Sistemas operativos: El Futuro de Windows y Linux

Está claro que tanto Windows como Linux se encuentran muy arraigados dentro del mundo del PC. También parece evidente que tanto Microsoft como los desarrolladores de las distintas distribuciones no descansan y siguen enfrascados en nuevos proyectos y mejoras para sus soluciones. Veamos cuáles

Sistemas operativos: El Futuro de Windows y Linux

4 enero 2008

Escritorios en tres dimensiones, desarrollos orientados a la visualización y disfrute de contenidos multimedia, mejoras sustanciales en accesibilidad y seguridad en el acceso a la Red. Todos estos aspectos han sido especialmente tenidos en cuenta en los distintos productos que han ido apareciendo recientemente en el mercado de SSOO.
Sin embargo, los desarrolladores no se duermen en los laureles y son conscientes de que la maquinaria de producción debe seguir funcionando. Os ofrecemos a continuación un breve repaso por las nuevas versiones y actualizaciones de los sistemas operativos más extendidos hoy en día dentro del mundo de los ordenadores personales (en el caso de Mac os emplazamos al artículo publicado en el número anterior sobre Leopard).
El primer y esperado Service Pack de Windows Vista estará disponible para todos los usuarios el primer trimestre del año 2008. Al iniciar la instalación de Windows Server 2008, podremos elegir la modalidad Server Core, que realizará una instalación sin interfaz gráfica. La interfaz Plasma de KDE4 nace para combinar los paneles de escritorio, la ventana raíz y el gestor de widgets en un único elemento. El rol de Virtualización de WS2008 permitirá correr varios servidores dentro de una misma máquina con SO diferentes. Un futuro que se encuentra a la vuelta de la esquina.

Casi ocho meses después del lanzamiento de Vista, por fin se ha anunciado de manera oficial el lanzamiento de su, por otro lado necesario y esperado, primer Service Pack (SP1). Fieles a su política de seguimiento del ciclo de vida de cada producto, muchos de los errores reportados, tanto en la etapa de testeo como en la de producción, han sido tenidos en cuenta para elaborar este paquete que va a corregir problemas relacionados con el soporte de determinado hardware, así como de compatibilidad con estándares emergentes en el mercado.
Sin embargo, es necesario tener algo presente: SP1 no introducirá nuevas características, aunque es muy probable que mejore algunas de las ya existentes. Con todos estos datos a la vista, SP1 se encuentra actualmente en fase de testeo y su versión final será liberada en el primer trimestre del 2008.
Pasemos a hablar a continuación de otro paquete que, en este caso, ha sufrido un retraso considerable: el Service Pack 3 para Windows XP. Después de emitir un comunicado de prensa erróneo en el que se aseguraba que el lanzamiento de SP3 era inminente, Microsoft ha anunciado, finalmente, que su nuevo paquete de actualizaciones y mejoras estará disponible de igual manera el año que viene.
Aquí podéis ver el Road Map de Microsoft para los SO disponibles hasta la fecha: www.microsoft.com/windows/lifecycle/servicepacks.mspx. Se puede observar que Windows NT ha dejado de ser soportado y Windows 2000 no tardará en hacerlo. Después de los nombres más o menos psicodélicos manejados hasta la fecha, ha sido finalmente Windows Server 2008 (WS2008) el elegido para bautizar al nuevo SO de Microsoft dirigido al entorno servidor.

 

