Los sitios de enlaces son intermediarios para la Ley Sinde

La Ley Sinde-Wert ha empezado a dar sus primeros pasos con la puesta en marcha de ocho procedimientos de salvaguarda de los derechos de autor tras haber desestimado más de doscientos

Bajui.com

19 junio 2012

La Ley Sinde-Wert ha empezado a dar sus primeros pasos con la puesta en marcha de ocho procedimientos de salvaguarda de los derechos de autor tras haber desestimado más de doscientos.

El primero de estos procesos abiertos ha resuelto que la web de enlaces Bajui.com es tan solo un intermediario en la distribución de contenidos protegidos por los derechos de autor. En este caso el proceso se inició por la publicación de enlaces en Bajui.com a canciones protegidas. Al estar las canciones efectivamente almacenadas en Uploaded.to se ha decidido abrir el procedimiento contra este sitio web, al tiempo que se ha ordenado a Bajui.com que elimine los enlaces en un plazo máximo de 72 horas.

En el caso de que la web de enlaces no elimine estos en el plazo exigido, podría ser multada por una cantidad que podría llegar a los 600.000 euros, penalización que también se podría aplicar a cualquier otro enlace que en el futuro se pudiera publicar en esta web a los mismos contenidos protegidos. El abogado de Bajui.com, David Bravo, explica aquí los detalles, y cómo este tipo de procedimientos pueden terminar afectando a sitios como la Wikipedia. 

Al considerarse las webs de enlaces meros intermediarios,deberán acatar las resoluciones de borrado de enlaces sin opciones de recurrir, según apuntan los expertos, ya que no serán el objetivo principal de los procedimientos. El caso de Bajui.com resulta llamativo porque previamente se había sobreseído el caso por no considerarse que enlazar a estos contenidos fuera delito. Ahora es un simple procedimiento administrativo el que consigue que se eliminen. Esto ha provocado un movimiento en contra por parte de los internautas en Twitter, que están utilizando la etiqueta #sindefensa para dar a conocer su postura frente a este asunto.

Una de las consecuencias previsibles de esta situación será el cierre de la mayoría de webs de enlaces, dado que se verán obligadas, no solo a retirar los enlaces que apunten a los contenidos objeto de los procedimientos, sino a vigilar que en un futuro sus usuarios no vuelvan a enlazarlos. Generalmente estos sitios web funcionan mediante la colaboración de su base de usuarios, que pueden publicar enlaces a contenidos ubicados en otros servidores sin supervisión directa de la web de enlaces. Revisar cada enlace publicado parece una tarea inasumible, especialmente si tenemos en cuenta que la lista de contenidos «prohibidos» crecerá paulatinamente con cada caso que inicie la Comisión de Propiedad Intelectual.