Tiny Personal Firewall 2005

Controla las conexiones a la red al tiempo que protege y monitoriza el sistema.

14 junio 2005

Este producto cuenta con una reputación lograda a lo largo de las diversas versiones, y esta experiencia se nota en cuanto lo instalamos y ponemos en funcionamiento. La razón es que su planteamiento va un poco más allá del clásico programa de filtrado de puertos, basando buena parte de su control y supervisión en las aplicaciones, procesos y librerías del sistema cargadas y en funcionamiento. Esto le permite ofrecer funcionalidades que hasta el momento no hemos podido ver en otros productos de este tipo. Y es que, además de monitorizar y bloquear las conexiones del sistema, permite proteger, vigilar y mantener un informe del registro de Windows, las DLL del sistema, los componentes OLE/COM e, incluso, crear reglas basadas en la carga de servicios del sistema y el comportamiento del programa en base a ello. También resulta muy curiosa la posibilidad de vigilar el comportamiento de unidades USB y FireWire, módems, puertos infrarrojos, disqueteras e, incluso, la ejecución de comandos destructivos para formatear o desmontar unidades. A esto hemos de añadirle un completo soporte de programaciones y controles basados en reglas horarias, o la interesante opción de decidir qué privilegios tendrá cada aplicación o servicio en el sistema. Más llamativa resulta aún la posibilidad de vigilar y establecer reglas para ocultar o proteger contra escritura aquellos ficheros que nos interesen.

Por ello, aunque no incorpora tecnologías para vigilar la navegación por Internet o la mensajería, la herramienta va mucho más allá permitiéndonos proteger el sistema y los ficheros desde la base. Eso sí, requiere un cierto nivel técnico para ponerlo a punto y obtener todo su potencial.