Samsung Galaxy S6 y HTC One M9, ¿qué nos trae la nueva generación del 2015?

4 marzo 2015

Ayer se presentaron los primeros dos buques insignia de este 2015, los primeros grandes smartphones de verdad de este año. Y con ellos podemos empezar a conocer cuáles son las novedades con las que nos encontramos en esta nueva generación. ¿Qué es eso tan nuevo que llega en el Samsung Galaxy S6 y el HTC One M9?

Mejores materiales y diseños

Aunque el HTC One M9 sigue en el mismo estilo que los anteriores buques insignia de la compañía y con buenos materiales, lo cierto es que la gran novedad llega con el Samsung Galaxy S6. La compañía surcoreana ha lanzado su primer buque insignia con materiales completamente premium. Nos encontramos con un marco metálico y con una carcasa posterior de cristal, además de la obvia pantalla en cristal. Esto significa que no hay plástico en el diseño del smartphone, tal y como ocurre con el HTC One M9. Además, en Samsung han pensado en qué ocurriría si el smartphone recibe un golpe por una caída, pues el cristal es más frágil que el metal, y puede partirse en trozos de una manera que no ocurre con el plástico si recibe un golpe contra el suelo. Es por eso que el diseño del smartphone está pensado para que cualquier golpe sea absorbido por el marco metálico, de tal manera que este se lleve la peor parte. Es cierto que esto podría suponer marcas irreparables en el marco que tendremos que estar viendo durante el resto del tiempo que tengamos el móvil, pero será mucho mejor que tener un cristal completamente roto.

Mayor fluidez, durante más tiempo

Cuando un usuario compra un móvil siempre quiere que éste funcione bien y de manera fluida. Si lo que compras es un buque insignia recién lanzado, no vas a tener problema de fluidez. No obstante, sí surge una cuestión a tener en cuenta, y es si va a tener esa misma fluidez dentro de uno o dos años, cuando reciba nuevas actualizaciones, o incluso si va a recibir esas actualizaciones o no. Pues bien, eso no parece que vaya a ser un problema en el caso de estos smartphones. Cuentan con componentes muy recientes, y lo más relevante, una memoria RAM de 3 GB. Van a tener la capacidad necesaria soportar una gran cantidad de procesos. Su vida va a ser mucho mayor de la que le vamos a dar nosotros. Al cabo de dos años todavía podremos darlo a un familiar o venderlo. Seguirá funcionando muy bien.

A ello hay que sumarle que los dos smartphones cuentan con un procesador de 64 bits. Actualmente los 64 bits no tienen una gran relevancia en el mercado, pero eso llegará con el tiempo, y en ese momento, dentro de uno o dos años, no querremos que nuestro smartphone, con lo caro que ha sido, ya no sea tan bueno. Los smartphones de esta generación están preparados para sobrevivir unas cuantas generaciones más. Una compra mucho más inteligente que la del año pasado, todo hay que decirlo.

Mejoras menos relevantes

Además de todo ello, no podemos olvidarnos de las pequeñas mejoras que llegan cada año a los buques insignia. Las pantallas mejoran en calidad y en algunos casos también en resolución, pues la pantalla del Samsung pasa a ser Quad HD. Las cámaras también mejoran. El HTC One M9 cuenta con un sensor de 20,7 megapíxeles, mientras que la cámara de 16 megapíxeles de Samsung también es de una grandísima calidad. Por supuesto, llegan también mejoras en software que optimizan la autonomía de la batería y el funcionamiento de los smartphones. Estamos hablando de lo último en telefonía móvil.

Entonces, ¿qué móvil me compro?

Todo depende de lo que busques. El HTC One M9 es un smartphone para los aficionados a la interfaz de HTC, que además busquen un smartphone con un gran diseño, completamente metálico. Además, este año cuenta con el procesador Qualcomm Snapdragon 810, mientras que el Galaxy S6 lleva un procesador Exynos propio, también de grandísima calidad, pero que no será el clásico Qualcomm. ¿Dará problemas en el futuro? Siendo Samsung, es difícil que eso ocurra, pero nunca está de más tenerlo en cuenta.

Eso sí, el Samsung Galaxy S6 parece haber ganado el partido. Su pantalla es Quad HD, y Super AMOLED. Parece claro que va a ganar de nuevo el título de mejor pantalla del mercado, como antes hicieran el Galaxy Note 4 y el Galaxy S5. Además, su cámara, aun con menos resolución, cuenta con un modo de fotografía Pro, y es capaz de capturar fotos en RAW.

En cualquier caso, son dos grandes smartphones con los que resultará muy difícil quedar decepcionado. Dos terminales a tener en cuenta si vas a renovar tu móvil, y dos grandes teléfonos que llevan un paso más allá el mundo de los dispositivos inteligentes.

Temas Relacionados
Loading...