A fondo

Todos los detalles de Windows 7 Service Pack 1

El primer paquete de servicios para el último sistema operativo de Microsoft aglutina suficientes mejoras como para representar una actualización obligada

Juan Carlos López Revilla

Windows 7 SP1 apertura

24 septiembre 2012

El primer paquete de servicios para el último sistema operativo de Microsoft aglutina suficientes mejoras como para representar una actualización obligada para todos los usuarios de Windows 7 que no han mantenido su equipo a la última.

Nuestro veredicto después de convivir y probar a fondo Windows 7 durante más de dos años es tajante: es el sistema operativo más estable y seguro de cuantos Microsoft ha lanzado hasta la fecha. Por esta razón, y a diferencia de Windows Vista, no precisa un paquete de servicios especialmente ambicioso. De hecho, para aquellos usuarios que lo han mantenido actualizado a través de Windows Update, este Service Pack 1 (en adelante, SP1) es una actualización de carácter menor. Pero para aquellos que, por la razón que sea, no han instalado las actualizaciones que Microsoft ha lanzado paulatinamente a lo largo de los últimos dos años, este paquete resulta imprescindible.

Windows 7 SP1

La duración de la instalación del SP1 depende del estado de las actualizaciones del sistema operativo. El tamaño del paquete oscila entre 44 y 533,1 Mbytes, y en nuestras pruebas este proceso se demoró unos 30 minutos en las condiciones más desfavorables.

Como veremos en este artículo, el SP1 implementa algunas novedades atractivas, pero lo más importante, sobre todo para las máquinas que no están actualizadas, es que aglutina la mayor parte de las revisiones de seguridad y las correcciones de errores que Windows 7 ha recibido desde su lanzamiento. Además, lógicamente, es gratis y puede ser desinstalado, por lo que, en nuestra opinión, merece la pena probarlo.

El proceso de instalación

Para implantar este paquete de servicios en nuestro PC podemos seguir dos caminos diferentes. El primero consiste en recurrir al servicio de actualizaciones de Windows 7, que podemos iniciar accediendo a Inicio/Panel de control/Windows Update. Si hacemos clic en el enlace Buscar actualizaciones, el sistema operativo localizará el SP1 y nos brindará la posibilidad de instalarlo. Los usuarios que tengan activadas las actualizaciones automáticas ni siquiera se verán obligados a dirigirse al Panel de control: el propio servicio descargará el SP1 en segundo plano y les informará acerca de su disponibilidad o lo instalará, en función de las preferencias definidas.

Windows 7 SP1

Una vez instalado, el SP1 estampa su firma en el componente Sistema del Panel de control. A través de Windows Update requiere 750 Mbytes de espacio en disco en sistemas de 32 bits y 1.050 Mbytes en los de 64 bits.

La otra vía pasa por acceder al Centro de descargas de Microsoft (www.microsoft.com/downloads) y buscar la actualización KB976932, que es el SP1 para Windows 7 y Windows Server 2008 R2. En cualquier caso, os aconsejamos que optéis por el primer método porque es más rápido y sencillo, a menos que necesitéis actualizar más de un equipo.

Una última consideración: Microsoft recomienda a los usuarios que recurran al Centro de descargas que, antes de instalar el SP1, hagan una copia de seguridad de sus datos, actualicen los controladores de su ordenador, instalen la actualización KB2454826 (que se implanta de forma automática al abordar este proceso desde Windows Update) y se cercioren de que en su equipo no hay ningún tipo de software malintencionado.

Menor, pero con novedades

Una vez que ha concluido el proceso de instalación debe aparecer la firma del nuevo paquete de servicios en Panel de control/Sistema. Al margen de las correcciones en el ámbito de la seguridad, el SP1 incorpora algunas mejoras atractivas que merece la pena conocer. Una de las más importantes concierne al acceso a través del escritorio remoto, y ha sido implementada para heredar una parte de la tecnología RemoteFX integrada en el paquete de servicios de Windows Server 2008 R2. Este componente hace posible la virtualización de la GPU en el servidor, permitiendo así acceder a gráficos en 3D desde el escritorio virtual.

Pero esto no es todo. El SP1 también corrige un fallo que se produce en ocasiones al transferir sonido a través del enlace HDMI, los problemas que aparecen al imprimir documentos XPS que combinan páginas en orientación vertical con apaisadas y, por último, ofrece un soporte mejorado de los servicios que emplean la especificación WS-Federation (Web Services-Federation).

Pasos para desinstalarlo

Es poco probable que un usuario que ha decidido instalar este paquete se vea obligado a eliminarlo de su sistema debido a que no deja una «huella» demasiado evidente. Aun así, en determinadas configuraciones del hardware o con algunas aplicaciones específicas podría aparecer algún inconveniente.

Este escenario, a pesar de ser poco probable, no es imposible, por lo que podría ser preciso desinstalar el SP1 hasta que el contratiempo haya sido subsanado. En este sentido, podemos eliminarlo de nuestro PC de dos formas. La primera, la opción más sencilla, requiere acceder a Inicio/Panel de control/Programas y características y hacer clic en el enlace Ver actualizaciones instaladas, alojado en la esquina superior izquierda de la ventana.

Windows 7 SP1

Después, solo tenemos que pinchar en la entrada Service Pack para Microsoft Windows (KB976932) y, por último, en Desinstalar. La otra manera de eliminarlo consiste en introducir el comando wusa.exe /uninstall /kb:976932 en el intérprete de comandos con privilegios de administración. Para iniciarlo, solo tenemos que introducir la orden cmd en Inicio/Buscar programas y archivos.

Aquellos usuarios que han instalado el SP1 en una máquina equipada con Windows 7 que carecía de este paquete de servicios no deberían tener ninguna dificultad para desinstalarlo. Pero en los equipos con el SP1 preinstalado será imposible eliminarlo. En cualquier caso, si tenéis alguna laguna acerca de la forma de abordar este proceso, no dudéis en consultar el foro que Microsoft ha dedicado al SP1 (http://social.technet.microsoft.com/Forums/en/w7i tproSP/threads).

Windows 7 SP1

Es posible desinstalar el SP1 en aquellas máquinas que no lo incorporaban inicialmente recurriendo al módulo Programas y características del Panel de control.

Los primeros problemas reportados a la compañía y las soluciones dadas

Algunos usuarios han comunicado a los ingenieros de Microsoft, a través del foro de soporte, varias incidencias que impiden la instalación o el correcto funcionamiento del SP1 en algunas máquinas. Han denunciado errores del sistema, pérdida de la conexión a Internet, la desaparición de los paquetes de lenguaje y dificultades para iniciar el sistema operativo, entre otros contratiempos.

No obstante, el más común es la aparición del error con código 0x800F0A12 al intentar instalarlo. Este fallo se produce debido a que el módulo de instalación del SP1 no puede acceder a la partición del sistema. Suele ocurrir en máquinas en las que conviven Windows y Linux y, para resolverlo, lo único que debemos hacer es marcar como activa la partición reservada por el sistema operativo.

En cualquier caso, si tenéis algún problema para cargar el SP1, además de al foro de soporte de Microsoft, podéis recurrir a la biblioteca de incidencias de TechNet (http://technet.microsoft.com/en-us/library).