Análisis

Samsung SSD 840 Pro, máximo rendimiento y consumo ínfimo

El trabajo de los coreanos con este SSD 840 Pro no admite «pero» alguno. Además, viene con sendas utilidades de software para trasladar los datos del viejo disco al nuevo y para optimizar y gestionar su contenido

Alberto Castro Gallardo

Samsung SSD 840 Pro

8 mayo 2013

Así, los 139 euros que hay que abonar por el modelo de Samsung de 128 Gbytes justifican el mayor desembolso respecto a la competencia, y todo ello sin descuidar la calida de construcción ni el diseño en campos como peso (52,5 gramos), grosor (6,8 milímetros) y consumo (tan solo 0,07 W).

Pero es sobre el terreno donde demuestra más si cabe su valía: gracias al controlador Samsung 3-Core MDX, fue el disco más veloz en lectura secuencial (499,7 Mbytes/s en HD Tune Pro y 399,8 en HD Tach) y con mejor índice combinado de lectura y escritura aleatoria de 1 Mbyte en SiSoft Sandra (463 Mbytes/s), además de ser el que menos recursos del sistema consumió (solo el 1,3% de la CPU) y contar con el tiempo de acceso aleatorio más bajo (17 ns). Impecable.

 

Resultados de las pruebas

HD Tune Pro (Lectura 10 Gbytes)

  • Lectura media: 499,7
  • Transferencia mínima: 490,2
  • Transferencia máxima: 507,1
  • Tiempo de acceso (ms): 0,048
  • Uso CPU (%): 1,3

HD Tach (Quick Bench, 8mb zones)

  • Lectura media: 399,8

SiSoft Sandra 2013

  • Rendimiento: 534,34
  • Tiempo de acceso al azar (ns): 17
  • Rendimiento I/O (kIOPS): 24,6
  • Factor de resistencia (valor): 1,0
  • Rendimiento frente a velocidad (IOPS/Mbps): 245,99
  • Lectura 4 Kbytes: 239,66
  • Escritura 4 Kbytes: 42,49
  • Índice combinado 4 Kbytes: 180,51
  • Lectura 1 Mbyte: 522,15
  • Escritura 1 Mbyte: 342,76
  • Índice combinado 1 Mbyte: 463,00