Sony cierra su factoría de lentes para cámaras y móviles

Sony ha anunciado el cierre de otra de sus fábricas en Japón. En este caso se trata de la factoría de Minokamo, dedicada a producir lentes para teléfonos móviles y cámaras, con 2.000 empleados

19 octubre 2012

Sony ha anunciado el cierre de otra de sus fábricas en Japón. En este caso se trata de la factoría de Minokamo, dedicada a producir lentes para teléfonos móviles y cámaras, con 2.000 empleados.

El gigante nipón continúa con su estrategia de reestructuración para reconducir el negocio de la compañía hacia las tres áreas que considera claves: videoconsolas, imagen digital y dispositivos móviles. La firma japonesa anunciaba el pasado abril que esperaba unas pérdidas de 520.000 millones de yenes para el ejercicio fiscal de 2011, un récord negativo. Para paliar esta situación, anunciaba un plan de reestructuración internacional que incluía la eliminación de puestos de trabajo en todo el mundo y el cierre de algunas operaciones. Ahora, ha decidido acelerar las reformas estructurales de sus negocios en Japón con el cierre de la fábrica de Minokamo.

En total, la estrategia de reestructuración de Sony conllevará la pérdida de 10.000 puestos de trabajo, de los cuales entre 3.000 y 4.000 se encuentran en Japón, y tendrá un coste de más de 900 millones de dólares para la compañía. Con estas medidas, la multinacional espera reconducir su negocio hacia áreas de mercado que considera más rentables de cara al futuro.

El pasado mes de agosto la compañía anunciaba su intención de abandonar la fabricación de unidades ópticas, cerrando definitivamente las operaciones de su subsidiaria Sony Optiarc, dedicada a la fabricación de unidades de CD, DVD y Blu-ray para PCs. Entre las instalaciones que la compañía nipona tiene previsto cerrar próximamente se encuentra también la fábrica de Sony Mobile ubicada en Suecia. Estos movimientos implican la eliminación de miles de puestos de trabajo a lo largo de los próximos meses.

Hace un año que Sony decidió finalizar la alianza que mantenía con Ericsson en teléfonos móviles, trasladando sus operaciones a Japón y creando la división Sony Mobile.

Temas Relacionados