La televisión en Internet

La televisión tradicional ya tiene su relevo en Internet. Las ingentes opciones que ofrece la red de redes –sobre todo a la hora de disfrutar de la programación cuando y donde queramos– están convirtiendo a Internet en un medio perfecto para ver todo tipo de programas

La televisión en Internet

4 julio 2007

Parece como si la compra de YouTube por parte de Google en octubre de 2006 hubiera hecho saltar las voces de alarma de toda la industria: el vídeo es el siguiente terreno de batalla. Todos los grandes están poniéndose manos a la obra para preparar sus portales de publicación y venta de vídeo bajo demanda, pero esa tendencia en realidad responde a una necesidad de los propios usuarios: la evolución de Internet ha hecho que la posibilidad de ver la televisón a través de redes de datos ya no sea una utopía.
En la actualidad existen tres grandes alternativas a la hora de encontrar contenidos de vídeo a través de la red de redes. En primer lugar podríamos destacar a los servicios que llevan más tiempo, y que muchos engloban dentro de la llamada Televisión por Internet o «TV over Internet». Se trata de las soluciones que actualmente están más extendidas y que sólo hacen necesario un navegador y una conexión a Internet para disfrutarlas. YouTube es el mejor ejemplo de estos servicio, pero no es el único, como veremos más adelante.
En un segundo grupo podríamos hablar de la televisión a través de tecnologías P2P (P2PTV), que permite hacer uso de este tipo de filosofía para compartir y distribuir contenidos de vídeo bajo demanda. Las redes BitTorrent han supuesto todo un impulso para estos contenidos, y Joost, la nueva revolución mediática, aprovecha esta idea.
Por último nos encontramos con la más prometedora y potente de las plataformas de televisión a través de las redes de datos. Se trata de la llamada IPTV, la solución por la que apuestan las operadoras de telecomunicaciones y que poco a poco va ganando adeptos. Como veremos, la explosión de este mercado está aún por llegar.
A través de estas líneas descubriréis cuáles son las ventajas y desventajas de cada alternativa, de modo que podáis elegir la que más se adecúe a vuestras necesidades.
Televisión vía Internet
El vídeo invade nuestros navegadores. Está ocurriendo así desde hace ya varios meses y sin duda el archiconocido YouTube (www.youtube.com) ha sido uno de los impulsores de este mercado. La empresa que comenzó sirviendo como una mera plataforma de almacenamiento y publicación de vídeos para unos «amiguetes» acabó convirtiéndose en un monstruo que hoy sirve 100 millones de vídeos al día.
YouTube está en todas partes, y es el recurso al que cualquier internauta accede para poder ver todo tipo de contenidos. Tanto es así que desde la compra por parte de Google han comenzado a surgir los problemas legales con la industria de la televisión y el cine: muchas productoras han exigido que se retiren los contenidos con copyright que estaban disponibles vía YouTube, pero a pesar de los controles que han tratado de imponer sus creadores, en este gigante es casi possible encontrar de todo.
De hecho, la propia Google ha comenzado a firmar acuerdos con muchas de esas productoras para poder publicar en su página los videos de esos programas sin dificultades legales. En España son famosos los casos de Antena3 (www.youtube.com/antena3) y Cuatro (www.youtube.com/cuatro), dos cadenas que tienen sus propios «subcanales» en YouTube y que seguramente serán pronto seguidas por otros muchos medios audiovisuales.
Como era de esperar, no son los únicos que han visto el filón que supone el vídeo en Internet. Muchas empresas y startups llevan ya tiempo tratando de situarse en un mercado en el que Google se ha convertido en dominador absoluto, pero existen algunas alternativas interesantes. Entre las más conocidas están Metacafe (www.metacafe.com), iFilm (www.ifilm.com), DailyMotion (www.dailymotion.com), Vimeo (www.vimeo.com) y Revver (www.revver.com), pero existen aún más, cada una con sus propias características, que afectan esencialmente al tipo de publicidad que tiene el servicio y el tamaño máximo del video que podemos enviar.
También es destacable la entrada de gigantes como Apple, que ha apostado muy fuerte por su iTunes Store (www.itunes.com), cuya videoteca es cada vez más extensa. Microsoft, en cambio, parece haber dado un paso en falso: su Soapbox (http://soapbox.msn.com) no acabó de cuajar y ahora está en una fase de reestructuración de la que se sabe poco. De momento lo que está claro es que su breve alternativa a los servicios tipo YouTube no tuvo el éxito que quizás esperaban. Pero en Redmond no está todo dicho. Y si no, prestad atención al apartado dedicado a la IPTV.
P2PTV, preferida de los internautas
Una de las grandes sorpresas de este segmento lo ha dado una tecnología que en principio no estaba demasiado dirigida a servir contenidos de vídeo bajo demanda. Sin embargo, la filosofía P2P está funcionando tan bien que todo tipo de empresas están adaptándola para sus necesidades, incluidas aquellas relacionadas con la distribución de vídeo.
El mejor ejemplo de esta novedosa incorporación al mundo de la televisión a través de Internet lo tenemos en Joost (www.joost.com), la prometedora plataforma creada por los exitosos fundadores de otras dos leyendas de Internet: KaZaA y Skype. Niklas Zennström y Janus Friis se las han ingeniado para sacarse de la manga otro servicio que es original desde su base, y en el que la transferencia de contenidos a través de una plataforma P2P está dando resultados muy notables. La calidad es claramente superior a la que ofrece YouTube –próxima a la de las películas VHS, para situarnos –y su concepción es muy similar a la de los contenidos de la television IP, o IPTV. Joost ofrece una serie de canales, cada uno con una cierta cantidad de programas. Pues bien, esos programas pueden ser vistos en tiempo real –con interrupciones mínimas que como siempre dependen de la calidad de nuestra línea– en el momento que queramos.

