Sapphire Radeon X1300 XT

Para «jugones» de presupuestos ajustados y no muy exigentes. Nos encontramos ante una tarjeta gráfica enfocada a usuarios lúdicos que, aún queriendo probar la gran mayoría de los juegos de última generación, no tengan unas exigencias demasiado altas en cuanto a calidad y rendimiento

15 febrero 2007

Para «jugones» de presupuestos ajustados y no muy exigentes. Nos encontramos ante una tarjeta gráfica enfocada a usuarios lúdicos que, aún queriendo probar la gran mayoría de los juegos de última generación, no tengan unas exigencias demasiado altas en cuanto a calidad y rendimiento. Y es que la aceleradora funciona sin problema alguno a resoluciones no superiores a 1.024 x 768 puntos, pero al pasar de estas cuotas la fluidez del juego se verá seriamente afectada.

La tarjeta dispone de soporte para la tecnología Avivo, propietaria de la firma, lo que la convierte en un dispositivo más que adecuado para equipos destinados a convertirse en Media Center; y es que, en lo que se refiere a la conectividad, dispone de un conector RGB más otro DVI-I para señales digitales y una salida S-Video para poder conectarla directamente a una pantalla HDTV.

El fabricante ha implementado un total de 256 Mbytes de memoria GDDR3 a 1.000 MHz que se monta junto al motor gráfico Radeon 1300 que funciona a una frecuencia de 450 MHz. Otro punto reseñable, que ayudará a la correcta ventilación del motor gráfico, es el disipador que cubre gran parte de la tarjeta y ayuda a que ésta produzca menos ruido que otros modelos que incorporan grandes ventiladores.