Shuttle XPC M1000.

El equipo que eleva a la máxima expresión el concepto de Media Center.

24 enero 2006

No es la primera vez que un equipo de Shuttle nos sorprende, aunque sí es cierto que en esta ocasión no tenemos ni un solo comentario negativo sobre él. Incorpora un procesador Pentium M de última hornada, lo que significa que la potencia de proceso se conjuga a la perfección con el bajo consumo, calentamiento prácticamente nulo y, por ende, sistema de ventilación completamente pasivo, salvo un pequeño ventilador que extrae el aire viciado del interior. En este apartado conviene pararse unos instantes ya que uno de los elementos en los que suelen fallar estos equipos de tan reducido diseño es precisamente el calentamiento general. Pues bien, después de algunas horas encendido el equipo estaba «tan fresco» como apagado.
Otro detalle importante en estas configuraciones es la asombrosa velocidad con la que el equipo se apaga y pone en marcha desde el modo standby. Por otro lado, la bahía frontal prevista para pinchar un disco duro secundario es todo un acierto ya que nos permitirá disponer de cientos de medios digitales en un momento. Por último, la conectividad, tanto relacionada con el vídeo como con el audio, es de lo mejor del mercado. La parte trasera del equipo se encuentra repleta de conectores de audio RCA y ópticos e incluso dispone de salida de video por componentes. No os perdáis el artículo donde «destripamos» el equipo ni el resto de características incluidas en la tabla.