Sistemas de almacenamiento: Un lugar para archivar

Las nuevas tecnologías en el campo de los soportes, ya sean magnéticos u ópticos, están impulsando un crecimiento de la tecnología y sus aplicaciones. El año 2008 será, además, clave en la lucha entre Blu-ray Disc y HD DVD

Sistemas de almacenamiento: Un lugar para archivar

24 diciembre 2007

A nadie se le escapa la velocidad a la que están evolucionando los soportes de datos en el ámbito tecnológico. Por una parte en capacidad de almacenamiento, por variedad de tamaños y formatos, y sin duda por las nuevas tecnologías que se están aplicando en este ámbito, que no hacen sino ampliar los dispositivos de aplicación.

Respecto a la capacidad, hace escasos meses Hitachi presentaba el primer disco de 1 Tbyte en formato de 3,5 pulgadas y con interfaz Serial ATA. Esto ha sido posible gracias, fundamentalmente, a la tecnología de grabación perpendicular o PMR.

Anteriormente, cada bit del disco estaba representado por partículas magnéticas con sus polos orientados en un sentido u otro, y colocadas horizontalmente sobre el disco en círculos concéntricos.

En el caso de la nueva tecnología perpendicular, estos bits o partículas magnéticas se colocan en formato vertical, como fichas de dominó, de manera que el número de bits que pueden almacenarse también de manera concéntrica se multiplica hasta por 10.

El resultado es que en breve veremos crecer las capacidades máximas por encima de un «tera». Así, Seagate pronostica que en poco tiempo tendremos discos de dos Tbytes de un solo plato destinado a equipos de escritorio, mientras que las unidades de 2,5 pulgadas pasarán de los 250 Gbytes, que como máximo podemos encontrar hoy día, hasta la mágica cifra de 1 Tbyte.

Formatos más reducidos
Respecto a los formatos, aunque llevan años implantados en los reproductores MP3, cada vez es más habitual encontrarnos discos de 1,8 pulgadas en ultraportables.

Aún tienen desventajas, como menores prestaciones y una limitada capacidad de almacenamiento (que la tecnología perpendicular probablemente resuelva), pero sus diminutas dimensiones y comedido consumo resultan ideales para equipos de tamaño y peso mínimos.

Es más, gracias a los nuevos avances es probable que los discos de 1 pulgada (los famosos MicroDrive de la antigua IBM) retomen el protagonismo, pues podrán albergar varias decenas de Gbytes y resultar útiles en gran cantidad de entornos.

Ahora bien, si una cosa está clara es que el futuro a medio/largo plazo pertenece a la tecnología de memoria Flash, ya sea combinada con discos clásicos para formar los conocidos como discos híbridos (que integran una parte Flash de acceso ultrarrápido y otra convencional para nuestros ficheros), o como único sistema de almacenamiento.

Su gran problema, hoy por hoy, es la capacidad máxima (unos pocos Gbytes), pero su rapidísima velocidad de acceso, menor consumo eléctrico y mayor robustez, hacen que ya sean una realidad en ultraportátiles de gama alta, donde estos factores son fundamentales.

Dell, por ejemplo, integra discos sólidos de manera opcional y con un fuerte sobrecoste; a cambio, ofrece una unidad más rápida y, sobre todo, menos frágil ante golpes y caídas, el principal talón de Aquiles de los actuales discos duros.

Siguiendo con la tecnología óptica, y después de que el almacenamiento en discos CD y DVD haya tocado techo, durante el próximo año el mercado de lectores y grabadores de alta densidad va a ser uno de los impulsores del sector informático.

El retraso en la implantación de las tecnologías HD DVD y Blu-ray Disc llegará a su fin, así que comenzaremos a ver unidades ópticas incluidas en los nuevos PC y, sobre todo, podremos adquirirlas por separado para actualizar los equipos.

No en vano, en PC Actual ya hemos contado con un modelo Blu-ray de Sony (el BWU-100A) y en este mismo número hacemos lo propio con la unidad lectora HD DVD de Toshiba. No ocurre lo mismo en el segmento de portátiles, ya que una buena cantidad de ellos incorporan unidades de alta definición.

Junto con la progresiva implantación de estos dos formatos en el mercado, los desarrollos tecnológicos que veremos serán básicamente dos. El primero hace referencia a la capacidad de almacenamiento, detalle éste que situaba por encima a Blu-ray Disc (con sus 25 y 50 Gbytes por disco), ligeramente superiores a los de su competidor HD DVD (15 y 30 Gbytes).

Sin embargo, acaba de saberse que Toshiba ya es capaz de situar productos en el mercado capaces de almacenar tres capas de 17 Gbytes cada una, lo que suma la friolera de 51 Gbytes.

Cuestión de velocidad
Por otro lado, y como ha sido habitual en las unidades de CD y DVD, la velocidad tanto de reproducción como de grabación aumentará paulatinamente, aunque no en demasía. En el caso de la lectura, en estos momentos se sitúa en 2x y 2,4x, lo cual es suficiente para la reproducción de alta definición. Sin embargo, se espera que esta velocidad se duplique en los próximos seis meses.

Por contra, el apartado de escritura todavía tiene que desarrollarse notablemente y eso implica un aumento de los costes importante, ya que las lentes deberán disponer de láseres más potentes. En cifras, será difícil superar velocidades de 2x (para haceros una idea, la velocidad 1x equivale a 36,55 Mbps).

¿Quién terminará dominando el mercado de la alta definición? ¿Sabremos algo durante el próximo año? La verdad es que se ha oído de todo en los mentideros de Internet, pero lo cierto es que gracias al lanzamiento al mercado de la PlayStation 3 (que, como sabrás, implementa un lector Blu-ray Disc), Sony ha tomado la delantera también en términos globales. No en vano, el número de títulos de películas en Blu-ray dobla literalmente al de HD DVD.

Lo que está claro es que ambos formatos convivirán durante bastante tiempo, más aún teniendo en cuenta que ya existen varios modelos de salón capaces de reproducir ambos formatos (aunque sólo uno de ellos de forma nativa).

Algo parecido ocurrirá con las unidades ópticas para PC, al menos en cuanto a lectura se refiere. Aparecerán los denominados Multi o Super que tantos éxitos cosechan actualmente con sus versiones para DVD+R/-R.

¿Pensabas que la lucha en la alta definición quedaba en un mano a mano entre Blu-ray Disc y HD DVD? Pues va a ser que no. Resulta que un consorcio de compañías con sede en Londres llamado NME (www.nmeinc.com) tiene ya en la recámara un nuevo formato de alta definición: el HD VMD (High Definition Versatile Media Disk).

El punto fuerte de esta tecnología (de la que hay todavía muchas dudas de si llegará a convertirse en serio competidor) es que abarata visiblemente los costes de producción al incorporar un láser rojo, el mismo utilizado por CD y DVD.

De hecho, se trata básicamente de un reproductor DVD con funcionalidades características del HD, como la lectura de más de dos capas y, por supuesto, el reconocimiento de una mayor densidad de los datos.

Las previsiones indican que en breve se comercialicen unidades por unos 200 dólares, aunque el mayor problema al que se enfrentarán es el de las grandes distribuidoras, que ya han tenido bastante para decantarse por Blu-ray o HD DVD como para embarcarse en un nuevo y tempestuoso viaje. Eso sí, la lista de títulos disponibles no es tan mala como en un principio podría parecer.

Por otro lado, estos reproductores contarán con compatibilidad DVD (algo importante), post-procesado de esta señal para escalarla a 1080i y, por último, salida a través de HDMI para obtener los mejores resultados con las pantallas HD Ready y Full HD.