Samsung SGH i-900 Omnia

Samsung ha intentado marcar su propio camino en el incipiente mercado de los teléfonos táctiles y el modelo Omnia supone su mejor interpretación. Estamos ante un smartphone Windows Mobile disfrazado de Windows Vista

3 noviembre 2008

La pantalla de inicio recuerda un poco a la estética de Windows Vista, con una barra de widgets que se pueden ubicar en cualquier lugar de la pantalla sin más que arrastrarlos con el dedo. No hay ningún «lápiz» integrado en el cuerpo del teléfono, aunque se ofrece uno externo y retráctil a juego con la carcasa. Lo mejor es acostumbrarse a manejar el móvil con el dedo, aunque lo ideal sería que el lápiz tuviera un sitio en el propio dispositivo.

 

En el fondo, se trata de Windows Mobile y, aunque el teclado en pantalla está conseguido, más tarde o más temprano toparemos con alguna aplicación pensada para su uso con el puntero. Lo mejor y más práctico es ver al Omnia como un teléfono Windows Mobile más táctil que la media, pero sin exagerar.

 

A partir de esta visión, el Omnia es uno de los mejores smartphones del momento. Integra una excelente cámara, GPS, conectividad avanzada, una buena pantalla, óptimo rendimiento y un diseño exclusivo. Sin olvidar que es compatible con las aplicaciones pensadas para WM 6, tanto para uso personal como para la empresa. En conjunto, es más equilibrado que el iPhone.