Análisis

Box, servicio de almacenamiento on-line bien implementado

Esta propuesta de almacenamiento en la Nube está especialmente orientada a las empresas, ya que estas pueden conseguir buenos precios y, así, sacarle el máximo partido

Emmanuel David Jiménez Jiménez

Box

12 julio 2012

No obstante, Box también tiene algunas opciones para grupos de usuarios que contratan conjuntamente. Analizando sus modalidades no gratuitas para usuarios individuales nos encontramos con el servicio más caro de todos.

Sin embargo, se puede destacar el hecho de que contempla prestaciones como la edición de archivos de texto, hojas de cálculo y presentaciones de diapositivas, todo ello haciendo uso de la tecnología de Google Docs. Además, está optimizado para compartir archivos y carpetas, y trabajar de forma colaborativa. Con esa intención ofrece la posibilidad de dejar comentarios en cada archivo, de manera que cada usuario pueda consultar lo que ha escrito el anterior.

A pesar de ser costosa, destaca también la liberación de su API, que permite a terceras empresas desarrollar sus productos integrados con Box. Uno de sus puntos negativos es que algunas capacidades están limitadas solo a las empresas, por lo que los usuarios no profesionales no podemos hacer uso de la protección por contraseña ni del cliente de escritorio para Windows.

Por el contrario, sí que es compatible con muchos móviles por medio de aplicaciones nativas. Desde Android hasta iOS, pasando por BlackBerry Playbook y HP TouchPad. Estas aplicaciones permiten subir archivos a la Nube directamente desde el móvil, alojar nuevas versiones de los ficheros que ya están almacenados y compartirlos directamente desde el propio archivo, así como guardarlo para verlo off-line.

Es, sin duda, una buena alternativa, sobre todo si vamos a contratar un plan de empresa para, al menos, tres usuarios. Eso sí, su versión comercial más básica queda por debajo de algunos de sus rivales en la comparativa.