Sapphire Hybrid CrossFire 780G

La placa base de la firma con sede en Hong Kong ofrece pocos extras y un subsistema gráfico dirigido a la HD. Llama la atención los pocos conectores y puertos incluidos en el panel trasero

23 julio 2008

Estamos ante una placa base específicamente orientada a aquellos usuarios que deseen disponer de un subsistema gráfico incorporado (ATI Radeon 3200) y no requieran grandes dosis de potencia.

 

Perfectamente capaz de correr Aero en Windows Vista y de decodificar contenidos en alta definición gracias a la UVD que incorpora, se queda también un poquito corto si lo que queremos es ejecutar juegos medianamente complejos en nuestro PC.

 

Sin embargo, si ésta no va a ser la finalidad del equipo, tendremos más que de sobra con la GPU RS780 incorporada en el chipset. No obstante, gracias a la tecnología Hybrid CrossFireX incluida, podremos aumentar la capacidad gráfica del sistema incluyendo una tarjeta gráfica externa de AMD-ATI (3450 o 3470) para hacerla funcionar de manera conjunta con la del chipset.

 

En cuanto a la placa, no nos ha gustado nada el escaso manual incorporado, así como la falta de puertos tan importantes como el de FireWire. La ausencia de salida integrada HDMI es un factor clave, al ser sobre todo una placa que pretende dirigirse al público medio que utilice su equipo para ver contenidos en HD.

 

Plataforma / Socket:

AMD Semprom, Athlon 64, 64 FX, 64 X2 Dual-core y Phenom / AM2+