El Samsung Galaxy S5 comienza a cobrar protagonismo

28 noviembre 2013

Con el año 2013 a punto de finalizar y prácticamente ninguna nueva presentación por presenciar, las compañías ya se preparan para el 2014. Samsung podría ser de las primeras en presentar un gran terminal, pues el Samsung Galaxy S5 ya está convirtiéndose en protagonista. Se comenzaría a fabricar en enero y se lanzaría al mercado en algún momento entre los meses de marzo y abril.

El máximo rival que va a tener el iPhone 5s, además del propio Nexus 5 y su increíble precio, es sin duda el Samsung Galaxy S5. A falta de diciembre para finalizar el año y con ningún smartphone por ser presentado hasta que acabe el próximo mes, ya todas las miradas del mundo de la telefonía inteligente están puestas en los próximos lanzamientos que llegarían al mercado, y principalmente en uno, en el del Samsung Galaxy S5, puesto que podría ser uno de los primeros de las marcas grandes.

¿Qué especificaciones tendrá?

El nuevo Samsung Galaxy S5 pretende rivalizar con el iPhone 5s y para eso es necesario un nuevo salto en lo que a los procesadores se refiere. Así, la compañía surcoreana optaría por un procesador de 64 bits, que podría ser un Exynos, de fabricación propia, o un Snapdragon, de Qualcomm. La memoria RAM, por su parte, sería de 3 GB. Ni una cosa ni la otra van a tener una influencia grandísima en en rendimiento del smartphone hoy en día, pero de cara al futuro sí serán muy importantes. La cámara será de 16 megapíxeles con estabilización óptica de imagen, y Samsung optaría por una batería de 4.000 mAh para dar autonomía a un terminal que será muy completo, y que llegará con Android 4.4 KitKat de fábrica.

Dos versiones

Sin embargo, lo que realmente es todavía una incógnita no son las características técnicas del smartphone. Todos esperan que Samsung apueste por fabricarlo en metal, dándole un aspecto más premium. Pues bien, todo parece indicar que fabricará el Samsung Galaxy S5 en metal, aunque también en plástico. La compañía surcoreana podría tener en sus planes la fabricación de dos versiones diferentes. Una más económica que llevaría una pantalla OLED convencional y con el plástico como material de fabricación, y una versión algo más cara que contaría con una pantalla OLED flexible y que estaría fabricada en metal.

De momento, eso sí, todavía habrá que esperar. Hasta enero no comenzarán a llegar datos realmente fiables sobre el nuevo Samsung Galaxy S5. Ese mismo mes entrará en producción, y para el mes de febrero ya deberían estar listas más de seis millones de unidades, con un lanzamiento en el mes de marzo o abril, por lo que la espera tampoco será demasiado larga.

 

Temas Relacionados