Sony alcanzará la huella ambiental cero en 2050

El leitmotiv del ambicioso plan medioambiental que se ha autoimpuesto Sony no deja lugar a dudas acerca del compromiso de la compañía japonesa con nuestro entorno

SoRPlas 1

27 marzo 2012

Road to Zero. El leitmotiv del ambicioso plan medioambiental que se ha autoimpuesto Sony no deja lugar a dudas acerca del compromiso de la compañía japonesa con nuestro entorno. Su objetivo es reducir la huella medioambiental de la empresa a cero, y pretenden conseguirlo no más allá del año 2050.

Puede parecer un objetivo a muy largo plazo, pero no lo es. Para una empresa de la envergadura de Sony, anular sus emisiones contaminantes, controlar las sustancias químicas que utiliza en la fabricación de sus productos y explotar un modelo que garantice la renovación de los recursos y, a la par, favorezca la utilización de los materiales reciclados, no es «pan comido». Pero están decididos a lograrlo.

A principios de marzo tuvimos la ocasión de viajar a las oficinas centrales de Sony en Tokio, y pudimos departir con uno de los responsables del plan Road to Zero. Su compromiso va mucho más allá de una mera declaración de intenciones; cuentan con los medios para ponerlo en marcha, y ya lo han hecho. Uno de los nuevos edificios de la compañía, ubicado en un respetado barrio de la capital nipona, incorpora un sofisticado sistema de climatización que aprovecha la energía solar para reducir drásticamente la inversión energética que es necesario soportar para mantener la estructura a la temperatura adecuada tanto en invierno como en verano.

Los frentes que es necesario abordar para que la huella medioambiental cero sea un objetivo viable son numerosos, y los responsables de la compañía son plenamente conscientes de la necesidad de atajarlos de forma global. Por esta razón, buena parte del embalaje de los productos que fabrica Sony procede de papeles y cartones reciclados. Pero, sin lugar a dudas, una de sus invenciones más interesantes es el SoRPlas (Sony Recycled Plastic), un nuevo material desarrollado en el centro de I+D que tiene la compañía en Atsugi, a 40 Km de Tokio, que ya han empezado a utilizar como sustituto del plástico de policarbonato que la compañía emplea masivamente para fabricar soportes ópticos (CDs, DVDs, Blu-ray Disc, etc.), los difusores de luz que incorporan los televisores LCD, el chasis de la mayor parte de los electrodomésticos y los equipos de A/V, etc.

SoRPlas 2

El SoRPlas procede en un 99% de plástico reciclado extraído de discos ópticos y difusores de luz de televisiones. Y el 1% restante no son más que colorantes y unos aditivos conocidos como retardantes de llama que es necesario incorporar para incrementar la resistencia de los plásticos al fuego. Pero lo más curioso es, precisamente, que el 99% del material es plástico reciclado, mientras que, hasta ahora, la mayor parte de los compuestos reciclados no superaban el 30% del material final utilizado en la fabricación de nuevos productos.

Según Yasuhito Inagaki, uno de los directores del departamento de ingeniería de materiales del laboratorio de Atsugi, «el retardante de llama fue inicialmente desarrollado como un aditivo antiestático, pero después de llevar a cabo numerosas pruebas descubrimos que su resistencia al fuego superaba claramente sus propiedades antiestáticas».

Nada menos que el 25% del material empleado por Sony en la fabricación de sus productos es plástico en alguna de sus variedades (policarbonato, ABS, etc.). Por esta razón, es fácil entender por qué la compañía ha decidido apostar por el SoRPlas con tanta contundencia. Sin duda, una excelente noticia que ya ha empezado a florecer. Y es que nada menos que el 98% del plástico utilizado en la fabricación de los televisores Bravia KDL-22EX310, uno de los modelos de más éxito actualmente en Europa, es SoRPlas.

Temas Relacionados