Además de eso, Joost pone en juego sus propios plugins, que permiten dotar de pequeñas funcionalidades a nuestras sesiones televisivas. Por ejemplo, podemos chatear con cualquiera en tiempo real y comentar ese capítulo de nuestra serie preferida mientras la vemos.
Por el momento Joost está en fase de beta cerrada –solo accesible por medio de una invitación– pero es posible conseguir esas invitaciones a través de páginas como GigaOM (http://joost.com/presents/gigaom-newteevee), de modo que si disponéis de una conexión de banda ancha, no dudéis en probar el servicio. Seguro que os sorprenderá.
No es el único que hace uso de las redes P2P para triunfar. En los últimos meses ha ocurrido otro fenómeno realmente sorprendente en Internet. Las series de televisión de más éxito en las cadenas televisivas norteamericanas se han convertido ahora en éxitos mundiales gracias a los clientes BitTorrent y a las redes ed2K. Sin embargo, son los primeros los más beneficiados de este singular proceso que ha permitido que los episodios más recientes de dichas series estén disponibles a las pocas horas en los principales trackers BitTorrent, esas páginas (como www.mininova.org o www.thepiratebay.org) en las que podéis encontrar todo tipo de contenidos «interesantes» para descargarlos –eso sí, arriesgándoos a violar la ley del copyright– y que podéis conjugar con los clientes BitTorrent de todo tipo para bajar esos ficheros.
De hecho, ya existen aplicaciones específicamente diseñadas para poder descargar todo tipo de programas de TV a través de un cliente BitTorrent muy especial. Se trata de Democracy Player (www.getdemocracy.com), que hace uso de feeds RSS (descargables, por ejemplo, en la fantástica tvRSS, http://tvrss.net/shows) para mantenerse en todo momento al tanto de cuándo están disponibles los últimos capítulos de nuestras series favoritas. Otro programa muy relacionado con estas tareas es TED (Torrent Episode Downloader, en www.ted.nu), similar a Democracy Player.
Claro que si os conformáis con verlas con algo menos de calidad, sorprendentemente existen al menos dos servicios en Internet que dan accesos a cientos de capítulos de decenas de series de forma directa como si de vídeos de YouTube se tratase. PeekVid (www.peekvid.com/tv.html) es destacable, pero lo es aún más TV Links (www.tvlinks. co.uk), un recurso casi inagotable que no entendemos cómo sigue aún abierto teniendo en cuenta la cantidad de contenidos que es possible ver de forma gratuita, casi burlando a las grandes cadenas norteamericanas.
La Liga, por internet
