Sube el precio de las apps en Google Play y App Store

14 enero 2015

La nueva ley del IVA de la Unión Europea va a cambiar el modo en el que actuaban las tiendas de aplicaciones en nuestro continente, y por ende, en nuestro país. Ahora se tendrá que pagar impuestos por cada una de las aplicaciones vendidas, y eso incrementará el precio de las aplicaciones.

Ley del IVA con tiendas online ya establecidas

La reforma de la ley del IVA ha llegado en un momento en el que ni Apple ni Google podían hacer nada. Si se hubiera firmado esta reforma cuando las tiendas se lanzaron, estas compañías podrían haber amenazado con no lanzar las tiendas en el continente europeo, pero con un mercado ya tan grande en los países de la Unión Europea, no han tenido más que aceptar lo que se impone en la nueva reforma. Según ésta, los usuarios tendrán que pagar IVA por cada una de las aplicaciones que compren. Dependiendo del país, será una cantidad u otra, en España el 21%.

Las aplicaciones subirán de precio

Tanto en Google Play como en la App Store las aplicaciones subirán de precio. En el caso de esta última, parece que será el sábado, y la modificación del precio de las aplicaciones será aplicada por la propia Apple. No ha especificado cómo se modificará en cada caso, pero sí se sabe que subirá en todos, o casi todos, los países de la Unión Europea, así como en Canadá. Aunque como noticia, bajará el precio en Islandia. En lo que respecta a Google Play, el precio de las aplicaciones ya debería haber subido, aunque no por parte de Google, sino de los desarrolladores. Google ha decidido que ese 21% que hay que pagar por IVA, y que ellos deben retener, se deducirá del precio actual de las aplicaciones. Por ello, ha invitado a los desarrolladores a que sean ellos los que modifiquen el precio de las aplicaciones en cada país si quieren seguir ganando lo mismo de cada una de estas apps. Si no les importa perder ese 21% y quieren mantener el precio de la aplicación, entonces costará lo mismo, pero Google les retendrá el 21%. Con esto, podemos esperar que las aplicaciones sean más caras en España, o en Europa, que en Estados Unidos. Y en realidad, es lo mismo que hasta ahora sucede con los smartphones. Esa extraña conversión de dólares a euros en la que la cantidad en dólares es la misma pero en euros cuando los iPhone, o los Samsung, o los HTC, llegan a Europa, es la que ahora vamos a ver en las aplicaciones.

Temas Relacionados