Sólo apto para usuarios extremos

Hemos removido cielo y tierra para poder ofreceros el máximo número posible de placas base que implementan el nuevo chipset de Intel X38 y orientadas al usuario más exigente. Finalmente, cuatro han sido los fabricantes que han podido facilitarnos sus soluciones y aquí os las traemos puntualmente y no sin dificultades.

Sólo apto para usuarios extremos

18 febrero 2008

Hemos removido cielo y tierra para poder ofreceros el máximo número posible de placas base que implementan el nuevo chipset de Intel X38 y orientadas al usuario más exigente. Finalmente, cuatro han sido los fabricantes que han podido facilitarnos sus soluciones y aquí os las traemos puntualmente y no sin dificultades. En primer lugar porque el número de fabricantes que han decidido implementar un chipset como el X38 de Intel no ha sido tan elevado como cabría esperar debido, quizás, al perfil tan específico al que va destinado. En segundo lugar, algunos de los fabricantes que sí han decidido construir soluciones que le dan soporte no disponían de muestras en nuestro país y, en este sentido, tenemos que darles las gracias a los distintos distribuidores y agencias con los que contactamos y se esforzaron en pedirlas directamente a la fábrica (fuera de nuestras fronteras, claro) para que pudiéramos contar con ellas en nuestra comparativa. Para que os hagáis una idea, fabricantes tan importantes como Intel no han podido llegar a tiempo para formar parte de este artículo. Una verdadera lástima teniendo en cuenta la escasa oferta existente dentro del mercado español. Pero, sin más dilaciones, comenzamos nuestro resumen.
La última familia de chipsets de Intel se llama Bearlake, y por fin podemos disfrutarla al completo como sustitutos de los ingenios 975, 965 y 963. Pero veamos brevemente cuales son los modelos que la conforman actualmente. En primer lugar es necesario destacar que existe un tipo de chipset específico para cada uno de los segmentos del mercado. Así, para aquellos equipos destinados a un usuario medio disponemos de las soluciones P31 y P35 y para aquellas placas base que desean disfrutar de una tarjeta gráfica integrada existen las soluciones G31, G33 y G35. Los modelos Q33 y Q35 se encuentran orientados a un mercado mucho más profesional implementando la tecnología vPro, gracias a la cual se pueden administrar los equipos de una forma remota.

Finalmente, aquellos usuarios que deseen gozar de un buen conjunto de posibilidades de overclocking para forzar al máximo su sistema es necesario que recurran al modelo extremo, en este caso el X38. Sin embargo, ésta no es la única novedad: Intel va a poner en circulación un nuevo ingenio basado en este último chipset y denominado, de manera no oficial todavía, X48. En principio, parece tratarse de una selección de chipsets X38 adaptados para conseguir un overclocking adicional y que soportará oficialmente un FSB de 1.600 MHz así como memorias DDR3 a 1.600 MHz igualmente. El próximo número esperamos poder publicar una review de una de las primeras placas de MSI que lo implementan de manera oficial.

Antes de meternos a fondo con este modelo es necesario clarificar las características que posee toda la familia Bearlake al completo. Para empezar, se tratan de chips construidos con tecnología de 65 nm a diferencia de los 90 de la anterior familia.
Asimismo, se encuentran preparados para afrontar la