La última versión beta se encuentra ya disponible para todos aquellos desarrolladores y testers que lo necesiten, pero no será hasta el 27 de febrero del 2008 cuando la versión RTM se presente a los medios de comunicación, junto con Visual Studio 2008 y SQL Server 2008 en Los Ángeles. Posteriormente, y dentro del primer trimestre del año que viene, ya estará al alcance del usuario final.
Muchas son las novedades que acompañan a este SO basado en el núcleo de Windows Vista. Empecemos con el proceso de instalación, muy similar al de Vista, que se realiza de manera totalmente continua sin necesidad de introducir datos en mitad del proceso. WS2008 introduce dos conceptos novedosos que hacen que esta solución sea bastante modular: roles y funcionalidades.
De esta manera, y dependiendo de la función que queramos darle a nuestro servidor, podremos instalar unos roles u otros y, posteriormente, utilizar aquellas funcionalidades que necesitemos para llevar a cabo determinadas tareas. Para administrar todo ello, se ha elaborado una consola denominada Server Manager, que podrá utilizarse incluso bajo línea de comandos. Para los usuarios más obsesionados con la eficiencia, se ha incluido un nuevo tipo de instalación denominada Server Core, que no es otra cosa que WS2008 despojado de cualquier tipo de interfaz gráfica y bastante menos pesada que la completa. De igual manera, un gran subconjunto de roles y funcionalidades podrá ser instalado en esta modalidad que deberá gestionarse exclusivamente mediante el shell.
La Virtualización es uno de los roles más relevantes de este nuevo sistema operativo. Mediante esta capa de software, será factible instalar, dentro de un mismo servidor, distintos SO totalmente independientes, que serán capaces de funcionar simultáneamente mediante la repartición adecuada de sus recursos físicos. De esta manera, la CPU podrá ser mejor aprovechada y no será necesario disponer de diversas máquinas, con el consecuente ahorro de dinero que esto supone.
Para controlar las distintas estancias de los SO instalados de manera remota, dispondremos de un mejorado Terminal Server y de otro tipo de aplicaciones, como por ejemplo Terminal Services Gateway; gracias al cual, podremos acceder a través de nuestro navegador mediante https (utilizando un certificado personal) sin necesidad de abrir puertos especiales en el router o trazar VPN.
Otra de las funcionalidades disponibles dentro de la virtualización será Terminal Services RemoteApp, que permitirá ejecutar en los clientes aplicaciones que se encuentren instaladas en el servidor, integrando los accesos directos en el escritorio del propio cliente. Windows Server Virtualization será distribuido en versión beta al mismo tiempo que WS2008, mientras que la final se encontrará disponible 180 días después, eso sí, de manera totalmente gratuita para los usuarios finales.
Para terminar, comentar el esfuerzo que ha llevado a cabo Microsoft para implementar la nueva versión de su Internet Information Server. Dispondremos de hasta 40 módulos para construir el servidor que queramos a nuestra medida y de una nueva interfaz gráfica que divide la pantalla en tres partes: navegación, componentes y acciones a realizar. El administrador del sistema tendrá la oportunidad de definir los permisos adecuados para que cada sitio web alojado pueda ser accedido y gestionado independientemente de manera remota.
Las novedades en Linux llegarán esencialmente en el apartado gráfico y visual, revolucionando la interfaz de usuario y tratando de situarlo como una alternativa viable para el usuario final. Varias serán las mejoras que veremos a corto plazo, pero sin duda las más atractivas son las que afectan a Compiz Fusion (www.compiz-fusion.org), el gestor de ventanas que ha logrado unir los esfuerzos de los desarrolladores del proyecto Compiz original con los del equipo de Beryl.
El desarrollo conjunto ofrece posibilidades prácticamente ilimitadas a la hora de dotar al escritorio de efectos visuales, que hacen que nuestro día a día con el PC sea mucho más vistoso y, en muchas ocasiones, eficiente. Sin embargo, esa «cara vista» también tiene una cara oculta, que tendrá en su mayor representante al sistema de ventanas X.Org en su edición 7.3, con un servidor de ventanas que, entre otras cosas. permitirá conectar dispositivos (teclados, ratones, otros monitores) en caliente y facilitar así posibles expansiones del PC sin necesidad de apagar la máquina.
Los entornos de escritorio más populares también ofrecerán novedades, pero en este caso GNOME se verá superado ampliamente por el esperadísimo KDE 4 y de interfaz visual, llamada Plasma. La combinación de estos dos desarrollos ofrecerá un entorno de escritorio totalmente nuevo que, además de las mejoras estéticas, ofrecerá nuevas API para desarrolladores que mejoran con mucho lo que había anteriormente tanto en potencia como en opciones para los programadores.
¿Qué nos depara el futuro? Entre otras cosas, una mejor compatibilidad con tarjetas gráficas, ahora que AMD ha liberado las especificaciones de parte de sus GPUs y que el proyecto Nouveu para desarrollar un controlador libre de NVIDIA sigue un buen camino.