Tecnología y deporte

La tecnología nunca ha sido ajena al mundo del deporte. Tradicionalmente y sin hacer trampas, ha ayudado a los deportistas a llegar más rápido y más alto, permitiéndoles que sean conscientes en todo momento de hasta dónde pueden forzar su propio cuerpo

17 septiembre 2007

En un principio, estos dispositivos estaban confinados a hospitales especializados y centros de alto rendimiento, pero, al rebajarse su precio, han acabado aterrizando en el mundo del deporte amateur. De hecho, en la actualidad, los sensores capaces de medir el ritmo cardíaco, el consumo calórico, la velocidad de la marcha o de carrera, e incluso la temperatura corporal, no sólo ayudan al deportista aficionado a mejorar, además salvan vidas, permitiendo establecer determinadas alertas biológicas que, de ser superadas, hacen saltar la alarma.