Steven Sinofsky abandona Microsoft tras lanzar Windows 8

Tan solo un par de semanas después del lanzamiento del esperadísimo Windows 8 y la tableta Surface, el máximo responsable de Windows, Steven Sinofsky, ha anunciado que abandona Microsoft

13 noviembre 2012

Tan solo un par de semanas después del lanzamiento del esperadísimo Windows 8 y la tableta Surface, el máximo responsable de la división Windows de Microsoft, Steven Sinofsky, ha anunciado que abandona la compañía de forma inmediata.

Steven Sinofsky se unió a Microsoft como ingeniero de diseño de software en 1989 y ha dirigido la división Windows durante los últimos tres años, en los que la compañía ha conseguido dar un vuelco a su producto estrella, además de poner en el mercado un nuevo producto hardware, la tableta Surface, que promete ser clave para la compañía en los próximos meses. El motivo de su abandono no ha sido desvelado, aunque algunas fuentes aluden a un choque de personalidades con otros directivos de la empresa, incluyendo el actual CEO, Steve Ballmer, y a dificultades para trabajar en equipo como en otras divisiones de la compañía.

En un comunicado enviado a los empleados Sinofsky agradece las oportunidades que se le han dado en Microsoft durante estos años, en los que ha liderado las divisiones de Office y Windows. Steve Ballmer también ha publicado una nota agradeciendo a Sinofsky sus años de dedicación y su contribución al lanzamiento de los productos estrella de la compañía. En ninguno de los comunicados se detalla el motivo de su marcha ni sus planes de ahora en adelante.

Julie Larson-Green y Tami Reller, nuevas directoras de la división Windows en Microsoft

Julie Larson-Green y Tami Reller se encargarán de dirigir la división Windows de Microsoft tras la marcha de Sinofsky.

Lo cierto es que el anuncio de la marcha de Sinofsky se ha producido de forma abrupta y ha sido calificado por Ballmer como un «cambio de liderazgo». Su puesto será ocupado por dos mujeres: Julie Larson-Green y Tami Reller. La primera, hasta ahora vicepresidenta corporativa de Windows, se convierte en la cabeza más visible de esta división, liderando tanto su ingeniería de software como la de hardware. La parte económica de esta división queda en manos de Tami Reller, directora financiera y de marketing, que también se encargará ahora de las cifras de Windows.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });