Un tercio de las pymes españolas no está en Internet

Así se desprende del ‘Informe ePyme 2011. Análisis sectorial de implantación de las TIC en la PYME española’, elaborado por Fundetec y la Dirección General de Industria y de la PYME (DGIPYME)

Una de cada cuatro pymes accede a Internet mediante móvil

15 febrero 2012

Pese a que el 98,6% de las pymes españolas utiliza el ordenador y el 97,2% se sirve de Internet para realizar sus procesos de negocio, casi el 33% de las pequeñas y medianas empresas de España no cuenta con presencia en la Red.

Así se desprende del ‘Informe ePyme 2011. Análisis sectorial de implantación de las TIC en la PYME española’, elaborado por Fundetec y la Dirección General de Industria y de la PYME (DGIPYME), que se ha presentado en Madrid en el marco del III Salón Miempresa.

El informe se basa en la información recopilada a partir de más de 2.000 encuestas realizadas a pymes de toda España dedicadas a nueve sectores económicos que representan el 40% del PIB (logístico, transporte, hotelero, turismo rural, comercio minorista, agroalimentario, artesanía, instaladores de telecomunicaciones y, por primera vez, ingeniería de consulta), tomando una muestra proporcional al universo de empresas existentes.

Según recoge el informe, en 2011 el ordenador (portátil o de sobremesa) alcanza una penetración del 100% en cinco de los sectores analizados (agroalimentario, hotelero, comercio minorista, instaladores TIC e ingeniería de consulta), mientras que en el resto supera el 95%.

Los datos obtenidos se basan en tres niveles: Infraestructura básica (equipamiento -ordenadores, impresoras, escáneres...- y acceso a Internet), Presencia en Internet (mediante soluciones informáticas básicas -aplicaciones de ofimática-, una página web corporativa y el comercio electrónico) y Servicios TIC Avanzados (Administración Electrónica, presencia en redes sociales y utilización de aplicaciones específicas).

El 64% de las pymes disponen de página web corporativa, de lo que se desprende que un tercio de las empresas no tienen ningún tipo de presencia en Internet.

Otra herramienta que poco a poco va calando entre las empresas españolas son las redes sociales, destacando su uso en el caso de las empresas hoteleras y de turismo rural (por encima del 50%), aunque aún minoritario en el resto, especialmente en el transporte (8,6%).

En lo que respecta al comercio electrónico, continúa sin despegar en nuestro país, ya que en el segmento empresarial que más se utiliza (empresas de 50 a 249 empleados) tan sólo alcanza a tres de cada diez empresas en el caso de las compras y a una de cada cinco en cuanto a ventas. El uso de los trámites telemáticos para relacionarse con la Administración Pública avanza en 2011, aunque nuevamente hay una gran diferencia entre las empresas de más de 50 empleados (nueve de cada diez son usuarias de la eAdministración) y las de menos de 3, dado que éstas tienden a externalizar en gestorías sus procedimientos administrativos.

En cuanto a las aplicaciones informáticas más utilizadas por las pymes, en primer lugar siguen estando las ofimáticas, seguidas de las de facturación y contabilidad. Si hablamos de aplicaciones específicas para cada uno de los sectores, cuatro de ellos se sitúan por encima del 80% en el uso de alguna aplicación especialmente diseñada para sus procesos de negocio, llegando el sector logístico al 91,8% en el caso de la gestión de pedidos.

Conclusiones y recomenzaciones

La desaparición de muchas empresas ha supuesto un freno al avance de las TIC en 2011, según concluye el informe. Asimismo, se ha percibido cierta caída del entusiasmo inicial, al no cumplir en algunos casos las aplicaciones adoptadas las expectativas de los empresarios. No obstante, se espera en una siguiente fase el ajuste entre expectativas y prestaciones, simplificando las herramientas y adaptándolas a las necesidades reales de cada sector para que las TIC se integren definitivamente en el negocio.

Las ventajas que pueden aportar a la pyme los servicios basados en cloud computing, permiten utilizar las soluciones sin grandes inversiones ni grandes conocimientos tecnológicos y las tecnologías de movilidad (a las que en esta edición se ha dedicado un cuadernillo independiente), por su aportación a los procesos internos a precios razonables. En este sentido, se recomienda aumentar la capacitación de las empresas en el uso de los nuevos terminales móviles inteligentes.

Temas Relacionados
Loading...