nueva gama Penryn de Intel, es decir, procesadores de última generación a los que se les ha aplicado una tecnología de integración de 45 nm. Otro de los grandes alicientes será la compatibilidad total tanto con memorias DDR2 como DDR3. Optar por la utilización de una o de otra dependerá, por tanto, del fabricante de la placa base, como bien podréis apreciar en este artículo (existen incluso modelos híbridos que poseen bahías de los dos tipos). X38 habilita la interfaz PCI Express x16 2.0, ideal para soportar las nuevas GPU tanto de NVIDIA como de AMD-ATI que comienzan a dar buena cuenta de su principal aliciente: una mayor velocidad de transferencia de datos entre la tarjeta gráfica y el Northbridge (unos 16 Gbytes/s, prácticamente el doble de un PCI-E x16 1.0). Asimismo, goza de otro tipo de tecnología cuyo nombre es Intel Extreme Tuning y que permite numerosas opciones de overclocking, siendo realmente apetecible para aquellos usuarios que quieran exprimir al máximo todos los componentes de su sistema para lograr un rendimiento final por encima de la media.
Otro de los aspectos que más se han optimizado es la velocidad de acceso a la memoria gracias al rediseño de su controlador. Gracias a este dispositivo renovado se puede alcanzar una frecuencia de trabajo en el FSB de 1.333 MHz y un acceso mucho más rápido a la memoria disminuyendo los tiempos de latencia para aquellos módulos DDR3 que funcionen a esa misma velocidad. Para terminar, podemos indicar un par de detalles que no son para nada desdeñables, y es que podremos activar o desactivar cada uno de los puertos SATA de nuestra placa (muy útil sobre todo para controlar aquellos puertos externos por los que puedan salir datos de nuestro sistema) y, de igual manera, los puertos USB 2.0 según sea necesario.

Las pruebas a las que sometimos a todas las placas base analizadas han sido de muy diversa índole y es necesario remarcar que en ningún caso hemos práctico overclocking, sino que se ha recurrido a la configuración básica ofrecida por la BIOS de cada una de ellas. En primer lugar, hemos decidido utilizar el conjunto de benchmark de PCMark05 1.2 para comprobar los distintos rendimientos ofrecidos por la CPU, el subsistema gráfico, el sistema de almacenamiento y la comunicación con la memoria. Asimismo, hemos recurrido a los patrones sintéticos de 3DMark06 (a una resolución de 1.600x1.200 píxeles aplicando FSAA 4x y FA 8x) para testear exclusivamente el comportamiento de la tarjeta gráfica y la estabilidad de la placa base con respecto a la misma.
Finalmente, SiSoft Sandra 2007 nos proporciona una serie de herramientas muy útiles para obtener la potencia de cálculo de la CPU y su nivel de respuesta al procesar instrucciones multimedia, así como la tasa de transferencia de la memoria. Esta vez hemos decidido introducir una prueba más relacionada con la temperatura alcanzada en determinados puntos de la placa base a pleno rendimiento. Por un lado, hemos medido los grados presentes en el disipador del microprocesador en el transcurso de una de las pruebas y, por otro, los que figuran en el Northbridge. En el primero de los casos, al tratarse del mismo disipador en todas las placas, podemos obtener una idea de cómo gestionan cada una de ellas la energía suministrada a la CPU. El segundo de los resultados es más difícil de evaluar, puesto que no todas las placas poseerán los mismos disipadores y tampoco gestionarán de igual forma la energía proporcionada al Northbridge.

Para ejecutar los test montamos un sistema que constaba de dos módulos de memoria en doble canal DDR2 Corsair 1.066 MHz de 512 Mbytes cada uno, para aquellas placas que soportan este tipo de tecnología, y otros dos módulos DDR3 Kingston 1.333 MHz de 1 Gbyte cada uno, para aquellas otras que únicamente admiten este tipo de tecnología. El sistema de almacenamiento recayó sobre un disco duro Seagate Barracuda Serial ATA de 80 Gbytes en el que se definieron dos particiones: una de ellas destinada al SO y la otra a pruebas y datos. El subsistema gráfico corrió a cargo de una NVIDIA GeForce 8800 GTS con 640 Mbytes de memoria GDDR3. En cuanto al microprocesador, optamos por uno de los modelos más altos de Intel: Core 2 Extreme X9650 con cuatro núcleos funcionado a una velocidad de 3 GHz. El calor generado por el mismo lo disipamos utilizando para ello un cooler de Gigabyte con regulador incorporado. El operativo utilizado para la ocasión fue Windows Vista Ultimate en su versión de 32 bits.

Queremos aprovechar también para dar las gracias a Mountain Sistemas por su colaboración en la elaboración de este artículo mediante la cesión de los dos módulos de memoria DDR3 de la marca Kingston que hemos utilizado en las pruebas del Laboratorio. Esta tienda on-line posee su propia página web en www.mountain-sistemas.com.