Sharp renuncia a seguir fabricando ordenadores

El gigante japonés Sharp anuncia que dejará de fabricar ordenadores para dedicarse a la producción de tablets y lectores de libros electrónicos. La decisión responde a la escasa previsión de beneficios que se baraja en las oficinas de la multinacional nipona si continúan trabajando en el sector de equipos de sobremesa y portátiles

Sharp renuncia a seguir fabricando ordenadores

25 octubre 2010

El gigante japonés Sharp anuncia que dejará de fabricar ordenadores para dedicarse a la producción de tablets y lectores de libros electrónicos. La decisión responde a la escasa previsión de beneficios que se baraja en las oficinas de la multinacional nipona si continúan trabajando en el sector de equipos de sobremesa y portátiles.

La noticia, recogida por la publicación económica Nikkei, puntualiza que Sharp no descarta volver a fabricar ordenadores en un futuro y tranquiliza a sus usuarios al asegurar que mantendrá el servicio de atención y soporte a clientes. Asimismo, el diario japonés recuerda las grandes innovaciones de Sharp en el sector que acaba de abandonar, por poner dos ejemplos fue de los primeros que incorporó la tecnología LCD a las pantallas de sus equipos y lideró la tendencia de diseñar ordenadores cada vez más pequeños.

Ahora, los esfuerzos de Sharp se centran en el prometedor segmento de los tablets con el lanzamiento de «Galapagos», un tablet gobernado por Android que verá la luz durante el mes de diciembre. También, para finales de año, Sharp ultima la creación de un portal de libros electrónicos y aplicaciones que de soporte a la nueva generación de lectores de e-books que prepara la compañía.

Loading...
'); doc.close(); });