas y transferir ficheros desde Windows a Android. El cambio de sistema se efectúa de forma rápida y sencilla, pulsando un solo botón. E incorpora un S Pen para facilitar el trabajo con aplicaciones como, por ejemplo, Photoshop o Evernote.

Samsung ATIV Tab3

Al igual que el anterior, la tableta ATIV Tab 3, de 10,1 pulgadas y resolución HD 1.366 x 768, se ha ideado pensando en la productividad. Como él, está gobernada por Windows 8, se acompaña de un lápiz S Pen e incluye el paquete ofimático MS Office Home & Student. Mientras, la movilidad está garantizada con un peso de poco más de medio kilo (550 g), un grosor de solo 8,9 mm y una batería que nos independiza de la toma de corriente hasta 10 h. La carga de proceso recae sobre un Intel Atom Z2760 con gráfica integrada, alcanza una capacidad de almacenamiento de 64 Gbytes y lleva 2 Gbytes de RAM.