El TMC, al servicio (o no) de los conductores españoles

Este canal reservado a mensajes de tráfico no está bien desarrollado en España, pues lo deseable es disponer de una información en tiempo real y que cubra toda la red de carreteras. Entonces, ¿merece la pena pagar un extra por un servicio aun en pañales?

El TMC, al servicio (o no) de los conductores españoles

2 octubre 2008

LA OPINIÓN DEL EXPERTO

Los fabricantes de navegadores se afanan por ofrecer nuevos dispositivos cada vez más evolucionados, con una capacidad de guiado fiable, especificaciones multimedia y un sinfín de opciones, resultado directo de aplicar las más modernas tecnologías a la navegación por GPS.

Hoy en día, prácticamente todos los modelos de gama media-alta incorporan el servicio de Traffic Message Channel (TMC) ya sea de serie o como opción. Sin embargo la cuestión es: ¿cómo nos puede ayudar este servicio?

Por definición, el TMC es un sistema de mensajes sobre el estado del trafico, emitidos por una emisora de radio convencional (RNE-3), que son recibidos e interpretados por nuestros dispositivos GPS, siempre y cuando dispongan del chip TMC y la antena de radio.

Si en la información transmitida el navegador recibe una incidencia de tráfico en nuestra ruta, automáticamente nos avisará del problema y nos ofrecerá una alternativa con el fin de seguir circulando en condiciones de tráfico fluido.

Dicho mensaje va oculto en la señal de radio emitida, en formato de datos, por lo que, a pesar de viajar junto a la señal de audio, carece de sonido. En nuestro país, este servicio es gratuito, pero muy poco fiable, ya que la información es insuficiente y raramente esta actualizada, a diferencia de otros países de la UE, en los que este servicio es de pago y de funcionamiento impecable.

Hoy en día, más allá de nuestras fronteras se barajan diversas opciones que harán aún más fiable este servicio, desde ojeadores que avisan del estado de las carreteras a posibles alianzas con operadores de telefonía que ofrezcan a los usuarios información actualizada derivada de la localización de los móviles que porten los ocupantes de los vehículos, calculando los cambios en la velocidad de desplazamiento de los terminales y tomando como referencia las antenas a las que se van conectando los móviles durante el recorrido.

Mio Technology, por ejemplo, racionaliza el uso de este servicio, ofreciéndolo como opción en todos sus dispositivos (excepto en su tope de gama), de manera que el usuario, en el momento de la compra, no se vea obligado a pagar un coste añadido por un servicio que en España aún no funciona.

Carlos Calleja, retail manager Mio Technology Iberia