Sony, el gigante que cambia

El trabajo por misiones ha sustituido a los objetivos de los últimos años. Generar más negocio y hacer a la gente feliz son los dos objetivos que gobiernan la gestión de los responsables de Sony en España, una compañía inmersa en un cambio cultural que se inició hace tres años y que todavía no ha terminado de consolidarse

2 octubre 2007

Cuando uno visita la sede central de Sony en España, situada en Barcelona, aunque tienen oficinas en Madrid, Sevilla y Bilbao, y business centres en A Coruña, Valencia e islas Canarias, lo primero que se espera es un encuentro con la innovación en producto. Sin embargo, no sólo de tecnología vive esta empresa y el factor humano cobra tanto o más importancia que su core de negocio. Por esa razón, antes de pasear por los pasillos de su edificio de 8.000 metros cuadrados, desde el departamento de recursos humanos nos explican cómo funciona la filial japonesa.