Desde hace varios meses han aflorado servicios P2PTV que permiten, por ejemplo, no perderse un partido de la liga española. Y nos referimos a los emitidos por sistemas de Pago Por Visión. Aplicaciones como TVants, PPLive, Sop- Cast o PPStream se están haciendo un hueco importante entre un nutrido grupo de internautas. A pesar de las desventajas de estos sistemas –ciertos retrasos en la emisión, calidad algo limitada según nuestro ancho de banda– y de su propio halo de ilegalidad, las aplicaciones triunfan en Internet. Buena muestra de ello son dos portales que dan todo tipo de información a la hora de hacer uso de estos programas. RojaDirecta (www.rojadirecta.com) y TVMix (www.tvmix.net) son dos fuentes de información muy importantes, y por ejemplo en la segunda encontraremos una agenda de programas en emisión, en los que destacan sobre todos los demás los contenidos deportivos, con emisiones desde todas partes del mundo.
IPTV, el gigante dormido que se va a despertar
El tercer gran grupo de soluciones es el más prometedor, y el que a buen seguro tendrá mucho que ver con la nueva era de la televisión. Se trata de la llamada IPTV –en relación al uso del protocolo IP tradicional en Internet para distribuir las emisiones de televisión– que es la apuesta de las grandes operadoras de telecomunicaciones.
Para que os hagáis una idea de su futuro, un reciente estudio del Multimedia Research Group afirma que los 3,7 millones de usuarios que existen de esta plataforma en todo el mundo actualmente pasarán a ser casi 37 millones en 2011. De hecho, Europa es un mercado crítico en el que la IPTV tendrá según esas previsions una cuota fundamental, lo que explica el interés que las operadoras de nuestro país, que apuestan con fuerza por ellas.
En la actualidad existen en España tres ofertas disponibles: Telefónica con Imagenio, Jazztel con Jazztelia TV y Orange con Orange TV. Al parecer Ya.com está preparando su entrada en el segmento, pero de momento no hay producto disponible.
Estas plataformas se comercializan –como muchos sabréis– con esos packs que los medios han bautizado «triple play» y que constan de llamadas de teléfono, conectividad de banda ancha y televisión IPTV. Resultan ofertas muy tentadoras que ofrecen una selección de canales interesante, entre los que es posible encontrar contenidos de pago por visión como películas (que podemos ver en cualquier momento, haciendo realidad el vídeo bajo demanda) y eventos deportivos como los solicitados partidos de fútbol.
La puesta en marcha de estos servicios cambia radicalmente la visión de otros servicios: no es necesario un ordenador, ya que los routers diseñados para esta tarea se conectan directamente a un decodificador que a su vez se conecta a la televisión. Por tanto, se trata de una solución eminentemente orientada al salón, no como las dos anteriores, más relacionadas con el ordenador.
Este mercado resulta tan jugoso que hay dos soluciones dignas de mención que conviene destacar. La primera, el Apple TV, el dispositivo de la factoría de Cupertino que sirve de pasarela entre el ordenador y la television y que permite enlazar contenidos desde la tienda iTunes Store de vídeo (y música) bajo demanda. La segunda, la consola Xbox 360 de Microsoft, que según se ha anunciado tendrá un servicio IPTV disponible a finales de año, aunque es probable que sólo accessible para los usuarios estadounidenses. Sin duda, la televisión está cambiando.